Borrar
Siete cosas que hicimos mal, y cuatro bien, durante la pandemia

Siete cosas que hicimos mal, y cuatro bien, durante la pandemia

El informe que analiza la actuación del Gobierno y el resto de agentes públicos durante la crisis del covid muestra las carencias del sistema y aplaude algunas actuaciones puntuales: el mayor éxito, la campaña de vacunación

Aitor Alonso

Jueves, 21 de diciembre 2023, 12:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El informe que evalúa la actuación gubernamental durante la pandemia de Covid-19 que mantuvo a España y al resto del mundo en una crisis sanitaria permanente a partir de principios de 2020 y mayo de 2023, cuando la OMS decretó el fin de la pandemia como emergencia sanitaria internacional. El informe, conocido hoy, está en manos del consejo interterritorial de salud, que agrupa al Gobierno y a las comunidades autónomas, donde el texto será revisado. Fue encargado en 2021 y finalizado el pasado mes de abril, aunque desde ese momento ha permanecido oculto.

El informe detalle en primer lugar las cuestiones en las que la actuación gubernamental fue errónea o mejorable.

  1. 1

    «Hemos aprendido poco»

El coronavirus no será la última pandemia, pero el informe cree que no nos ha servido para mejorar los sistemas que puedan hacer frente a las próximas, sobre todo en materia de prevención, que es el campo más relevante en el que se debería actuar. «No hemos aprendido a escala global», refleja. «Las cosas no van bien, los progresos realizados son escasos y puede producirse una nueva pandemia antes de que se hayan implementado las mejores recomendadas por la OMS», apunta.

  1. 2

    Infravaloración de las muertes

La crisis sanitaria del covid dejó en España 87.080 fallecimientos, un número que el informe cree que está muy por debajo del real. Además, se registraron 431.891 hospitalizaciones y 41.138 ingresos en la UCI. El exceso de mortalidad ha provocado un descenso en la esperanza de vida.

  1. 2

    Efecto en la salud mental

Además de los problemas derivados de las complicaciones respiratorias que el virus causaba en el organismo humano, las medidas de prevención adoptadas por las autoridades han generado un impacto muy importante en la salud mental especialmente en la población infantil y juvenil, que ahora se aprecia en un aumento de los problemas de esta índole. El largo confinamiento en España y las restricciones sociales que se mantuvieron durante meses hicieron mella en la salud mental de estos colectivos.

  1. 4

    Un sistema mal preparado

La pandemia rompió las costuras de un sistema de salud que ya estaba al límite. El informe de los expertos apunta a que los problemas preexistentes en los sistemas sanitarios nacional y autonómicos ocasionó «una parte de los errores» cometidos durante la gestión sanitaria de la crisis. Plantillas mermadas, falta de control de la información, recursos estructuralmente infradimensionados... contribuyeron a una respuesta deficiente.

Camas preparadas en un polideportivo en Igualada (Barcelona).
  1. 5

    Un consejo poco operativo

La crítica alcanza al propio consejo interterritorial formado por el ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. Este órgano «no fue suficientemente eficaz como instrumento para adoptar decisiones homogéneas, lo que generó confusión y desconfianza», admite. Este organismo fue un foco de tensión entre las comunidades y el Gobierno en no pocas ocasiones.

  1. 6

    Errores de comunicación

El informe repasa algunos de los errores en los que se cayó a la hora de mantener informada a una población que desconocía completamente a qué se estaba enfrentando y que en muchas ocasiones no entendía la naturaleza de las medidas que se llevaban a cabo. Entre ellos, el informe cita los «pronósticos innecesarios» sobre la evolución de la pandemia (esos comentarios sobre el futuro que se hacían desde los expertos del Gobierno); y las valoraciones apresuradas sobre las vías de transmisión de la infección y la efectividad de las mascarillas», un comentario que apunta directamente al director de Emergencias, Fernando Simón, que tuvo un papel muy relevante en el ámbito de la comunicación de las medidas a la ciudadanía y que, en un primer momento, cuando las mascarillas eran escasas, infravaloró su utilidad.

  1. 7

    Simón, demasiado expuesto

El informe dedica aún más críticas al papel de Fernando Simón, el director de Emergencias que fue rostro de la pandemia en España. Se censura su excesiva exposición, lo que derivaba en ocasiones en valoraciones que podían no corresponder a un cargo responsable de una gestión seria y eficaz de la crisis sanitaria. El informe recuerda que llegó a efectuar comparecencias públicas desde su domicilio cuando estaba infectado por covid, lo que no ve oportuno.

Fernando Simón, compareciendo desde su domicilio tras dar positivo.

Cosas que hicimos bien

Tras las críticas, llega el momento de los elogios. El informa también destaca algunos aspectos exitosos en la gestión de la pandemia y de sus efectos sociales.

  1. 1

    La reacción social

España, como ningún otro país, no estaba preparada para una pandemia de este tipo. Pero a pesar de ello el informe destaca que «el conjunto de la sociedad española, los poderes públicos, los centros educativos y sociosanitarios, numerosas empresas y sobre todo el conjunto de trabajadores sanitarios realizaron actuaciones importantes de las que nos debemos sentir orgullosos».

Sanitarios agradecen los aplausos de la población
  1. 2

    Vacunación

El mayor éxito de la respuesta pública a la crisis fue la campaña de vacunación, que se realizó de forma ejemplar, ordenada y universal, y que es motivo de orgullo para el sistema de salud que la llevó a cabo. También se destaca que, en contra de lo que ocurrió en otros países, en España fue masiva gracias al esfuerzo de comunicación que se hizo desde las autoridades de salud.

Campaña de vacunación en un hospital de campaña.
  1. 3

    ERTEs

La posibilidad que ofreció el Gobierno a las empresas afectadas por el parón económico mundial de acogerse a los llamados Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) fue un salvavidas para muchas compañías, que habían visto cómo su actividad caía a cero o tenía grandes dificultades para mantenerse con normalidad. Esta y otras medidas de protección social fueron un escudo que mantuvieron a flote a muchas familias cuyos integrantes no pudieron desempeñas sus trabajos durante meses.

  1. 4

    Elogio a los medios

Por último, el informe gubernamental destaca el papel de los medios de comunicación durante la crisis, que a pesar de las dificultades hicieron un esfuerzo diario por transmitir información veraz, fiable y entendible a una población que se enfrentaba a un problema sanitario nunca visto. «Es destacable la información casi inmediata y de alta calidad proporcionada por los grandes medios de comunicación, que ha permitido que la población supiera qué hacer para su mejor protección», elogia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios