Borrar
Los aspersores situados junto a los huertos urbanos riegan también el carril bici. Álex López

Salamanca despilfarra agua por el estado de los sistemas de riego de muchos jardines

Aunque el Ayuntamiento ha implementado sistemas de telegestión y capta agua del Tormes como medidas de ahorro, FEVESA afirma que hace falta un mantenimiento continuo para que no pasen semanas sin que se corrijan problemas que hacen perder miles de litros

Ana Carlos

Salamanca

Sábado, 19 de agosto 2023, 20:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A las doce del mediodía y como si de una ducha se tratase, el agua de los aspersores cae sobre el carril bici de la avenida del Padre Ignacio Ellacuría, junto a los Huertos Urbanos. Peatones y ciclistas se retiran molestos, evitando el chorro en movimiento que llega hasta la franja de césped del otro lado. No todos lo consiguen y al mojarse algunos expresan su enfado con interjecciones contundentes. No se trata de un ejemplo aislado, a lo largo de estas líneas contaremos nueve más.

Si las sequías cíclicas siempre han formado parte de los veranos salmantinos, cada vez son más frecuentes. Recordar que el agua es un bien escaso que hay que ahorrar es una obviedad. El Ayuntamiento de Salamanca es consciente de ello y de vez en cuando realiza campañas y llamamientos para el ahorro del agua. También publicita cada mejora realizada para lograr ese objetivo.

Hace un año el Consistorio anunciaba que continuaba poniendo en marcha medidas para propiciar el ahorro de agua en la ciudad, tras cinco años de acciones en ese sentido que habían permitido el ahorro de 7.600 millones de litros de agua, equivalentes al consumo de 20.000 habitantes en ese mismo periodo de tiempo.

Una de las principales medidas de ahorro de agua es el sistema de telegestión del riego que poco a poco avanza por la ciudad y abarca a más de la cuarta parte de las zonas verdes. Según los cálculos del Ayuntamiento, permite reducir el consumo de agua hasta el 40%.

En concreto, con los cambios existentes en la actualidad considera que en seis meses se ahorran 10.000 metros cúbicos de agua con este sistema, es decir 10 millones de litros.

Además, hace un año también se licitaban las captaciones de agua del río en el parque Fluvial (para regar el mismo y el Elio Antonio Nebrija) y junto al Puente Romano. Posteriormente dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) TORMES+ se realizaron otras tres captaciones para economizar el riego en los Huertos Urbanos urbanos y sus alrededores, para las zonas verdes de la ribera en Tejares, Chamberí y para el barrio de Huerta Otea, (incluida en el proyecto de renovación del parque botánico).

Revisiones al inicio de la temporada de riego

Al inicio de la temporada de riego, se realiza una revisión del sistema de riego y los aspersores, tal y como informa el Consistorio, que añade que después se revisa «puntualmente y en función de incidencias», pero sin concretar con qué periodicidad. En cualquier caso, apunta que los ciudadanos pueden dar aviso para que la empresa adjudicataria del servicio pueda resolver estos problemas en el teléfono 010.

Sin embargo, a diario podemos comprobar cómo se despilfarra agua en los jardines públicos de la ciudad a causa de alguna avería pero, especialmente, desajustes. Se puede comprobar en las imágenes y vídeos que hemos recopilado. La telegestión no garantiza por sí misma que todo vaya bien.

El paso de perros, personas, niños, máquinas cortacésped, el vandalismo o la propia presión del agua pueden hacer necesarias reparaciones o ajustes, tal y como reconoce el Ayuntamiento. Desde la Federación de Asociaciones de vecinos de Salamanca (FEVESA), por su parte, se preguntan por qué motivo no se chequea y mantiene constantemente.

El problema citado en avenida de Ignacio Ellacuría (también se pierde agua en la rotonda de la herradura) es un caso llamativo. Con el dinero del Tormes+ invertido en la zona, al menos se espera que el resultado sea tan cuidado y sostenible como el Ayuntamiento promociona desde Savia, tal y como critican desde la organización vecinal.

Aunque allí el riego se haga con agua captada directamente del río no es motivo para desperdiciarla, sin contar con el riesgo de caída para los ciclistas que supone el carril encharcado.

Incidencias en distintos barrios

El jardín de los Gozos y las Sombras, junto al paseo de Torrente Ballester, en Garrido, es otro ejemplo de ineficiencia. El agua corre en pleno día por la acera para disgusto de los vecinos. Porque si en otros aspectos la sensibilización y la educación ambiental todavía tienen que calar más en la población, en este tema los ciudadanos están bastante concienciados y no ocultan su malestar.

En el barrio de Vistahermosa, en la calle Cordel de Merinas, a pleno sol, los difusores dejan constantemente caer algo de agua a la acera, gota a gota. Al final se producen regueros que empapan todo el ancho de acera durante un buen tramo.

También los adoquines de la plaza de Fray Luis de León se encharcan por el riego que escapa del parterre.

La mediana de la avenida de la Aldehuela, en la zona del DA2 y relativamente cerca de la comisaría de la Policía Local, es otro punto que tiene los difusores desajustados y el asfalto muestra el malgasto de agua. Lo mismo sucedía en la carretera de Ledesma, sobre el puente, aunque quizá tras las obras de esta avenida (que han incluído la eliminación de parte de este tramo de césped) el asunto quede subsanado.

En el parque Miguel Delibes, entre el arroyo del Zurguén y la calle de Buenaventura, un aspersor riega las baldosas que forman un camino en curva por medio del césped. Es parte de su recorrido como en el caso de los Huertos.

Más ahorro, pero más difícil de detectar por la noche

Hay otros ejemplos que son más difíciles de detectar por gran parte de los ciudadanos (y fotografiar), como el riego de la rotonda de San Juan Bosco, ya que funciona de madrugada. Ahí también se moja innecesariamente el asfalto. Si bien es un horario que ayuda al ahorro de agua, porque no se evapora tanto como por el día, es más difícil de detectar por los vecinos para dar aviso.

También se riega la calzada por la noche por en la avenida de Portugal junto al paseo de la Estación, por los difusores de la mediana. Y la misma queja se registra en la salida del cementerio, por Luis de Camoens y Fernando Pessoa.

A pesar de la nocturnidad, hay vídeos grabados la calle Maestro Eslava, en San José, donde o los aparatos cortacésped o los vándalos se han llevado por delante dos puntos de riego y el agua sale a chorro cada noche desde hace semanas, tal y como denuncian los vecinos indignados.

En este caso no sólo se está perdiendo una enorme cantidad de agua cada noche, sino que ésta apenas llega al césped, que se encuentra casi seco en ese punto.

Pero no todas las averías o desajustes pasan inadvertidas o tardan por obtener una solución. En la avenida de Alfonso IX de León también el agua salía del parterre y corría cuesta abajo por el asfalto y el problema ya ha sido corregido por la empresa adjudicataria.

Malestar entre los vecinos

Desde FEVESA, afirman que el derroche de agua es lamentable especialmente en tiempos de sequía y más cuando otros espacios verdes, maceteros y muros vegetales se secan porque no reciben el riego necesario. Lamentan que se pierda agua y en cambio haya solares en Pizarrales que podían aprovecharla y no tienen riego para albergar algo más que unos árboles y vegetación espontánea, por ejemplo.

Entienden que en las praderas de césped hay que asegurarse de que el aspersor llega a todos los rincones y por eso a veces se puede escapar algo de agua, pero consideran que demasiadas veces no se trata solo de eso. La Federación afirma que el problema es una falta importante de mantenimiento, especialmente en las zonas más antiguas.

Por recordar otro caso, recuerdan que la asociación vecinal de Tejares denunció reiteradamente el fallo del riego de un árbol en el que durante meses no dejó de correr el agua. Finalmente se corrigió el problema y aunque aseguran que desde el Ayuntamiento afirman que el árbol sigue vivo, los vecinos no tienen claro si esto es cierto o no y que habrá que esperar a comprobarlo al año que viene.

Por ello, denuncian que «resulta incongruente que el Ayuntamiento se esté gastando una millonada con tanta Savia, tanto Tormes+ y el LIFE Vía de la Plata, que nos traigan a personas a dar un montón de charlas contando cómo hay que hacerlo bien y luego no lo sigan ellos a pies juntillas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios