Borrar
Vías de la línea Ruta de la Plata, cerrada desde 1985. L. Calleja
El pliego del Tren Ruta de la Plata insiste en la Red Global y lo postergaría a 2050

El pliego del Tren Ruta de la Plata insiste en la Red Global y lo postergaría a 2050

El documento con las condiciones para realizar el estudio de viabilidad del proyecto no hace referencia alguna a su inclusión en la Red Ampliada, como aprobó el Parlamento Europeo, que reducirá los plazos en diez años

Isidro Serrano

Salamanca

Miércoles, 27 de septiembre 2023, 20:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Recelo y preocupación, pero ganas de seguir peleando. Esas son las palabras con las que podría definirse el estado de ánimo de las entidades, instituciones y personas que reclaman la recuperación del ferrocarril de la Ruta de la Plata y en especial el tramo Plasencia-Salamanca, tras conocerse que tanto en la memoria como el pliego de condiciones de la licitación del contrato de servicios para la redacción del estudio de viabilidad de la conexión ferroviaria Plasencia-León se sigue insistiendo en que este corredor pertenece a la Red Global de la red transeuropea, y hace referencia al Reglamento (UE) Nº 1315/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de diciembre de 2013 sobre las orientaciones de la Unión para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte.

Esta referencia en los dos documentos más destacados de la licitación del contrato para el estudio de viabilidad, que el El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) realizó el pasado lunes, podría suponer, aunque habrá que esperar a que se tome alguna resolución al respecto que el Gobierno de España no tiene previsto atender a la propuesta del Parlamento Europeo que decidió apoyar por unanimidad la enmienda presentada por el Grupo del Partido Popular Europeo para incluir el tramo ferroviario Plasencia-Astorga en la Red Básica Ampliada de la de la Red Transeuropea de Transporte. La inclusión o no de este tramo ferroviario en la red ampliada supone 10 años más en los plazos de ejecución del proyecto si al final de decide que es viable, es decir, que en vez de que las obras estuviesen terminadas antes de 2040, se pudiesen postergar hasta 2050.

Este posibilidad de que el proyecto acumule un nuevo retraso ha puesto en alerta a la plataforma Corredor Oeste- Ruta de la Plata, que el pasado lunes, el mismo día en que se anunciaba la licitación, participaba en Plasencia en el acto de presentación del informe elaborado por el Consejo Económico y Social de Extremadura sobre 'La Vía de la Plata en el contexto del Corredor Atlántico'. Según este movimiento, «el lunes fue otro día importante para el ferrocarril Ruta de la Plata. Lo defendimos con fuerza, indicándole a políticos, sindicatos y empresarios que la defensa no es solo un día, hay que seguir trabajando duro y a diario. Sin el trabajo constante de difusión del ferrocarril Ruta de la Plata, el informe del CES hubiese pasado desapercibido y la mayoría de los asistentes no le habrían prestado atención».

Desde el Corredor Oeste-Ruta de la Plata aseguran que el estudio de viabilidad es algo importante «pero empezaremos a creérnoslo cuando la ministra Raquel Jiménez diga públicamente que hace suyo el proyecto del ferrocarril de la Ruta de la Plata y más ahora que España preside la Comisión Europea, y actúe como con el Corredor Mediterráneo, sobre el que está dando noticias positivas todos los días».

Pero además, reclaman su implicación a la sociedad civil, a los empresarios y las instituciones, porque «algo tan importante como es este proyecto, necesita más actores y menos espectadores. Aprendemos mucho del Corredor Mediterráneo, realmente es una organización empresarial dirigida por Josep Boira. Nosotros con cero euros hemos llegado hasta aquí, pero necesitamos ayuda para que este proyecto no se vuelva a enterrar».

Qué dice el pliego de la licitación

El pliego de condiciones hecho público el lunes detalla la situación actual del corredor entre Plasencia y Astorga, que divide en cinco tramos, tres de ellos vinculados a la provincia de Salamanca, con Béjar y la capital del Tormes como protagonistas. Propone una serie de actuaciones en función de los tramos ahora operativos y las infraestructuras existentes. Exactamente afirma, en el epígrafe trabajos a realizar, que «consiste en un análisis de la viabilidad del corredor ferroviario Plasencia - León, apto para tráfico mixto. Dicho corredor tendrá, como punto de partida, la antigua línea ferroviaria Plasencia – Astorga, fuera de servicio desde el año 1985. Por tanto, se analizará la viabilidad de un nuevo eje ferroviario transversal, que conectaría con la red ferroviaria existente y planificada no solo en sus puntos de inicio y final, sino en los posibles cruces con otros corredores radiales, como ocurriría en el paso por Salamanca y Zamora».

Además añade que «si bien la elaboración de alternativas de trazado para el corredor ferroviario propuesto tiene un ámbito restringido al trayecto entre Plasencia y el ámbito de León, el estudio funcional y de demanda a realizar debe incluir un ámbito mayor, prácticamente la mitad oeste peninsular, pues debe analizar la posible captación de tráficos a otros corredores ferroviarios, fundamentalmente, Madrid – Cádiz/Huelva, Madrid – Salamanca – frontera portuguesa y Madrid – Galicia / Asturias».

El pliego de condiciones sigue insistiendo en que «se trata de plantear una línea compatible con tráfico mixto: viajeros y mercancías. Se deberán tener en cuenta las características de los estudios que se encuentren en fase de planificación, las posibles conexiones con la red convencional existente, y las terminales de mercancías y plataformas logísticas existentes y planificadas en el ámbito del estudio, que puedan actuar como generadoras de tráficos de mercancías. Se deberán tener en cuenta las prescripciones sobre necesidad de vías de apartado para trenes de 740 metros, acordes con la Red Transeuropea».

Además, se asegura que aún está por determinar la velocidad de los trenes, si se tratará de una línea de vía única o vía doble, y también se estudiará el planteamiento de estaciones o apeaderos intermedios además de las de inicio y final de la línea, en función de la demanda prevista, para establecer los escenarios de explotación incluyendo las frecuencias, tiempos de recorrido, etcétera. Y también se afirma en este documento que «será preciso incluir un análisis de rentabilidad, tanto financiera y socioeconómica, para cada una de las alternativas planteadas en el estudio, y que deberá garantizar la sostenibilidad económica de la actuación, siendo uno de los factores a considerar en la comparación y selección posterior de alternativas».

Según la documentación hecha pública por el Mitma, el presupuesto para la realización del estudio de viabilidad es de casi un millón de euros y tiene un plazo de ejecución de dos años. Las empresas interesadas tienen hasta el día 23 de este mes para presentar ofertas. A partir de esa fecha y una vez publicado en el Diario Oficial de la UE, habrá que esperar a que la decisión sobre qué empresas será la que ejecute el estudio no se demore.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios