Borrar
Plano de la rampa y estudios del estado y épocas de la muralla. SH
La puerta cerrada 200 años en la muralla de Salamanca que resurge con fondos europeos

La puerta cerrada 200 años en la muralla de Salamanca que resurge con fondos europeos

Aprobado el proyecto y licitado el contrato para la restauración de un tramo de 32 metros de la cerca salmantina y hacer una rampa de acceso al cerro de San Vicente

Félix Oliva

Salamanca

Sábado, 8 de junio 2024, 10:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Reabrir el antiguo portillo de San Vicente, uno de los desaparecidos de la antigua muralla de Salamanca, costará 475.000 euros que se pagarán con fondos europeos. El proyecto contempla no sólo la nueva puerta en la cerca, sino una ramapa para salvar el desnivel entre lo alto del cerro y el paseo de San Vicente y convertir este punto en accesible.

La idea permitirá recuperar este paso que se cegó hace 200 años tras repeler la invasión napole

La idea de recuperar este antiguo acceso ha dado pie a un estudio minucioso de la muralla en este punto, aunque presupuestariamente la mayor parte de la partida va para la nueva rampa. El tramo afectado tiene 32 metros de largo, 7 metros de altura media y un espesor de entre 50 y 80 centímetros que va variando; se contempla la restauración de la Cerca Medieval que afecta a sus lienzos, y que tendrá asociado un trabajo de lectura de paramentos y seguimiento arqueológico de las actuaciones.

El proyecto, conocido hace semanas, tiene ahora presupuesto y pliego de condiciones y se ha licitado para ejecutarlo en los próximos meses. El plazo para realizar ofertas termina a principios de julio y las obras deberían estar listas en 8 meses, sin posibilidad de prórroga.

El plan contempla una actuación completa en una franja de terreno en la que lindan el edificio del colegio mayor Hernán Cortés y el cerro de San Vicente, para lo que ha sido necesario un acuerdo con la Universidad de Salamanca. La actuación consta de varias partes y la principal, que no única, es la reapertura del portillo.

  1. La muralla

    Estado y composición

Del estudio de la muralla ha resultado importante información sobre su estado y actual composición. Está formada por fábricas de varias épocas y a base de diversos materiales; los restos más antiguos son de la edad de hierro, pero también los hay de los siglos XII y XIII, época medieval, y a partir del siglo XV con fábricas contemporáneas. En cuanto a los materiales, hay sillería, mampostería, ladrillos y una parte de roca natural sobre la que se asienta lo que fue una estructura defensiva. En el esquema inferior se pueden apreciar las épocas.

En el estudio del tramo, en la imagen superior, se han detectado también las principales patologías que sufre, desde humedades en su parte alta a suciedades, vegetación, grietas, materiales inadecuados, pérdida de rejuntados, descalces o restos de construcciones.

  1. El portillo

    Un acceso cegado

El proyecto municipal afecta a uno de los sectores del parque arqueológico y plantea la rehabilitación y apertura del antiguo portillo. El objetivo es recuperarlo, lo que implica la reapertura de un hueco en la muralla, de una medida de dos metros de ancho por cuatro de alto.

Reabrir el portillo de San Vicente, un antiguo acceso al cerro, supone recuperar un paso que se cegó hace 200 años tras rechazar la invasión del ejército francés al barrio del mismo nombre durante la estancia de tropas francesas por la guerra de la Independencia, que tuvo en Salamanca uno de sus escenarios. El proyecto permitirá recuperar este lugar y, de paso, habilitar un acceso al cerro a través de una rampa de tres tramos.

El portillo fue uno de los accesos al convento de San Vicente, uno de los edificios fortificados con los que contaba la ciudad a principios del siglo XIX. Fue utilizado por las tropas francesas para mantener una guarnición y resisitir al asedio británico. El convento fue destruido durante la contienda.

El proyecto define donde se abrirá de nuevo este portillo perdido hace dos siglos, en un punto próximo al límite con el colegio universitario, aprovechando una franja de unos 500 m2 donde se levantará la rampa en tres tramos.

  1. La rampa

    Tres tramos

Una vez abierto el portillo, se contempla la ejecución de una rampa de tres tramos en un desnivel del 6% que salva una diferencia de altura de seis metros hasta la parte superior del parque arqueológico. También contará con una escalera como alternativa. Rampa y escalera unirán el paseo de San Vicente y la calle del mismo nombre en la zona elevada del cerro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios