Borrar
Los perros que atacaron a Carmen Corujo no tenían chip, ni vacunas y estaban sin registrar
Ataque en Gijón

Los perros que atacaron a Carmen Corujo no tenían chip, ni vacunas y estaban sin registrar

Ya habían mordido a una familia apenas unos días antes del ataque a la atleta

Olaya Suárez

Gijón

Miércoles, 20 de marzo 2024, 09:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Sin chip, sin vacunas y sin registrar. Los dos perros que el sábado atacaron en Gijón a la corredora Carmen Suárez Corujo habían protagonizado otros incidentes los días antes. Arremetieron al menos contra dos familias, aunque con consecuencias menos trágicas que las de la atleta, cuya vida llegó a correr peligro.

Los animales se encuentran ya en el albergue municipal tras ser retirados por el lacero de la finca del camino del cementerio de la localidad de Tremeñes de la que se escaparon para perpetrar los ataques.

Según explicaron fuentes del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, los dos perros recogidos después de que cometiesen el brutal ataque a la veterana atleta, quien se recupera en el Hospital de Cabueñes de la ciudad asturiana, de las graves mordeduras y desgarros sufridos.

La Policía Nacional investiga ahora al propietario de los perros que los tenía de forma ilegal, con el conseguiente peligro ciudadano. Se trata de S. W. C., de 29 años, y que carecía de cualquier tipo de documentación de los perros. «Estaban fuera de sí, vinieron directamente a por mí, si no llega a pasar un hombre en coche me mata, empezó a tocar el claxon y uno se fue, pero el otro todavía me tenía cogida y me arrastraba para apartarme de la carretera, fue terrible», relataba la víctima.

Apenas cinco días antes, el 12 de marzo, esos mismos canes atacaron a tres personas que pasaban por las inmediaciones del terreno del que se habían escapado. Dos de ellas presentaban mordeduras en las piernas y fueron atendidas por los sanitarios del SAMU. La tercera consiguió repeler el ataque. Hay al menos otra denuncia por las mismas circunstancias.

Disparos al aire

«Tuvieron que disparar al aire porque los perros estaban fuera de sí y era imposible controlarlos», explicó la corredora, un símbolo del atletismo en Asturias que ha hecho podium en prácticamente todas las modalidades, desde maratones a medias distancias pasando por la dura subida al Angliru.

«Me quedan bastantes días en el hospital, pero estoy aquí mejor, más controlada, para evitar infecciones», dice, haciendo gala de una gran fortaleza y positivismo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios