Borrar
César Llaguno
Por qué se deben realizar pruebas de corazón a los niños que practican deporte

Por qué se deben realizar pruebas de corazón a los niños que practican deporte

«Un cribado a los 8 años evitaría la mayoría de las muertes súbitas por patologías cardiacas»

Domingo, 28 de mayo 2023, 19:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cada vez que sale a la luz el fallecimiento de un niño por muerte súbita durante un partido de fútbol, una carrera o una competición de ciclismo, a muchos padres les entra la duda de si deben hacer pruebas de esfuerzo a sus hijos para detectar a tiempo problemas cardiológicos y evitar así el fatal desenlace. «Vaya por delante que la muerte súbita en deportistas es un hecho excepcional, de uno entre 100.000, lo que ocurre es que, efectivamente, cuando ocurre crea mucha alarma en las familias. La mayoría de estos fallecimientos se deben a problemas cardiovasculares y la buena noticia es que la inmensa mayoría de estas patologías se podrían detectar con una serie de pruebas específicas y nada invasivas a partir de los 8 años», defiende el doctor José Ignacio Carrasco, miembro de la Sección de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas de la Sociedad Española de Cardiología (SECPCC).

– Entonces, ¿es partidario de realizar un chequeo cardiológico a todos los niños?

– Absolutamente, sí. Pero no solo yo, es una opinión compartida por diferentes sociedades científicas como la Fundación Española del Corazón (FEC) o la Asociación Española de Pediatría (AEP). En lo que no terminamos de ponernos de acuerdo es en definir en qué debe consistir exactamente ese cribado básico, que ya se hace en países como Italia, desvela el también director de la Unidad de Cardiología Pediátrica, Hemodinámica y Ecocardiografía Fetal del hospital La Fe de Valencia.

Los expertos coinciden en que «el deporte es la mejor medicina» y, de hecho, salvo casos excepcionales, los cardiólogos no retiran el ejercicio físico a ningún paciente, ni siquiera a los trasplantados. «Lo que ocurre es que si la actividad es demasiado intensa y encima existe una patología cardiaca de base que se desconoce puede desencadenar la temida muerte súbita. De ahí que la prevención sea un elemento fundamental que debe extenderse a cualquier edad y nivel deportivo», insiste el doctor José Ignacio Carrasco.

Los cardiólogos aconsejan hacer una encuesta de antecedentes, un ecocardiograma y un electro para prevenir la muerte súbita

«Lo que se suele hacer ahora es un reconocimiento muy básico y, a mi juicio, insuficiente cuando el menor compite en deporte federado (a partir de los 12 años). Pero teniendo en cuenta que todos los niños hacen un mínimo de dos horas semanales de Educación Física en el colegio y a partir de los 8 años empiezan a competir en deporte escolar, lo ideal sería hacer un cribado en todos los colegios, obviamente con el consentimiento de los padres, similar al que se hace con el cáncer de mama o el de próstata para detectar a tiempo problemas cardiológicos en los niños», propone el doctor Pablo Aranda, responsable de la Unidad de Medicina Deportiva del IMQ Zorrotzaurre.

El experto vizcaíno plantea que cada niño rellene un cuestionario en el que se recoja tanto el estado de salud del propio menor (si ha tenido mareos, taquicardias...) como sus antecedente familiares, además de un electrocardiograma en reposo para detectar cualquier posible anomalía. El doctor Carrasco va un paso más allá e incluye en ese cribado básico la realización de un ecocardiograma para poder descartar las causas más frecuentes de muerte súbita. «Esto no significa que estos niños no puedan hacer ejercicio físico, para nada. Pero les podemos recomendar modalidades deportivas que pueden practicar con menor riesgo para ellos».

– Si la comunidad científica las avala, ¿por que no se hacen?

– Por dos motivos. El primero, por una cuestión coste beneficio. Para salvar una vida, se necesitan hacer 100.000 pruebas, pero, claro, si ese uno es el tuyo... Siempre le digo a los padres que es mejor comprarle unas zapatillas más baratas y hacerle el estudio cardiológico. Y, segundo, porque tenemos un problema en cuanto al número de profesionales capacitados para interpretar correctamente un ecocardiograma infantil.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios