Borrar
Instalación de una gran grúa en la calle Rúa Mayor. SH
Quejas en bares y comercios de la Rúa por el corte de la calle

Quejas en bares y comercios de la Rúa por el corte de la calle

Titulares de negocios lamentan que la instalación de una grúa les haya dejado sin terrazas y sin paso de gente en todo el horario comercial: no descartan reclamaciones

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 22 de junio 2023, 12:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los empresarios de la Rúa Mayor han acogido con indignación el corte de la calle durante toda la jornada del jueves para instalar una gran grúa-torre necesaria para la reforma de un edificio. Las vallas y la maquinaria necesaria han ocupado durante toda la mañana un tramo importante de la calle más turística de Salamanca, lo que ha generado quejas entre comerciantes y hosteleros, que no descartan reclamaciones porque alegan que no se les ha avisado.

A primera hora de la mañana, la Rúa Mayor aparecía cortada al tránsito peatonal y de vehículos tal y como había anunciado a través de los medios el Ayuntamiento de Salamanca. El tramo entre la calle Felipe Espino y la calle Jesús estaba cerrado por la presencia de camiones y una grúa de gran tonelaje con motivo de las obras que se van a hacer en un edificio protegido que se va a convertir en apartamentos turísticos.

El resultado efectivo es que no se podía transitar en buena parte de la Rúa, desde su tramo inicial pasada la 'isla' hasta la casa de las Conchas. Señales recomendaban a los peatones dirigirse a otras calles para hacer el trayecto; se ha hecho por motivos de seguridad en los momentos en los que el cambión grúa utilizado alzaba las piezas de la grúa-torre, de gran tonelaje. El resto del tiempo sí se abría un estrecho pasillo que permitía pasar en fila india.

Mientras la enorme grúa instalaba las piezas de la grúa-torre, los comerciantes se arremolinaban en varios establecimientos y empezaban las quejas. Fundamentalmente, lamentaban que se fuera a mantener cerrada la calle al tránsito durante todo el horario comercial de la mañana, lo que iba a dejar sin clientes a los comercios y sin poner la terraza a varios establecimientos.

Posibles reclamaciones

Además, los afectados aseguraban que no habían sido convenientemente avisados y que sólo se les informó, el miércoles por la tarde, de que se intentaría acabar el montaje lo antes posible. El aviso lo hicieron tres agentes de la Policía Local que visiaron negocio por negocio a todos los afectados. La grúa estará en pie durante los próximos seis meses en la calle, frente a las ruinas del antiguo Hotel Universal.

El ambiente era de indignación y muchos no descartaban hacer reclamaciones patrimoniales por el daño que un día de corte completo podía hacer a sus negocios. Es habitual que comercios y establecimientos reclamen daños vinculados a las obras, aunque el Ayuntamiento de Salamanca suele rechazarlas; así lo hizo con todas las presentadas por el reciente cierre de Álvaro Gil y a pesar de que las obras se prolongaron, aunque con permiso, más allá de lo previsto.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios