Borrar
Imagen de la Guardia Civil liberando a la víctima G.C.
Liberan a un joven secuestrado durante 11 días en una casa rural de Murcia

Liberan a un joven secuestrado durante 11 días en una casa rural de Murcia

La víctima recibió brutales palizas que fueron grabadas para extorsionar a su familia

L.V.

Lunes, 19 de junio 2023, 10:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Guardia Civil liberó a un hombre de 27 años que había permanecido 11 días secuestrado en la localidad murciana de Yecla. El joven había sido brutalmente agredido mientras lo grababan para coaccionar a sus familiares a que pagaran el rescate exigido para su liberación.

Cinco personas fueron detenidas, todos ellos varones, como presuntos autores de un delito de secuestro extorsivo. Dos personas fueron detenidas en Cartagena, una en Villajoyosa y otras dos en Yecla. Tras ser puestos a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión.

La familia de la víctima denunció su desaparición ante la Guardia Civil de Villajoyosa, en Alicante, el pasado 29 de mayo. En esta denuncia, se informó a los agentes que esta persona habría sido secuestrada dos días antes, habiendo telefoneado los secuestradores a otro familiar residente en Argelia, país de origen de la víctima, solicitándole un rescate de 350.000 euros por su liberación.

Los investigadores comprobaron que la víctima abandonó su lugar de trabajo el 27 de mayo y se dirigió al domicilio de una conocida con la que había quedado. Sin embargo, nunca llegó a presentarse a la cita. Tres encapuchados lo abordaron a punta de pistola y lo introdujeron en un turismo, donde fue agredido con gran violencia. Según la Guardia Civil, habría sido incluso golpeado con un martillo.

En un primer momento lo trasladaron a un piso ubicado en el casco urbano de Santa Pola, en el que estuvo encerrado durante dos días bajo vigilancia y atado con bridas. Posteriormente, sus captores lo trasladaron a una casa rural ubicada en Yecla. En ella fue agredido brutalmente en varias ocasiones, llegando a emplear incluso una pistola eléctrica ('taser'), mientras lo grababan con el objetivo de coaccionar a su familia para que pagaran el rescate. Amenazaban con matarlo en caso de que esta no accediera al pago.

A pesar de haberlo mantenido en pésimas condiciones, y sin apenas comer, la víctima fue liberada consciente y caminando por su propio pie, aunque presentando ciertas lesiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios