''MeteoYayi'' consulta uno de los mapas de predicción del tiempo. / sergio valdés

Reportaje

'MeteoYayi', un apasionado por el estudio del tiempo atmosférico: «La meteorología es mi vida»

Víctor Jiménez es un joven salmantino apasionado de la meteorología. Padece una distrofia muscular y su sueño es poder dedicarse plenamente a la información meteorológica. La ciencia y las redes sociales, los pilares fundamentales para lograrlo

Sergio Valdés
SERGIO VALDÉS

¿Quién no echa un vistazo, en algún momento de su día, a la previsión del tiempo en la zona en la que reside o en el lugar al que va a viajar próximamente? Es un gesto tremendamente habitual. Y también lo es ofrecer la información meteorológica a través de cualquier medio de comunicación. Los periódicos la ponen a disposición de sus lectores, los informativos radiofónicos la incluyen desde primera hora de la mañana en sus emisiones... y también están los autodidactas que sienten pasión por saber el tiempo que hará a algunos días o semanas vista.

Víctor Jiménez (Salamanca, 1999) es uno de estos forofos, desde pequeño, de analizar y prever el tiempo que hará en cualquier zona, especialmente en la provincia de Salamanca. Se hace llamar ''MeteoYayi'' y tiene su propia página web con ese mismo nombre, su repercusión a través de las redes sociales ha crecido en los últimos meses, especialmente a raíz de la pandemia del covid, y convive con su pasión meteorológica y también con una distrofia muscular que, para nada, le aleja de lo que más le gusta: estar pendiente de cada nube, de cada gota de lluvia que llega a Salamanca para poder trasladar esta información y, quien sabe, vivir algún día de ello.

Meteorólogo autodidacta

''Yayi'' recibe a Salamancahoy en su domicilio de la capital charra. Vive con su familia y, en concreto, son sus padres los que relatan a este periódico lo orgullosos que están de la pasión que tiene el joven. «Ya que no puede jugar al fútbol, o hacer otras cosas... esta es su pasión, y a nosotros nos encanta», explican amablemente. Pero no solo sus padres y su hermana forman parte de su día a día. También una cantidad de modelos atmosféricos de predicción, datos de estaciones meteorológicas y grupos de whatsapp con amigos y usuarios de sus predicciones.

Víctor deja claro que es autodidacta. Por su enfermedad no ha podido estudiar, por el momento, la carrera de Geografía (su pasión cuando estudiaba la educación básica), pero tiene claro que sería lo que ocuparía su tiempo de poder continuar su formación. De pequeño sentía casi obsesión por la formación de las nubes, y por las precipitaciones. «A nosotros, la ropa, nunca se nos moja», relatan sus padres entre risas. Y así continúa siendo.

Prueba de que Víctor se inclina totalmente por los datos es que adquirió una estación meteorológica profesional

Le preguntamos al joven si le gustaría vivir de ofrecer la información meteorológica a través de las diferentes redes sociales. «Estaría bien monetizarlo, poco a poco, aunque es complicado. Tampoco me obsesiona», explica el salmantino. Mientras, se va haciendo un hueco entre los aficionados de todo el país que pronostican, a través de los modelos europeos o americanos de predicción, el tiempo que hará próximamente. Con una premisa bien clara: la ciencia es la base, absoluta, de la predicción del tiempo y solo con ella se puede conocer qué pasará en el futuro.

Prueba de que Víctor se inclina totalmente por los datos es que adquirió una estación meteorológica profesional. La herramienta la tiene ubicada en su parcela, a unos kilómetros de Salamanca, y le suministra desde la temperatura ambiente a todo tipo de datos, más técnicos, sobre el tiempo que en ese momento (y también históricamente, gracias a los registros) hace en ese punto. La consulta frecuentemente.

Estación meteorológica de Víctor Jiménez, ''MeteoYayi'' / FOTOGRAFÍA CEDIDA POR VÍCTOR JIMÉNEZ

Las predicciones no científicas y las cabañuelas

Los fenómenos atmosféricos cada vez más virulentos (incendios voraces en Salamanca, calor más extremo, lluvias y tormentas más torrenciales, la borrasca Filomena, etcétera) preocupan a la población. ''MeteoYayi'' nos indica que, en base a los datos de su web y de sus redes sociales, en los últimos meses «ha habido un ''boom'' tremendo por la información meteorológica. La gente cada vez se interesa más por el tiempo que va a hacer a su alrededor, y por lo que está pasando», considera Víctor.

No lo asocia directamente a la cantidad de informaciones en torno a la crisis climática, pero incide de nuevo en que, desde luego, los datos científicos demuestran claramente que hay «un calentamiento global evidente». Por eso tuerce el gesto cuando Salamancahoy le pregunta por predicciones antiguas que no están basadas en la evidencia científica, caso del método de las cabañuelas... y pide que los medios de comunicación hagamos cierta autocrítica al dar voz a ciertos personajes y a estos métodos no basados en los datos reales.

«Con las cabañuelas de Burgos, por ejemplo, es imposible saber el tiempo de Madrid. Y es imposible prever qué día concreto se va a dar un fenómeno como la borrasca Filomena», que provocó grandes incidentes también en la provincia de Salamanca. «Soy muy crítico, y más aficionados que estudiamos la meteorología también. Las cabañuelas es algo cultural, tradicional... pero fiabilidad, poca, y se le da un bombo desde los medios que es exagerada», sentencia Víctor Jiménez.

«Soy muy crítico, y más aficionados que estudiamos la meteorología también. Las cabañuelas es algo cultural, tradicional... pero fiabilidad, poca, y se le da un bombo desde los medios que es exagerada»

Víctor Jiménez

Meteorólogo aficionado

Yendo a lo personal, ''MeteoYayi'' no separa el estar pendiente del tiempo respecto a su día a día normal: «Esto es mi vida», dice con convicción. Consciente de su situación personal, también se ha preguntado alguna vez si, de no vivir con la distrofia, sería tan apasionado de la meteorología. «A lo mejor no, si no tuviera esta enfermedad rara quizá pasaba del tiempo... me habría gustado ser futbolista, me gusta mucho», comenta.

¿Qué pensaba tu familia, tu entorno, cuando tu afición fue creciendo?, le planteamos al joven. «Al principio, te ven un poco extraño, piensas que estás majara... pero cada vez hay más gente a la que le gusta saber y estudiar el tiempo que va a hacer. Esto es mi vida», concluye Víctor Jiménez, ''MeteoYayi'', mientras vuelve a consultar los datos que, en tiempo real, le ofrece la aplicación de internet de su estación meteorológica personal, a unos kilómetros de la capital salmantina. Al fondo, unas amenazadoras nubes cargadas de lluvia se ciernen sobre Salamanca.