Borrar
Estudiantes vallisoletanos realizan una de las pruebas de acceso a la universidad. EFE
Uno de cada tres licenciados no volvería a cursar su carrera

Uno de cada tres licenciados no volvería a cursar su carrera

Los más satisfechos son los de los títulos que garantizan un buen futuro profesional, sanitarios y tecnólogos, pero también destacan Filosofía o Antropología

Lunes, 19 de junio 2023, 13:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El cuarto de millón de jóvenes que ha comenzado a rellenar la preinscripción para iniciar en septiembre sus estudios superiores debería ojear antes el informe 'Jóvenes universitarios y empleabilidad', recién presentado por la Fundación San Pablo CEU y Randstad. El trabajo, entre otros análisis, desvela que uno de cada tres licenciados no volvería a cursar la carrera en que se graduó si pudiera elegir de nuevo. Creen que fue una decisión equivocada. Solo repetiría facultad un 64%, otra cuarta parte se matricularía en una carrera diferente y hasta un 12% no volvería a invertir varios años de sus vida en sacar un título universitario.

Los más satisfechos pertenecen a varios de los estudios que garantizan un mejor futuro profesional, como las ciencias de la salud, las tecnológicas o Matemáticas, pero les acompañan entre los quince primeros puestos títulos que tienen más lazos con la satisfacción personal y la vocación que con la empleabilidad, como Música y Artes Escénicas (tercer lugar), Filosofía (séptimo) o Antropología (noveno), los dos últimos con altas tasas de paro y de sobrecualificación. La lista está encabezada por Desarrollo de Software y por Medicina, con más de un 85% de satisfechos, con Odontología, Enfermería o Farmacia en la zona más alta y las ingenierías Eléctrica y Biomédica y Física, por encima del 72%.

Sin embargo, más de veinte carreras, una de cada cinco, no llega ni a la mitad de titulados contentos con los estudios que realizó. Los más arrepentidos, con entre un 60% y un 70% que no repetirían, son, por este orden, Administración Pública, Ingeniería Topográfica, Turismo, Audiovisual, Publicidad y Periodismo. Sin llegar tampoco a la mitad de satisfechos, pero más cerca, están las ingenierías forestal y de minas y los restauradores.

Los estudios con más proyección laboral son los vinculados a la digitalización, los empleos verdes y las ciencias de la salud

Los autores del estudio encuentran evidencias de que una mayor satisfacción no se vincula siempre a la mejor inserción profesional, pero sí que influyen algunos aspectos laborales. De hecho, un elemento presente entre los que menos se arrepienten es que el título superior les ayudó a encontrar un trabajo (el 86% de licenciados tiene empleo a los cinco años de graduarse).

En lo que si coincide la mayoría es en que las carreras con menor arrepentimiento de haberlas cursado son las que permiten trabajar en lo que se ha estudiado y también, pero en menor medida, las que acarrean una menor sobrecualificación (que el puesto finalmente ocupado no precise de la formación universitaria). Por eso destacan entre los satisfechos Medicina, Odontología, Enfermería o Farmacia, con un 95% trabajando en lo que estudió, o las ingenierías tecnológicas y la informática, con tasas superiores al 85%.

El título sigue pesando

Otro de los apartados del trabajo, coincidente con buena parte de los títulos que generan mayor satisfacción en quien los cursa, es el que avanza qué cualificaciones superiores están en auge y van a tener una fuerte demanda en esta década, cercana al pleno empleo. La lista la encabeza la formación vinculada a la digitalización, destacando las áreas de Informática -hoy hay menos licenciados que hace diez años-, Matemáticas y Estadística, para responder a las necesidades del internet de las cosas, la ciberseguridad, la inteligencia artificial, la robótica, el 'big data' o el comercio electrónico. Un problema en España, donde las carreras STEM tienen menos tirón que en la UE, justo al contrario, por ejemplo, que las especialidades de Educación, con gran abundancia de titulados pese a la fuerte caída de la natalidad.

Los expertos creen que buena parte de los titulados universitarios españoles van a ver en esta década mejoradas sus oportunidades de empleo, por la muy amplia demanda prevista de altas cualificaciones, pero el segundo gran área de futuro son las competencias universitarias imbricadas con la transición ecológica, los bautizados como «empleos verdes», los asociados a la eficiencia energética, las energías renovables, la movilidad sostenible o la gestión del agua.

El tercer gran área de alta empleabilidad y buenos salarios seguirá siendo el de las ciencias de la salud y los títulos vinculados con los cuidados, que debido al progresivo envejecimiento de la población y a la mejora de la esperanza de vida posiblemente no generará suficientes graduados como para responder a las necesidades españolas. Junto a la disposición de una titulación superior habrá otros dos elementos clave que facilitarán la empleabilidad: tener un buen manejo de herramientas digitales y disponer de las llamadas habilidades blandas (capacidad de análisis, de organización o de resolución de problemas o don de gentes).

Menos paro entre los de las privadas

El análisis aporta otros dos resultados también llamativos. Uno es que las universidades privadas, de media, tienen unas tasas de empleo a los cinco años de la licenciatura de más del 90%, cinco puntos y medio más que los campus públicos, con la mayor ventaja en el área de Ciencias Sociales y Jurídicas, donde registran la mitad de paro que las públicas.

La otra afirmación es que las diferencias de empleabilidad y la brecha salarial por sexo entre titulados tienen más que ver con la elección de estudios que con el género. Con que ellos sean entre el 75% y el 88% de los ingenieros e informáticos y que ellas sean la mayoría de médicos y enfermeras, pero también entre el 76% y el 94% de las profesoras y las licenciadas en Artes y Humanidades, ramas que destacan por el paro y la sobrecualificación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios