Borrar
Miguel Delibes de Castro, durante su comparecencia. EFE

Delibes de Castro: «Doñana está seca. Retiren la proposición de ley»

El presidente del Consejo de Participación del parque reclama frenar los regadíos en una sesión en el Parlamento andaluz llena de tensión

Álvaro Soto

Madrid

Martes, 13 de junio 2023, 22:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El presidente del Consejo de Participación de Doñana, Miguel Delibes de Castro, reclamó este martes a PP y Vox que retiren la proposición de ley que permitirá la legalización de regadíos en el entorno del parque nacional. «Doñana está seca, sus lagunas y la fauna desaparecen y los acuíferos están en peligro. Retiren la proposición y busquen el consenso con el Gobierno central», pidió el reputado científico, último compareciente en la comisión del Parlamento de Andalucía que analiza el proyecto que impulsan los populares y Vox.

La intervención de Delibes, presidente del Consejo de Participación de Doñana, una entidad que agrupa a científicos, administraciones y agricultores, fue el colofón a una jornada llena de tensión que comenzó, por la mañana, con una manifestación a las puertas del Parlamento con el lema 'Salvemos Doñana'. A lo largo del día se escucharon en la cámara andaluza opiniones de todo tipo que ejemplificaron el alto voltaje que ha alcanzado el debate sobre la legalización de los regadíos en Doñana.

Vetado en primera instancia por PP y Vox y aceptado posteriormente por los populares (que sin embargo, no invitaron a la comisión a otros expertos en el acuífero), Delibes de Castro era el compareciente más esperado por su relevancia pública. Desde 1988 hasta 1996 fue director de la Estación Biológica de Doñana y su trayectoria siempre ha estado ligada al parque. Además, en las últimas semanas se había mostrado especialmente contrario a las legalizaciones, una postura que mantuvo ayer, pero con apelaciones al acuerdo entre las diferentes partes.

«Maniobra de distracción»

«Esta proposición de ley ha ido demasiado lejos. La conservación de Doñana no mejora con este texto y de hecho, llego a pensar si no hay gato encerrado, si este proyecto no es una maniobra de distracción para otras cosas, como declarar zonas de regadío a lugares donde no hay agua, para convertir infracciones penales en administrativas o para revalorizar terrenos de secano», alertó el biólogo.

Pero inmediatamente pidió «detener la crispación» porque «está en juego no solo el futuro del parque, sino también el de los agricultores, la paz social y la imagen de Andalucía y España en el mundo», señaló, antes de recordar que la Unesco y otros organismos internacionales ya han expresado su preocupación por el futuro del parque. «Tengan el coraje de retirar la proposición», pidió al PP, «y tengan los otros partidos la grandeza de no aprovechar esa retirada y de buscar un pacto», afirmó. «Hay alternativas», esbozó, como la puesta en marcha de «un plan de ayudas para que los pequeños agricultores cierren sus balsas y sus pozos y renuncien al regadío ilegal». «El paisaje y el paisanaje van juntos», apuntó.

Una alternativa «creíble»

Mientras, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se abrió a modificar el plan de regadíos si se ofrece una alternativa «creíble y viable». «Esta es una ley garantista y persigue preservar el parque de Doñana y, por tanto, esperamos que haya aportaciones en positivo», dijo Moreno, que insistió en que el plan quiere resolver la situación de «alegalidad» en la que se encuentra una parte de los regantes, pero «sin menoscabo de los intereses del parque».

En marzo, el PP y Vox apoyaron en el Parlamento de Andalucía la propuesta de ampliar las zonas agrícolas regables en el Condado de Huelva en los terrenos que habían quedado fuera de la anterior regulación, en 2014. El PP aseguraba que a los cultivos llegarán aguas superficiales del trasvase de los ríos Tinto, Odiel y Piedras, y no de Doñana, pero el Gobierno central se lanzó contra la iniciativa y denunció ante la Unión Europea los planes de la Junta, que decidió paralizar el proyecto hasta después de las elecciones municipales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios