Borrar
Un perro disfruta del mayor parque canino, el del Baldío. A la izquierda el parque del Túnel de la Radio y un cartel de la zona. José Manuel García

32 parques caninos para casi 15.000 perros censados en Salamanca

Salamanca es la ciudad que más áreas habilitadas tiene para perros de Castilla y León

Laura Linacero

Salamanca

Jueves, 8 de junio 2023, 08:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El ocio no es exclusivo de las personas y cada vez los animales ganan más terreno en lo que a diversión se refiere. De hecho, Salamanca es puntera en Castilla y León en ofrecer tiempo libre de calidad a los perros y tiene habilitados hasta treinta y dos parques caninos en la capital, más que en ningún otro sitio de la comunidad. En los últimos ocho años se han habilitado la mayoría de ellos y a los dos primeros, el del Baldío y el parque de los Jesuitas, se han sumado otras treinta áreas hasta alcanzar los 150.974 metros cuadrados de espacio destinado a los canes.

Muchos vecinos demandaban este tipo de espacios para poder disfrutar con sus perros en espacios al aire libre y es que Salamanca es una ciudad que cuenta con muchos residentes perrunos: hasta 14.959 perros están censados en la Base de Datos del Sistema de Identificación de Animales de Compañía. Ante tanta demanda, el Ayuntamiento de Salamanca habilitó más zonas para el disfrute de los amigos de cuatro patas y sólo en el casco histórico ya hay cinco parques caninos.

Sin embargo, no todos tienen la misma dimensión. La mayoría son espacios pequeños que, no obstante, sirven para que las mascotas puedan correr, jugar y hacer sus necesidades. El área de recreo más grande de la capital es el Parque del Baldío, uno de los primeros en instalarse: 115.280 metros cuadrados destinados para que los perros tengan espacio suficiente para correr e interactuar con otros.

Este «paraíso» para los canes es, con diferencia, el más extenso. Le sigue el Parque de Valhondo, también con unas dimensiones considerables de 22.250 metros cuadrados. Suponen así un área de paseo y juego que cuentan además con bebederos para los perros, bancos para los propietarios de los animales así como recipientes de basura. Todos ellos tienen estas infraestructuras, incluso los más pequeños como el caso del parque las Islas Baleares, en la zona de Pizarrales, que tiene 255 metros cuadrados.

Como todo espacio público, tiene unas normas que han de ser respetadas tanto por los dueños, como por los perros que tienen que estar supervisados por estos. Con una huella como 'pizarra' para avisar a los usuarios de las zonas de la normativa, el Ayuntamiento de Salamanca advierte que «deben retirarse los excrementos de los animales y se advierte que de no hacerlo, podrán ser sancionados». Además, los animales considerados de razas potencialmente peligrosas deberán llevar bozal homologado y no podrán ir sueltos.

Beneficios del uso de los parques caninos

Este tipo de espacios trae consigo multitud de beneficios para los perros. Resultan un entorno adecuado tanto para la socialización con otros perros como con los propios humanos. Además, les permite enriquecer su día a día con nuevos olores y experiencias y mejorar su agilidad. En muchos casos, los perros no disponen del espacio que óptimo para moverse y estos parques son una alternativa para suplir estas carencias.

Por otro lado, les permite desplegar toda su capacidad comunicativa con otros perros que las correas en muchos casos impiden y sin el miedo de que puedan escaparse.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios