Borrar
ADOBESTOCK
El 'músculo especial' que ayuda a adelgazar (y ejercitarlo es facilísimo)

El 'músculo especial' que ayuda a adelgazar (y ejercitarlo es facilísimo)

Un estudio científico descubre que activar el sóleo acelera el metabolismo, quema más grasas y reduce el azúcar en sangre

Óscar B. de Otálora

Martes, 30 de enero 2024, 00:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desde hace dos años, el mundo de las ciencias de la salud y el deporte tiene un nuevo elemento para luchar contra algunas de las enfermedades que se han disparado en el siglo XXI. Recientemente, se le ha dado el nombre del 'músculo especial', pero históricamente se ha conocido como sóleo. Estas fibras, según un estudio de la Universidad de Houston, tienen una capacidad única con respecto a otros componentes del sistema muscular: activan el metabolismo de una forma desconocida hasta hace poco y consume grasas e insulina como principal combustible. Y este arma es clave para luchar contra la obesidad y la diabetes tipo 2.

El sóleo está situado en la parte trasera de la pierna, entre el talón y la corva de la rodilla, y debajo de los gemelos, de tal forma que a veces se confunde con estos músculos. En conjunto, supone apenas en 1% de toda la musculatura humana. Entre sus funciones se encuentra el mantener de pie a los humanos y llevar a cabo todos los movimientos que permiten al cuerpo desplazarse caminando o corriendo. El sóleo, según los expertos, es además un músculo que apenas se fatiga en comparación con el bíceps, los dorsales o cualquier otra parte del sistema musculoesquelético.

El investigador de las características del sóleo que permiten bautizarlo como 'músculo especial' fue Marc Hamilton, responsable del laboratorio de Investigaciones Metabólicas de la Universidad de Houston. Su carrera se ha centrado durante años en el metabolismo humano y, en especial, en sacar a la luz los daños que el sedentarismo causa en la salud de las personas. Sobre todo, por la obesidad y la diabetes. Hamilton, por ejemplo, también ha analizado el descenso del metabolismo con la edad y sus consecuencias en la longevidad de las personas.

Nos sustituye la dieta

En 2022 presentó un estudio revolucionario. Según sus conclusiones, la activación del sóleo aceleraba el metabolismo como ningún otro músculo del cuerpo, ya que no consumía glucógeno, el combustible tradicional del resto de la musculatura, sino que recurría a los lípidos y la glucosa para poder trabajar. Según los datos que hizo públicos, el ejercicio centrado en ese músculo mejoró en un 52% la variación del azúcar en la sangre y los voluntarios que participaron en el trabajo de laboratorio experimentaron un requerimiento 60% menor de glucosa, tres horas después de tomar una bebida con esa sustancia.

Todos estos datos se traducían en que el cuerpo consumía aquellas sustancias que son las que se encuentran detrás de la obesidad y la diabetes. Hamilton, de todas formas, insistió en que estos datos no implican que activar el sóleo puede sustituir a la dieta o el ejercicio, pero sí que ayuda a que se mejore el comportamiento del metabolismo y a luchar contra los efectos del sedentarismo.

Por ello, Hamilton creó una rutina para que ese músculo trabaje en el momento que más le preocupaba por los efectos en la salud: durante las largas horas en las que una persona pasa sentada en una silla en su trabajo o en un sofá viendo la televisión. Pensando en esa situación, el investigador inventó las denominadas sóleo Push Up (SPU, por sus siglas en inglés) y que se pueden traducir como flexiones de sóleo.

En principio, se trata de una actividad extremadamente fácil. Mientras se está sentado, basta con colocar las dos plantas en el suelo y elevar los talones, sin que los dedos dejen de estar en contacto con la superficie y con una ligera presión. Tras la elevación, hay que dejar caer los talones de forma controlada hasta volver a la posición inicial. Según Hamilton, debe hacerse de forma «dinámica y fluida» y con una cadencia de 60 veces por minuto. El experto asegura que si alguien se cansa mientras realiza las SPU debe pensar que las está haciendo mal y, por ejemplo, está utilizando también el cuádriceps u otros músculos para subir la parte trasera del pie, lo que es un error.

El investigador de la universidad de Houston también recomienda hacer una pequeña prueba para comprobar el poder del sóleo como 'músculo especial'. Si en la misma posición de sentado se eleva la punta de los pies, con el talón pegado al suelo, lo que comienza a experimentarse pasado un tiempo es cansancio en el tibial anterior, el músculo que se encuentra en la espinilla. Hamilton utiliza ese test para que la gente se conciencie de que el sóleo puede ser infatigable.

Equilibrio

A raíz de estos descubrimientos, numerosos entrenadores han comenzado a introducir en sus rutinas los ejercicios aislados para el sóleo. Porque esta parte del cuerpo también es clave, entre otras cuestiones, para poder mantener el equilibrio mientras caminamos o nos mantenemos en pie, por lo que fortalecerlo tiene más beneficios que perder grasa.

La SPU, en cierta forma, tiene el mismo efecto que caminar pese a no moverse de la silla. Según el estudio de Hamilton, estas flexiones pueden superar los efectos de un paseo y, además, mejoran el VO2 max, la capacidad aeróbica que mide la tasa máxima de oxígeno que el cuerpo puede consumir durante el ejercicio. En cuanto al número de flexiones que se deben realizar para percibir una mejora significativa en la salud, el doctor Hamilton lo deja a la voluntad de los deportistas sentados. «Si quieres pocos beneficios, haz pocas flexiones. Si quieres muchos, haz muchas flexiones», resume.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios