Borrar
Fumigación contra el mosquito que transmite el dengue en República Dominicana. EFE
Alerta en el sur de Europa por el aumento de los casos de dengue

Alerta en el sur de Europa por el aumento de los casos de dengue

Italia registra 66 casos, Francia, 36, y España, tres, de una enfermedad que se ha extendido por el fin de las restricciones de la covid y el cambio climático

Álvaro Soto

Madrid

Sábado, 4 de noviembre 2023, 00:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hace no demasiado tiempo, el dengue parecía una lejana amenaza para los europeos. Esta enfermedad tropical estaba circunscrita a Latinoamérica, a África y a Asia, donde continúa haciendo estragos. Pero ahora ha saltado también a Europa, en concreto, al sur del continente. Italia, con 66; Francia, con 36, y en menor medida, España, con tres, han notificado en las últimas semanas un aumento de casos que ha encendido las alarmas sanitarias porque además, y dado que más del 50% de los individuos con dengue son asintomáticos, la cifra real de contagios puede ser mucho más alta.

Igual que ocurre con otras enfermedades tropicales como el zika o la fiebre amarilla, con las que está emparentada, el causante de la transmisión del dengue es el mosquito tigre (Aedes albopictus), una especie que tiene su zona de actuación en zonas cálidas y húmedas. El mecanismo de contagio es sencillo: cuando el mosquito pica a un infectado, se 'lleva' el virus, y lo transmite más tarde a otra persona al picarla. Los principales síntomas del dengue son fiebre alta, dolores de cabeza, erupciones cutáneas y fatiga. Su mortalidad se sitúa entre el 2 y el 3% de los casos y cada año mata en todo el mundo a unas 40.000 personas.

Varios factores han favorecido la extensión de la enfermedad a zonas que antes estaban libres de ella. «Por un lado, el fin de las restricciones contra la covid-19 ha aumentado los viajes y ha permitido que personas infectadas viajen a Europa, donde ha comenzado la transmisión.

Además, el cambio climático ha elevado la temperatura, lo que hace que los mosquitos sobrevivan más tiempo y puedan reproducirse mejor. Y finalmente, a través de la importación de productos como el bambú, o en las ruedas de los coches, o en contenedores que transportan neumáticos, el Aedes ha podido circular con mucha facilidad», explica María Velasco, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

Varios frentes abiertos

Tan alta es la capacidad viajera del vector (el animal que transmite la enfermedad) que el mosquito en España ya no se limita a ocupar las zonas costeras, sino que ha llegado al interior del país. «En nuestro país se distribuye siguiendo las carreteras», agrega Velasco. De cualquier forma, los tres casos reportados hasta ahora en España han ocurrido en Cataluña, los dos últimos, la semana pasada en la localidad barcelonesa de Malgrat de Mar.

La lucha contra el dengue tiene varios frentes. En varios municipios de Colombia, país en el que la prevalencia de la enfermedad es muy alta, se han introducido mosquitos a los que se ha contagiado previamente con una bacteria llamada Wolbachia que desactiva el virus del dengue. Estos mosquitos han ido sustituyendo a los 'tigres' agresivos, lo que ha provocado un descenso de entre el 94 y el 97% de casos de la enfermedad.

En Europa la vacuna es el método preventivo más común, aunque solo se administra a personas que visitan zonas endémicas. Mientras, a los contagiados se les pide que se pongan repelente antimosquitos, para frenar la cadena de transmisión, y como no hay tratamientos específicos, se les receta analgésicos como el paracetamol, y se evita las aspirinas y el ibuprofeno.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios