Borrar
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, con representantes de las organizaciones agrarias en una de las muchas reunones que ha manenido este año con ellos. Kiko Huesca/EFE
Un acuerdo de 43 puntos sin el aval de todo el sector agrario

Un acuerdo de 43 puntos sin el aval de todo el sector agrario

La propuesta ministerial. ·

Recoge siete grandes bloques que afectan a cuestiones como la simplificación de la PAC o medidas fiscales

S. G.

Miércoles, 15 de mayo 2024, 00:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

as movilizaciones de los agricultores y ganaderos de buena parte de Europa han dado sus frutos. Otra cuestión es el grado de satisfacción que existe en el sector.

Pocos días antes de disolverse el Parlamento Europeo, a finales el mes de abril, los eurodiputados dieron luz verde a una revisión parcial de la Política Agrícola Común (PAC) para reducir la carga administrativa y dar más flexibilidad a los agricultores.

Este paso era necesario para que cada Estado miembro, entre ellos España, pudiera hacer las adaptaciones pertinentes a su Plan Estratégico de la PAC.

Hay que recordar que las pequeñas explotaciones de menos de diez hectáreas quedan exentas de controles y sanciones por incumplimiento de las normas de la PAC.

Así, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha llegado a un acuerdo de 43 puntos con UPA y Unión de Uniones (UCCL en Castilla y León), que se divide en siete bloques y en el que el primero de ellos hace referencia a la simplificación y flexibilización de ciertos aspectos de la PAC. Ese acuerdo, del que se han desmarcado y han criticado duramente Asaja y COAG, también incluye entre sus grandes áreas: Condiciones en los mercados agroalimentarios internacionales; refuerzos en la aplicación de la Ley de la Cadena; Seguros Agrarios; medidas fiscales, financieras y laborales; ganadería extensiva y sanidad animal y relevo generacional e incorporación de jóvenes a la actividad agraria.

En opinión de UPA, una de las organizaciones firmantes, el texto acordado se centra en modificar las llamadas Buenas Condiciones Agrarias y Medioambientales (BCAM) en la línea de lo reivindicado por el sector desde el inicio del proceso de las movilizaciones. Uno de los aspectos más importantes será la no obligación de dejar barbechos, una de las medidas más controvertidas de la reforma, pues obligaba a dejar un 4% de barbecho en tierras productivas, porcentaje que ahora no será obligatorio, lo que beneficiará especialmente a las zonas de regadío.

Las claves

Las claves de esta flexibilización, de manera muy resumida, según esta misma organización, son que ahora se permite la gestión de los rastrojos desde la cosecha hasta el 1 de septiembre; además, ya no es obligatoria la rotación de cultivos para cumplir con la BCAM 7, se admite también la diversificación (condición que era necesaria para cobrar el pago verde); se flexibiliza el periodo de permanencia de las cubiertas vegetales en leñosos y se permite la gestión agronómica de los barbechos entre los meses de abril a junio de cada año.

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski.
El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski. Francisco J. Olmo Europa Pres

En el caso de UCCL, la segunda organización que aceptó la propuesta ministerial a través de Unión de Uniones, pone el foco en la ganadería, a la que se abre una puerta de «esperanza».

El denominado saneamiento ganadero, el plan de erradicación de la tuberculosis bovina o la lucha contra la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica son motivo de descontento generalizado. En este sentido, el MAPA se compromete en los puntos 41 y 42 a aportar la financiación de los gastos destinados a las campañas de Plan de Actuación sobre Tuberculosis, que no puedan ser cubiertos por los fondos comunitarios destinados a la sanidad animal. Igualmente, el MAPA participará en la financiación de los gastos veterinarios que se deriven de la lucha contra las enfermedades animales emergentes como la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica. En ese acuerdo se recoge, además, el compromiso ministerial de convocar un foro temático sobre ganadería extensiva para analizar los principales problemas y desafíos que afectan a este sector, tanto desde el punto de vista sanitario como económico, con el objeto de que las conclusiones puedan permitir al MAPA reorientar la legislación aplicable y proponer medidas. Ese foro ya está fijado y se desarrollará mañana y pasado en Toledo.

Cadena Alimentaria

En el caso de la Cadena Alimentaria, el acuerdo eleva el rango de la Aica (Agencia de información y control alimentarios) y sobre todo es importante su modificación. En concreto, los puntos que van del 20 al 24 abordan la cuestión de la cadena y en el primero de ellos, efectivamente, se dice que el Gobierno «reforzará la capacidad inspectora de la Agencia de Control e Información Agroalimentario (AICA), convirtiéndola en una Agencia Estatal (rango de dirección general), con medios humanos y materiales que permitan incrementar y reforzar significativamente su capacidad inspectora».

En relación a a rotación en tierras de cultivo, esta medida ha sido especialmente bien acogida en las zonas maiceras para las que es vital que se hayan ganado dos años con la modificación de la PAC. Habrá que ver qué pasa transcurrido ese tiempo y se dan soluciones más definitivas.

Así, en la propuesta que se ha hecho a Europa de modificación del Plan Estratégico de la PAC, cuya aplicación es retroactiva desde el 1 de enero de 2024, se ha aceptado dar la posibilidad a los agricultores de cumplir con los requisitos de esta BCAM (Buenas Condiciones Agrarias y Medioambientales), bien mediante la rotación tras tres años, bien mediante la diversificación (con los mismos umbrales de cultivos principales definidos para el pago verde en el periodo anterior). Además, en el caso de la rotación, se propone que el año de referencia para comenzar a computar los años de rotación sea 2023 en lugar de 2021. Se propone además que pueda utilizarse el cultivo secundario para cumplir en una campaña con el requisito de rotación, sin que se haya tenido que hacer uso de este cultivo secundario en las dos campañas anteriores.

Otro asunto con el que se llevaba mucho tiempo especulando era con la implantación del cuaderno digital que, después de cierta demora, se había fijado para el próximo mes de septiembre. Finalmente, esta medida tiene un carácter voluntario, aunque en el fondo, se confía en que el sector poco a poco, vaya asumiéndolo.

El seguro, en datos

La evolución del seguro agrario preocupa de manera notable al sector que reclama mayor apoyo público para que pueda ser asumible por agricultores y ganaderos, de momento, existe el compromiso de que en años excepcionales se va a cobrar todo. Y es que, esos años extraordinarios cada vez son más frecuentes. Las indemnizaciones abonadas por Agroseguro a los asegurados en Castilla y León por los siniestros registrados durante el año 2023 se elevaron hasta los 233 millones de euros (en concreto 233,11), casi el triple que en 2022 (81,42 millones). La cifra supone el máximo de indemnizaciones en la región en los 43 años de historia del seguro agrario. En el punto 27, el Ministerio se compromete a «analizar y desarrollar los posibles instrumentos a implementar para que la siniestralidad extraordinaria, provocada principalmente por el cambio climático, pueda ser cubierta mediante fondos complementarios a los establecidos para el sistema de seguros agrarios»

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios