Borrar
Las tiendas de regalos, Mary Cristy y Regalos José Álex López
La resistencia de las tiendas de souvenir en Salamanca: «Vas paseando por la Rúa y parece Madrid»

La resistencia de las tiendas de souvenir en Salamanca: «Vas paseando por la Rúa y parece Madrid»

El número de franquicias aumenta en las calles más céntricas, pero aún así las tiendas de recuerdos resisten. Algunas dicen adiós, otras buscan relevo y todas reivindican ayudas para «sobrevivir»

Miércoles, 13 de marzo 2024, 08:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

¿Están las tiendas de souvenirs de Salamanca en peligro de extinción? Desde que del escenario del casco histórico charro se borrara el mítico establecimiento situado en la Isla de la Rúa; la calle que da acceso a las catedrales, emblema y corazón de la capital, ha perdido un poquito más de su esencia. Además, sobre dos tiendas al final de la Rúa Mayor cuelgan dos carteles; 'liquidación por cierre' y 'liquidación por jubilación'.

«Me molesta ir paseando por la calle y que parezca Madrid en vez de Salamanca, es muy importante preservar el negocio local de la ciudad», reclama Mar Bejarano, dueña de tienda de 'La Ranita'.

Pasear, siendo de Salamanca, observando aquello que busca el turismo. Este medio ha querido recorrer una calle, tan turística como frecuentada por todo charro, en la que sí se observa un crecimiento del número de franquicias en detrimento de otros negocios locales. Aún así, la resistencia es evidente y para ello han tenido que renovarse, porque si no «te mueres de hambre».

Mar Bejarano siente Salamanca en cada una de las palabras que reivindican una flexibilización a la hora de preservar su negocio. Según confiesa llegó a perder el 80% de sus ventas de postales cuando se prohibió su instalación en la calle, algo no habitual en otras ciudades turísticas europeas. «El no poder exhibir nada nos merma, coarta la venta y tienes que reinventarte para poder sobrevivir». Esa es la clave, poder sobrevivir.

La tienda de souvenirs como tal en Salamanca se ha visto obligada a estirar su capacidad de ventas con el objetivo, sobre todo después de la pandemia, de no depender exclusivamente del turismo. «Hay que buscar nuevos métodos de ventas y así no desaparecer. El souvenir como tal tiende a eso, a desaparecer, quedar en un tercer plano. Mientras que veo en los periódicos como aumenta el turismo, el negocio del turismo está a la baja», explica.

Su opinión no difiere de la de Pepe de regalos Mimo, quien desde 1984 al frente del negocio ha decidido jubilarse este 2024. «He dedicado 40 años a la venta de regalos y puedo decir que esto ha cambiado mucho. Estamos de capa caída. Esto va cada vez peor. El turismo ha cambiado mucho. La gente viaja mucho y compra poco, de hecho, solo compran imanes y porque son de un euro. Diría que el 90% de ventas son de imanes y el resto un poco de todo. Antes vendías más», ha informado.

Tienda souvenirs en la calle la Rúa Álex López

Igualmente, critica la decisión de quitar los expositores de la calle, porque «la gente compra lo que ve, está clarísimo». Y más después de todo lo sufrido por la pandemia: «Fuimos uno de los más perjudicados. ¿A quién íbamos a vender? Sólo se compraban mascarillas, así que vendíamos mascarillas. Ganaba 5-10 euros al día«.

Tienda de souvenir o negocio dependiente del turismo

Azucena Hernández, presidenta de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja de Salamanca, considera que se debe flexibilizar el término souvenir de tal forma que se asocie a todos aquellos productos que puedan suponer un recuerdo para la persona que los compra. Es decir, cuya viabilidad dependa directamente del turismo. Cuando hablamos de souvenir a nuestra mente llega el típico llavero, postal o incluso sudadera de la Universidad de Salamanca pero, ¿es también un souvenir un queso charro, la filigrana salmantina o el jamón de Guijuelo? Según Hernández, sí, ya que «no viven del salmantino» y abre días festivos y domingos.

En cuanto a la «reinvención», también lo tiene claro. Mientras que no se cambie el «concepto» o la «esencia», seguirá siendo tienda de souvenir.

«Creo que hay mucho turismo, no estamos en peligro de extinción, pero sí es cierto que el artículo de venta ha cambiado. La gente compra por impulso, por detalle, artículos a los que no puedes acceder a través de una plataforma online. Está claro que somos pocos y yo estoy pensando en abrir otra tienda, pero totalmente diferente, porque el comercio evoluciona. Somos pocos, pero funcionamos. No somos las tiendas que se disfrazan de souvenir y en realidad son franquicias. Franquicias que están en todas las partes de España«, explica Jorge Buitrago de Regalos El Corrillo.

Lo que más se vende

Entrar en una de las tiendas de recuerdos supone embriagarte de la esencia de Salamanca. Se puede casi oler. Abanicos con la catedral, sudaderas de la universidad o pulseras con el botón charro, Salamanca en toda su potencia.

Sin embargo y como cuentan los propios dueños del negocio, hay productos que han pasado de moda, como son los platos decorativos o las espadas, mientras que hay otros que se venden mucho más: imanes o llaveros. Afirmaba Pepe, que llegan a suponer el 90% de sus ventas. También Jorge Buitrago, dueño de la tienda de recuerdos, quien apunta también a los símbolos como el botón charro o la rana.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios