Borrar
Los bomberos siguen trabajando en la zona del incendio. Andrés Molina / AGM
La discoteca de la tragedia de Murcia tenía orden de cierre desde hace 20 meses

La discoteca de la tragedia de Murcia tenía orden de cierre desde hace 20 meses

El Ayuntamiento anuncia que se personará como acusación particular porque los empresarios incumplieron los requerimientos de cese de la actividad

Juan Cano

Murcia

Lunes, 2 de octubre 2023, 12:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Fonda Milagros, la discoteca donde este domingo murieron 13 personas en el incendio de los últimos 30 años en el ocio nocturno español, no tenía concedida la licencia de apertura. De hecho, pesaba sobre ella una orden de cese de la actividad desde enero de 2022, hace ya 20 meses. Pese a ello, el establecimiento anunciaba sus fiestas y eventos a través de redes sociales, por lo que era de dominio público que seguía abierto.

El Ayuntamiento ha explicado en una rueda de prensa que, administrativamente, Teatre y la Fonda Milagros eran un único local (con el nombre del primero), pero se dividieron en dos para su explotación como dos negocios independientes y con diferentes propietarios, por lo que los empresarios de la Fonda presentaron un proyecto para obtener la autorización.

El incendio de tres discotecas

en la zona de las Atalayas

Fallecidos

13

C/ Isla Cristina

2 km

Catedral de Murcia

C/ Isla Cristina

La Fonda

Teatre

Golden

Se inicia

el incendio

6:00

horas

Hipótesis que se barajan:

1

A las seis de la mañana se inicia el incendio, previsiblemente, en la primera planta de la discoteca Fonda Milagros, y se extiende a Teatre.

2

El fuego se declara en el techo de Teatre y salta a la cubierta de Fonda Milagros.

3

Las llamas siguen propagándose hacia

la discoteca Golden.

Se extingue

el incendio

8:00

horas

Fuente: 112, Policía Nacional y Ayto. Murcia

El incendio de tres discotecas

en la zona de las Atalayas

Fallecidos

13

C/ Isla Cristina

2 km

Catedral de Murcia

C/ Isla Cristina

La Fonda

Teatre

Golden

Se inicia

el incendio

6:00

horas

Hipótesis que se barajan:

1

A las seis de la mañana se inicia el incendio, previsiblemente, en la primera planta de la discoteca Fonda Milagros, y se extiende a Teatre.

2

El fuego se declara en el techo de Teatre y salta a la cubierta de Fonda Milagros.

3

Las llamas siguen propagándose hacia

la discoteca Golden.

Se extingue

el incendio

8:00

horas

Fuente: 112, Policía Nacional y Ayto. Murcia

El incendio de tres discotecas en la zona de las Atalayas

Fallecidos

13

C/ Isla Cristina

2 km

Catedral de Murcia

Palacio de Deportes

C/ Isla Cristina

La Fonda

Teatre

Golden

Hipótesis que se barajan:

1

A las seis de la mañana se inicia el incendio, previsiblemente, en la primera planta de la discoteca Fonda Milagros, y se extiende a Teatre.

2

El fuego se declara en el techo de Teatre y salta a la cubierta de Fonda Milagros.

3

Las llamas siguen

propagándose hacia

la discoteca Golden.

Se inicia

el incendio

Se extingue

el incendio

6:00

8:00

horas

horas

Fuente: 112, Policía Nacional y Ayto. Murcia

En enero de 2022, el consistorio murciano respondió que la división planteada suponía una modificación sustancial de las condiciones del establecimiento y de la explotación del negocio, por lo que se les instaba a solicitar una nueva licencia de apertura, ya que no servía la que inicialmente habían concedido a la discoteca Teatre en 2008, puesto que ahora su local había quedado reducido a la mitad.

Ese mismo mes de enero, el Ayuntamiento ordenó el cese inmediato de la actividad hasta que se obtuviera la nueva licencia. Los empresarios de Teatre recurrieron esa decisión y el consistorio resolvió esa apelación denegando la actividad hasta que se examinara el nuevo proyecto, que por lo tanto no gozaba de autorización administrativa.

En octubre de 2022, el Ayuntamiento requirió al Servicio de Inspección Municipal para que ejecutara el cese de la actividad, pero no se llevó a cabo el cierre y precinto del establecimiento por parte de la Policía Local de Murcia. Desde entonces, y prácticamente durante un año, ambos negocios han continuado funcionando con una aparente normalidad. Era notorio que Teatre tenía fiestas periódicas en sus redes sociales; también que la Fonda mantenía un horario regular de apertura, pero no se tomó medida alguna para su cierre, más allá de la orden del servicio de Inspección que fue ignorada.

Incluso, «hay un acta de un inspector, en cumplimiento del requerimiento del anterior concejal», que no dio lugar al citado precinto, «y eso es lo que estamos indagando», detalló el actual concejal de Urbanismo, Antonio Navarro Corchón. Nadie lo ejecutó. «Puede que el inspector vaya a una hora y el local –que funciona los fines de semana y en horario nocturno y fuera de la jornada laboral habitual– esté cerrado», señalaba el anterior concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia, el socialista Andrés Guerrero. Deja esta circunstancia la sensación de que los protocolos municipales tampoco se corresponden con lo que demanda la realidad de la calle.

«El problema es que no se produjeron denuncias posteriormente que nos informaran de esta situación; de hecho, ni se notificó ninguna otra incidencia», comentaba Guerrero, tras la rueda de prensa ofrecida en el Consistorio este lunes. Minutos antes, había comparecido junto al actual responsable del departamento, el popular Navarro Corchón, para informar de la situación administrativa de ambos locales, intentando transmitir una imagen de unidad en relación a una situación irregular que se ha producido a caballo entre ambos mandatos.

Aunque evitaron hacerlo de una manera explícita, los motivos argumentados por ambos en relación al incumplimiento en dicha orden dan la sensación de apuntar a una descarga de responsabilidad, –«si la hubiera y caiga quien caiga», remarcó Navarro Corchón– en los funcionarios municipales.

«Actuamos con transparencia, se va a abrir una investigación interna y se van a depurar responsabilidades cueste lo que cueste», insistía el actual edil de Urbanismo, añadiendo que el Consistorio se presentará como acusación en el proceso penal que se pueda abrir eventualmente, ante las responsabilidades que puedan derivarse. No quisieron ambos pronunciarse en relación a si la Fonda Milagros y Teatre cumplían las medidas de seguridad exigidas, ya que según indican, «lo que procedía no era atender a estas comprobaciones sino acometer el cierre». Otra nueva disonancia entre realidad administrativa y mundana que, precisamente, es casi imposible de entender a pie de calle.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios