Borrar
ADOBE STOCK
Cuatro ejercicios sencillos para mejorar tu vida sexual

Cuatro ejercicios sencillos para mejorar tu vida sexual

Estar en forma es bueno para todo... y ese todo incluye el sexo. Estos ejercicios trabajan los músculos y movimientos más implicados en este desempeño

Jueves, 23 de mayo 2024, 18:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Estar en forma es bueno para todo... y ese todo incluye el sexo. No tenemos que convertirnos en auténticos atletas para ser buenos en la cama –o en el lugar donde se dé rienda suelta a la pasión–, pero es verdad que, para que el cuerpo funcione bien en nuestros encuentros tórridos, conviene tenerlo a punto. Diferentes estudios, entre ellos uno llevado a cabo por expertos de la Universidad de Arkansas, destacan que acudiendo tres veces por semana al gimnasio ya se favorece el buen desempeño sexual. Y no se refieren solo al acto en sí: esta misma investigación recoge que el ejercicio también aumenta el deseo en los hombres –porque, cuando hacen deporte, aumentan los niveles de testosterona, hormona relacionada con la libido– y también de las mujeres, que se excitan más rápido si hacen ejercicio con regularidad, sobre todo cardio.

«Hay formas de mejorar el estado de nuestro cuerpo que nos pueden ayudar a vivir en todo su esplendor la experiencia», asegura la sexóloga Lucía Jiménez, de la marca de bienestar sexual Diversual. Y, como ya hay ejercicios para todo, a continuación vamos a repasar los que mejor vienen para mejorar las relaciones sexuales, ya que trabajan directamente algunas zonas y habilidades implicadas en estas lides. No prometen milagros, pero ayudan a mejorar el rendimiento, los movimientos propios de la refriega sexual y, sobre todo, la confianza en las posibilidades de cada uno, algo fundamental para hacer estas cosas bien. Vamos allá:

  1. 1

    Cardio... con intervalos

De un tiempo a esta parte, los expertos insisten mucho en que hay que hacer ejercicios de fuerza. Y son excelentes para muchas cosas, sí, pero muchos han dejado el cardio abandonado. Pues deben saber que, para tener una vida sexual buena –sobre todo si vamos cumpliendo años–, hay que entrenar el ejercicio cardiovascular. He aquí la explicación: para el sexo es muy importante que la capacidad del organismo para transportar oxígeno hacia los músculos (lo que se conoce como VO2, un indicador de la buena forma física) esté en los mejores niveles posibles.

Hay estudios que equiparan la natación, el remo y el running como ejercicios similares al sexo en cuanto a intensidad y necesidad de oxígeno hacia los músculos.«Una buena irrigación sanguínea favorece la lubricación, la erección genital, la sensibilidad en las zonas erógenas... En definitiva, que el cuerpo esté despierto y activo en sus respuestas», detalla Jiménez.

También resultan muy convenientes los ejercicios cortos de cardio de alta intensidad. ¿Por qué? Para no abrumarnos a la hora del sexo y afrontar las explosiones de pasión sin decaer (todos sabemos ya que en el sexo la actividad no es lineal, ¿no?).

  1. 2

    Extensión de cadera

Cuando las caderas están tensas, se puede experimentar dolor de espalda y pélvico durante las relaciones sexuales. Y mejorar la movilidad de la zona puede ayudar a que toda la parte inferior del cuerpo se mueva con más fluidez y comodidad. Cualquier movimiento que acerque el pecho a las rodillas sirve para desbloquear esta parte del cuerpo, pero la sexóloga indica que una forma sencilla de ganar fluidez «es colocarse de pie o de rodillas y mover conscientemente las caderas al ritmo de alguna canción que te guste, con movimientos en todas las direcciones, más amplios y más pequeños, incidiendo en aquellos que sientas que te ofrecen más resistencia, tratando de recorrerlos».

Si no queremos hacer esto el gym, hay posturas de yoga que trabajan extraordinariamente la apertura de cadera. Una fácil: sentarse en el suelo, abrir al máximo las piernas y agarrarse los pies (doblándose desde la cintura y flexionando un poco las rodillas si se tienen dificultades).

  1. 3

    Sentadillas y puentes

Las sentadillas profundas y los puentes movilizan las caderas y contraen los glúteos, dos requisitos básicos para el buen sexo. Si queremos aumentar la intensidad, las sentadillas con peso y los press de piernas son una preparación muy útil.

  1. 4

    A por un 'core' potente

«Fortalecer el 'core' –como se conoce a los músculos abdominales, pelvis, glúteos, lumbares y columna profunda– mejora la postura, reduce los dolores de espalda y pelvis y, a nivel psicológico, se asocia a una mayor seguridad, ya que produce la sensación de estabilidad corporal», indica la sexóloga. Por eso, trabajar esta zona es de gran ayuda para ganar resistencia sexual. Las planchas son lo mejor para ello. También contraer y liberar los músculos centrales (los hipopresivos son fantásticos) , algo que, además, ayuda a excitarse y, sobre todo, a ser consciente de su control durante el sexo, una gran baza para ser un buen amante.

No es un deporte, pero... también ayuda

El deporte es bueno para el sexo... ¿Y a la inversa? Al tener orgasmos liberamos dopamina, norepinefrina, oxitocina, prolactina, serotonina, vasopresina... y hormonas que pueden tener un efecto positivo en el rendimiento deportivo. De hecho, los expertos indican que muchos atletas se masturban para mejorar sus resultados. El boxeador Tyson Fury ha llegado a decir que el secreto de su éxito es masturbarse siete veces al día. Igual no hay que llegar a tanto, pero puede considerarse «como una parte del autocuidado que mejora la relación que tienes contigo mismo, tanto mental como físicamente», indican expertos de la firma de bienestar sexual Iroha .

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios