Borrar
Sergio Lázaro en plena labor de alimentar a los corderos. S. GUTIÉRREZ
«Siempre tuve claro que este es mi sitio»

Sergio Lázaro | Ganadero de ovino en Oquillas

SOMOS CAMPO 15 DE MAYO 2023
«Siempre tuve claro que este es mi sitio»

«Ahora la gente dice que no se encuentran trabajadores para diversos oficios, nosotros lo empezamos a vivir hace diez años», detalla

Miércoles, 17 de mayo 2023, 10:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Lo suyo es pura vocación. Recuerda que desde pequeño tenía muy claro lo que quería ser de mayor y dónde estaba su sitio. Aunque muchos, en su día, pensaron que cambiaría de idea, regresó a su lugar, en la localidad burgalesa de Oquillas. Allí, Sergio Lázaro se incorporó como cotitular a la explotación ovina de su padre, Vidal. En la actualidad, cuenta con un rebaño con alrededor de 500 cabezas de ovejas de raza churra, una de las variedades autóctonas. Más allá del cuidado y la cría, el negocio también se ha diversificado hacia la finalización de productos. Se preasa el lechazo para venderlo envasado al vacío y también se elaboran quesos, algunos de ellos envejecidos en una bodega subterránea, seña de identidad de la arquitectura tradicional vinculada a la cultura del vino en la Ribera del Duero. Productos que se comercializan bajo la marca 'Del Vidal', «el nombre de mi padre y un nombre que creemos es muy comercial», afirma Sergio.

Al echar la vista atrás y hacer historia sobre su vinculación al sector primario, este ganadero de 44 años confiesa que le venía en el ADN. «Mis padres tuvieron ovejas de pequeños, luego hubo un tiempo de transición y esta explotación se abrió en 1989. Siempre, desde pequeño, me gustaba estar entre las ovejas y ayudando en las labores», recuerda. Añade que, nunca fue demasiado buen estudiante, por lo que optó por formarse en la escuela de Capacitación Agraria de Albillos.

Más tarde, pasó por algunas empresas vinculadas al mundo agroalimentario, para finalmente plantarse e incorporarse como cotitular a la explotación familiar, adquiriendo un tercio. De esta manera, consiguió su objetivo de niño. «Cuando era crio y quería ayudar en las labores, un socio mayor de mi padre me decía siempre que qué hacía aquí, que no iba a acabar trabajando en esto. Yo siempre le rebatía que iba a ser pastor y ganadero y me contestaba que eso ya se vería, poniéndolo claramente en duda. Ahora, que tiene 90 años, muchas veces se lo recuerdo y asume que se equivocó al no creérselo», detalla Sergio.

En esta línea, recalca que la de pastor es una profesión en riesgo de extinción, una situación que se lleva arrastrando ya más de una década. «Ahora la gente dice que no se encuentran trabajadores para diversos oficios, nosotros lo empezamos a vivir hace diez años. En este tiempo, cuántas veces hemos oído lo de que se jubila el pastor y quita las ovejas», lamenta.

El sector del ovino, según confiesa este ganadero, vive momentos muy complicados desde hace tiempo, que se han agudizado más con la inflación y la subida de precios de piensos y sustentos para las ovejas. Destaca que, por fortuna, gracias a su agricultura ha logrado autoabastecerse. «Sembramos mucho para las ovejas, es un problema ahora el abastecerse. Hay muchos que han cerrado o van a cerrar porque no pueden pagar los piensos al precio al que están, después del subidón», desvela. Por ello, desde el sector no se entienden las críticas al precio de producto lechal que con el sobrecoste de los productos «no se puede evitar».

En cuanto al producto finalizado que elaboran, el ganadero explica que se preasan los lechazos para que luego en casa o en el restaurante «solo necesiten un toque de calor en el horno». Gran parte de la producción se da salida a través de la venta directa al consumidor, por internet o a gente que se acerca a la explotación; aunque también se sigue comercializando producto sin elaborar. En lo que se refiere al queso 'Del Vidal', llama la atención la edición 'Bodega', envejecido en una cueva con historia. «A eso se dedica más mi padre, es un trabajo de afinador, los quesos pueden tener mucho recorrido, dependiendo si los quieres envejecer más o menos. A los tres meses se saca bastante, a la gente le está gustando mucho ese semicurado», precisa. De cara al futuro, confiesa que tiene un sueño, que su hermana Marina dé el paso de incorporarse también al sector.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios