Borrar
Un plato de empanadillas. E.C.
La crisis de las empanadillas llega al 'mercado negro'

La crisis de las empanadillas llega al 'mercado negro'

Desde hace semanas hay un desabasticimiento generalizado en los supermercados de este producto debido a la falta de harina

Sara Rubio

Martes, 14 de mayo 2024, 18:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Es un imprescindible en la lista de la compra de cualquier hogar. Y desde hace semanas, muchas personas le han echado en falta en las estanterías de los supermercados. Hablamos de la clásica masa para empanadillas de La Cocinera. Al principio, parecía un problema sin mucha importancia, pero con el paso de los días, la situación se volvió más preocupante ante la imposibilidad de encontrar en los lineales la bolsa blanca con un dibujo de una cocinera con cofia y delantal y que lleva entre sus manos un plato humeante. Dentro de este paquete, hay 16 obleas para rellenar al gusto del consumidor. Todo un clásico del que ya no queda rastro. Es el inicio de lo que muchos han denominado la crisis en el mundo de las empanadillas.

La ausencia de estos productos en los supermercados responde a la falta de harina de calidad, el principal ingrediente que se utiliza para hacer estas obleas. Así lo ha explicado Nestlé en sus redes sociales después de haber recibido numerosas quejas de usuarios que se preguntaban dónde estaban sus empanadillas. Ellos fueron los que en el año 2015 vendieron a Findus todo el grupo La Cocinera exceptuando estas masas típicas, y decidieron comercializarlas bajo su propia marcam Buitoni y conservar su embalaje original.

«¡Hola! Lamentamos informarte que actualmente estamos experimentando una falta de abastecimiento de harina que cumpla con nuestras especificaciones técnicas para garantizar las cualidades de nuestros productos», comenzaban diciendo en respuesta a una de las quejas a través de redes sociales. Esta razón es la que ha llevado a la marca a «suspender temporalmente la fabricación y venta de las obleas durante tres meses», decían ante las quejas y el asombro de los más fanáticos de las empanadillas.

Tal es la falta que hacen estas obleas en los hogares españoles que algunas personas han decidido aprovecharse de la situación y poner a la venta estos productos. Lo hacen a través de aplicaciones de segunda mano, como Wallapop, con los paquetes que les quedaban por casa. Ejemplo de ello, es un usuario de la plataforma que vende un paquete que tenía en su despensa caducado de «hace menos de 30 días» por 60€. Esta cantidad es un precio que multiplica por 60 su precio original, que rondaba 1,20€.

Wallapop

Pero, el problema de la carencia de 'harina de calidad' no solo ha afectado a las empanadillas, si no también a las minipizzas de la marca. Desde hace meses, los supermercados sufren un desabastecimiento de estos productos. Nestlé ya ha avisado que la fabricación de las mismas estará, al menos, un mes paralizada. Aunque, si bien es verdad, el número de quejas no ha sido parecido al que hay con la desaparición de las empanadillas.

Sin plan B

«Las que venden en el supermercado no son iguales, no se pueden comparar, son mucho más difíciles de hacer y no saben igual», apunta Isabel González, compradora recurrente de estas obleas y que hasta hace unos días, cuando un familiar se lo contó, no se había enterado del problema. No sabía por qué habían desaparecido de todos los supermercados.

Otros usuarios han buscado las masas en varias tiendas de alimentación. Una operación que no han logrado completar con éxito. «En todos me dicen que no las reciben. Me parece muy mal que dejen de hacer un producto tan rico», apunta Margarita, otra consumidora recurrente de estas empanadillas. Se muestra preocupada por no tener un plan B para sustituir a las de Buitoni. «El auténtico escándalo de nuestra economía es que toda España está sin hacer empanadillas», escribía un usuario a través de 'X'.

Si bien, a pesar de las quejas, será imposible localizar un ejemplar de estas obleas hasta, mínimo, dentro de tres meses, tal y como han informado desde la marca, desde donde también aseguran que avisarán en cuanto vuelvan a estar a la venta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios