Borrar
Cámara del semáforo averiado. JM García
La solución al semáforo inteligente de Salamanca que falla: test y recalibrado para evitar esperas

La solución al semáforo inteligente de Salamanca que falla: test y recalibrado para evitar esperas

La instalación ha sufrido una avería por la tormenta del pasado domingo y acumula quejas por las colas que provoca, de coches y de peatones, por su sistema de funcionamiento que será ajustado

Félix Oliva

Salamanca

Viernes, 10 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Ayuntamiento de Salamanca comprobará el funcionamiento de sus semáforos inteligentes de la avenida de Lasalle y lo calibrará para reducir los tiempos de espera tras la última avería que ha sufrido esta tecnología, instalada en cuatro pasos de peatones en la salida de la ciudad. Uno de los semáforos no ha funcionado correctamente por culpa de una tormenta, aunque hace semanas que todo el sistema acumula quejas por las largas esperas y las colas que se producen, de coches y peatones indistintamente.

Esta semana, el equipo de Salamancahoy ha podido comprobar el funcionamiento del primer semáforo con inteligencia artificial. Durante la mañana del lunes, y mientras se elaboraba un reportaje, se pudo certificar una espera de más de nueve minutos para cruzar un paso de peatones. En concreto, se trata del que está en la bajada de Vistahermosa, en la carretera de Vecinos.

Desde entonces, este medio ha consultado al consistorio sobre un posible mal funcionamiento de este semáforo que funciona aplicando inteligencia artificial para regular sus fases de rojo a verde para peatones y vehículos. El sistema, integrado por ocho cámaras, dos en cada uno de los cuatro pasos de peatones del entorno de la avenida de Lasalle, fue instalado en un contrato de 80.000 euros. Son parte del arsenal de cámaras repartidas por la ciudad que ha incrementado su presencia y las usa también para un sistema de prioridad de los buses y para el acceso de ambulancias a Urgencias.

Según confirman desde el consistorio, existió una avería puntual el domingo pasado a causa de la tormenta que se arregló, según fuentes municipales, casi de inmediato y después de eso no hay constancia de ningún otro problema. El semáforo estaba averiado todavía el lunes y este medio fue testigo de la llegada de una furgoneta de la concesionaria de la señalizacion semafórica para comprobar el mal funcionamiento.

Desde el consistorio añaden que, independientemente de la avería puntual, seguirán las comprobaciones y los testeos para detectar cualquier anomalía o realizar calibraciones oportunas para reducir los tiempos de espera. Y es que el funcionamiento del sistema es desconcertante para muchos usuarios.

Así funciona

El sistema funciona con la detección de peatones mediante cámaras instaladas en cada uno de los pasos de cebra que detectan a peatones que llegan para cruzar; se incluyen sensores de presencia de vehículos. El sistema integra la inteligencia artificial avanzada y análisis de video para la detección y conteo de personas.

En función de los datos obtenidos por las cámaras, y según el pliego de condiciones, es posible actuar sobre la regulación semafórica adaptándola a la demanda de peatones existente en cada instante. Se prescinde de los pulsadores en favor de un sistema que se adapta a las necesidades reales y concretas.

Las cámaras también permiten realizar aforos de peatones, de manera que se puedan estudiar los datos para poder hacer ajustes en la programación del regulador, por ejemplo dar más tiempo en determinados momentos en los que el número de peatones es muy alto o si el uso de los pasos es muy alto por parte de personas de avanzada edad, y mejorar la seguridad, que es uno de los motivos de su instalación.

Según la teoría, están siempre en fase verde para los coches hasta que las cámaras captan a los viandantes. La instalación busca siempre conseguir la mayor fluidez del tráfico posible. Tras una espera, pasan a verde para los peatones. Sobre el papel, muy simple: llega el peatón, la cámara lo ve y le pone el semáforo en verde.

El sistema está causando algunos problemas. Hace semanas que hay quejas y los grupos políticos las han presentado por las colas de conductores y por las esperas de los peatones. Lo que ocurre tiene que ver con su dinámica de funcionamiento.

Es similar al de un semáforo con pulsador. Al peatón que llega, las cámaras lo detectan y pasan su semáforo a verde para poder cruzar y a rojo para los coches. Pero si al poco tiempo llega otro peatón, no se pone otra vez en verde de inmediato porque una de sus funciones es dar fluidez al tráfico, por lo que pasarán unos minutos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios