Borrar
Las ovejas de Agropecuaria Banejo pastando en el término municipal de Pollos, Valladolid, ayer. S. C.
El ovino de leche, que pierde cinco ganaderos de media al mes, clama por la estabilidad

El ovino de leche, que pierde cinco ganaderos de media al mes, clama por la estabilidad

Los profesionales firman hasta ocho contratos en el mismo año, lo que impide una buena planificación a las explotaciones

Silvia G. Rojo

Viernes, 13 de octubre 2023, 09:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El sector del ovino de leche pierde una media de cinco ganaderos al mes en Castilla y León. Así se aprecia en los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que cifra el número de ganaderos en agosto de 2023, en 1.564 frente a los 1.625 de hace un año, 61 ganaderos menos.

El abultado incremento del precio de las materias primas, los continuos vaivenes en el precio de la leche y la importante carga de trabajo que suponen las explotaciones de estas características, son razones más que suficientes para que el descenso sea continuado desde hace años.

«El año está siendo tremendamente complicado para los ganaderos de ovino», señala JoséAntonio Asensio, gerente de la cooperativa Consorcio de Promoción del Ovino, quien sobre esos argumentos ya citados como causa de las bajas, incide en que «el precio de la leche ha ido adecuándose a las exigencias para cubrir costes de producción, pero el ganadero no se adecúa de un día para otro, no podemos estar con contratos de uno o dos meses, esta actividad requiere previsión en los ingresos para hacer posible la actividad, no podemos tener seis u ocho contratos diferentes en el mismo año, es para hacérselo mirar».

Reconoce que en este último trimestre del año se han conseguido cerrar contratos «acordes a nuestros costes, la industria ha valorado convenientemente la situación que veníamos atravesando».

Si se toman como referencia solo esos tres meses, «hay margen», comenta Asensio, «si me preguntas por los últimos 12 meses, es complejo, y si me preguntas por los últimos 24 meses, rotundamente no, por eso están desapareciendo ganaderos». Añade que además, «hace falta mano de obra y un reconocimiento social» y de manera importante y urgente, «una planificación para el año 2024, de aquí a 30 o 40 días, porque si se plantea el próximo año con reticencias en los contratos puede ser la puntilla para el sector».

Habla, igualmente, de la necesidad de una interprofesional en la que esté representada todo el sector y que se faciliten acuerdos a largo plazo con criterios de rentabilidad.

Pero mientras que los ganaderos desaparecen, las incorporaciones de jóvenes no se ven en el horizonte. «Hace falta una estrategia política y sectorial o no se van a incorporar, hacen falta políticas que ya se hicieron en su día, como incentivos fiscales a la contrataciones, acceso a la contratación de técnicos o formación para los ganaderos».

Baja la producción

A pesar de que la bajada en el número de ganaderos es una constante desde hace años, la producción de leche se había ido manteniendo «pero ahora ya no se recupera la producción de los que se retiran, las explotaciones que tienen capacidad de crecer a parte del problema del precio, tienen un serio problema con la mano de obra, no hay», comenta Isidoro Torío, presidente del sector ovino de Urcacyl.

Recuerda que en agosto, la producción de leche de oveja ha caído un 4,9% en Castilla y León, frente al 4% del conjunto del país. El acumulado de los ocho primeros meses del año supone una bajada del 4,3% en la región.

«Ahora hemos cerrado tres meses de precios aceptables, con los que se puede trabajar», indica, «alguna multinacional se ha desmarcado con un precio un poco más bajo», apunta, «pero al final, la leche tendrá que valer lo que tenga que valer si la gente quiere comer queso».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios