Borrar
Bañistas en la piscina del Helmántico, de gestión municipal. SH
Las piscinas municipales de Salamanca cambian de manos a una semana de abrir

Las piscinas municipales de Salamanca cambian de manos a una semana de abrir

Los problemas económicos de la concesionaria obligan a ceder el contrato de forma inmediata y en puertas de la temporada de verano que empieza el 8 de junio

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 30 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las piscinas municipales de Salamanca cambiarán de manos en puertas de la temporada de verano por la situación económica de la actual concesionaria, Clequali, que no puede hacer frente a la gestión y que va a ceder el contrato a otra empresa. El asunto ha explotado este jueves a falta de poco más de una semana para la apertura de la temporada de verano, que gestionará ya la nueva empresa.

Según ha explicado el Ayuntamiento de Salamanca, la Comisión de Bienes y Contratación analizará el próximo martes, 4 de junio, la autorización de la cesión del contrato de gestión de las piscinas municipales ante los problemas económicos que afectan a la empresa prestadora del servicio. La cesión saldrá adelante, pero abre incógnitas sobre lo que está ocurriendo con las piscinas municipales.

Según fuentes consultadas por este medio, la concesionaria atraviesa por problemas y podría acabar en una declaración de concurso de acreedores. Esto y un embargo notificado por la Agencia Tributaria al consistorio este mes de mayo han dado la alarma sobre la situación y el riesgo de verse sin estructura para abrir las piscinas en verano. Esta concesionaria ya ha cedido en los últimos meses otros dos contratos municipales que tenía con el Ayuntamiento de Salamanca.

Clequali se hizo con la gestión del contrato municipal de las piscinas no sin polémica en 2018, cuando precisamente fue favorecida con una cesión de contrato, en su caso por la adjudicataria entonces, la UTE Piscis. Posteriormente, subcontrató con otra empresa, Prointal, la contratación de personal. Y hace unos años asumió la gestión de la piscina del Helmántico que fue cerrada casi nada más empezar la temporada de verano.

Este contrato ronda el millón de euros de canon anual y ha sufrido dificultades por el aumento de los costes vinculados a la energía. De la concesión dependen todas las piscinas municipales, que han recibido cuantiosas inversiones, y sobre cuyo estado de mantenimiento hay serias dudas, algo que ya provocó en su día el denominado 'caso piscinas', que obligó a una fuerte inversión por el deterioro acumulado tras años de falta de mantenimiento.

Cambio en cuatro días

Según fuentes municipales, la cesión es inmediata, por lo tanto la nueva empresa asume la gestión durante la temporada de verano que arranca el 8 de junio en varias instalaciones, pero el dictamen para la cesión no se verá hasta el 4 de junio y después hay que aprobarlo. El cambio de empresa permitirá garantizar la prestación del servicio en las piscinas municipales con total normalidad, preservando los derechos de los usuarios y de los trabajadores.

El servicio de las piscinas municipales conlleva la gestión de ocho complejos acuáticos, cinco de ellos de verano y tres, climatizados. Las piscinas municipales atienden anualmente a una media de más de 50.000 usuarios mensuales, entre los abonados al servicio, las entradas puntuales y los cursillistas, siendo el servicio deportivo más importante que ofrece el Ayuntamiento, pues es el que más accesos y tráfico total de personas genera (en el año 2023 se contabilizaron más de 600.000 accesos).

La plantilla media para atender el servicio es de 120 empleados en nómina entre personal técnico deportivo, administrativo, limpieza y mantenimiento, pero llega hasta las 200 personas en verano.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios