Mapa de precio de alquiler por barrios. / SH

Vivienda

La subida de los alquileres en Salamanca complica el pago del piso en los barrios modestos

El aumento de precio de la vivienda en alquiler dispara el esfuerzo financiero de las familias, que ya tienen que dedicar un 30% de sus ingresos a la renta: en Garrido, Pizarrales o el trastormes supera el nivel recomendable

Félix Oliva
FÉLIX OLIVA

La vivienda de alquiler sigue por las nubes en Salamanca. Un año más, vivir de renta se ha encarecido en la capital y en la provincia, un alza imparable que empieza a poner en serios aprietos a muchas economías. El resultado, que uno de cada tres salmantinos que vive de alquiler pone al límite su economía para pagar la vivienda, es decir, que destina más de un tercio de sus ingresos a sufragar la renta. Una situación que va por barrios, con Garrido, Aldehuela-Rollo, Pizarrales y trastormes como los que más problemas tienen.

El precio de la vivienda sigue imparable en Salamanca. El mercado es muy activo, con pisos que se venden o alquilan rápido y precios en constante subida. Según el último informe del Observatorio de Vivienda y Suelo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la renta media subió un 12,8% entre 2015 y 2020, con datos del Sistema estatal de referencia de precios del alquiler de vivienda, elaborado con archivos tributarios.

Para una vivienda de 87 metros cuadrados, la superficie media, la renta más habitual a finales de 2020 era de 450 euros, con una horquilla entre 377 a 545 euros. Son datos que coinciden con los de los principales portales inmobiliarios y que se han consolidado durante 2022.

El año pasado los precios del alquiler subieron en Salamanca un 6% y han vuelto a sus máximos en el global de la capital y en casi todos los barrios. Ahora mismo, un alquiler ronda los 9 euros/metro cuadrado de media en la capital, con diferencias de menos de dos euros/metro entre los barrios más caros y los más baratos.

Los pisos de centro-Gran Vía son los más caros, mientras que los de los barrios trastormesinos y la zona de Huerta-Otea y el campus son los más baratos. En el gráfico superior puedes consultar la diferencia de precios medios, para una vivienda tipo de 87 metros cuadrados.

Barrios con dificultades

Con este panorama, son muchos los inquilinos que tienen que forzar al máximo su economía para poder pagar la renta cada mes. Según el observatorio del ministerio y a partir de datos de Eurostat, la población sobreexpuesta que vive en régimen de alquiler en España supone el 40,9% en 2021.

En el caso de Salamanca, el esfuerzo para pagar el alquiler ha subido. El ritmo al que aumentan los precios supera el de la mejora de los sueldos y eso explica que haya que dedicar cada vez una parte más importante de los ingresos a pagar la renta mensual. En la provincia, la tasa de esfuerzo ha crecido casi tres puntos en el último año y, de media, una familia dedica el 31% de los ingresos del hogar a pagar el alquiler. En la capital ha subido un punto y medio y es del 29,6%.

En ambos casos, está muy cerca del nivel de esfuerzo financiero óptimo. Los expertos recomiendan no dedicar más de una tercera parte de los ingresos de la unidad familiar a pagar la vivienda, un límite que se roza de manera global en Salamanca provincia y capital, y que se supera en algunos barrios.

Con los datos de renta disponible de la Agencia Tributaria y los de precio del alquiler del ministerio y de los principales portales inmobiliarios, se puede comprobar que hay varios barrios muy afectados por la sobreexposición financiera a la hora de pagar el alquiler. En Aldehuela-Rollo, Garrido, Pizarrales y barrios del Sur los precios medios del alquiler desbordan la regla de no destinar más del 33% de los ingresos disponibles, combinación de los precios de la vivienda y de unas rentas bajas.

Pagar 669 euros al mes de media en Garrido supone dedicar más de 8.000 euros al año al pago del alquiler en un distrito donde la renta media es de 24.000 euros brutos. Lo mismo ocurre en Pizarrales, donde la renta anula de un piso medio se puede llevar más de 8.100 euros al año y los sueldos brutos rondan los 23.600 euros brutos, menos de 20.000 euros netos. Los 643 euros al mes que puede costar un piso de media en los barrios trastormesinos, 7.700 euros al año, también desbordan la economía de una renta media en esos barrios.