Borrar
La Plaza Mayor de Salamanca una mañana soleada de noviembre. Álex López
El noviembre más seco de la última década en Salamanca no compromete a los embalses

El noviembre más seco de la última década en Salamanca no compromete a los embalses

La temperatura más alta del mes ha sido de 21,6 grados aunque sorprende que, según la AEMET, aún no se haya registrado en la capital ninguna helada

Laura Linacero

Salamanca

Jueves, 30 de noviembre 2023, 20:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Especialmente seco, de los más cálidos y sin heladas. Así ha sido este noviembre atípico en Salamanca donde el cambio de armario se ha hecho derogar por unos valores situados por encima de la media. Tanto las máximas como las mínimas han resultado más altas de lo habitual aunque en ninguno de los dos casos se ha superado el récord histórico. Un mes que sigue la estela de este otoño caluroso que dejó el octubre más cálido desde 1945 y un septiembre donde se superaron los 30 grados en la capital.

En cuanto a las temperaturas, este pasado noviembre se alcanzó una de las máximas más altas de los últimos 25 años. Con 21,6 grados, está tres grados por debajo del récord histórico registrado en 2016 con una máxima de 24,3 grados. En este caso, ambos valores se dieron pasada la segunda quincena del mes, pero el resto de años las máximas más altas se han registrado la primera semana. Resulta más extraordinario que los valores más altos se den próximos al mes de diciembre, que cerca del mes de octubre.

A partir del año 2009 se comenzaron a registrar máximas en el mes de noviembre por encima de los 22 grados. Desde entonces, hasta en siete ocasiones Salamanca ha superado esta temperatura e incluso en varios años consecutivos. Diez grados de diferencia hay entre la máxima más fría -13,7 grados en el año 2000- y la máxima más alta -24,3 grados en 2016-.

Las temperaturas máximas más altas no siempre coinciden con las temperaturas mínimas más elevadas. De hecho, el noviembre con la máxima más baja no coincidió con el día más frío y el día en el que se alcanzaron los 24 grados, la mínima en cambio fue de 0 grados. Este noviembre, no se han producido heladas en la capital según la AEMET por lo que los termómetros aún no han registrado cifras negativas y la mínima anotada ha sido de 0,1 grados.

Sin embargo, no es lo habitual: en los últimos 25 años tan sólo en seis noviembres la mínima ha estado por encima de los 0 grados. Especialmente frío fue el noviembre de 2007 en la capital que alcanzó una cifra más propia del crudo invierno. -7,6 grados anotó el termómetro ese año el día 18. En el lado contrario está la mínima más alta de noviembre: 1,2 grados en 2014.

A pesar de que los valores de temperatura no han alcanzado ningún extremo, las pocas precipitaciones sí que preocupan especialmente. Este noviembre ha sido el más seco de la última década con sólo 11,5 litros por metro cuadrado acumulados. Aunque no alcanza el récord histórico, sí que se encuentra entre los cuatro meses más secos de los últimos 25 años sólo superada por tres años dramáticos en cuanto a lluvias: 1999 con 0,8 litros por metro cuadrado, 2001 con 3,2 litros por metro cuadrado y 2013 con 7,4 litros por metro cuadrado.

¿En qué situación deja esto a los embalses de Salamanca? Lo cierto es que las lluvias de mediados de octubre en la provincia mejoraron significativamente el estado de los embalses. Esto ha permitido que en la actualidad en agua embalsada sea superior a estas fechas el pasado año e incluso a la media de los últimos diez años con 2.095 hectómetros cúbicos y un 58,44% de su capacidad -la media está en 57,77% y el año pasado en 38,58%-.

El embalse de Santa Teresa se encuentra en el 72,8% de su capacidad, más de la media de los último diez años aunque algo menos que el pasado año. El embalse de Irueña y Águeda también gozan de buen estado con las precipitaciones caídas en octubre y de hecho, el embalse de Águeda está a un 80,3% de su capacidad y el de Irueña a un 64,6%.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios