Borrar
Adobe Stock
Estoicismo pop: las frases de Marco Aurelio, Séneca o Epicteto que te ayudan en tu día a día

Estoicismo pop: las frases de Marco Aurelio, Séneca o Epicteto que te ayudan en tu día a día

¿Por qué una escuela filosófica de la Antigüedad se ha convertido en fuente de exitosos libros y manuales de autoayuda?

Julio Arrieta

Domingo, 14 de abril 2024, 00:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Mientras nada te satisfaga, tú mismo no podrás satisfacer a los demás». «Cuanto más valoramos las cosas que están fuera de nuestro control, menos control tenemos». «Corre siempre por el camino más corto, y el más corto es el que discurre de acuerdo con la naturaleza». Estas tres frases que parecen sacadas de un manual de autoayuda para ejecutivos estresados escrito por algún influencer de Silicon Valley fueron enunciadas en realidad en los siglos I y II por Séneca, Epicteto y el emperador Marco Aurelio, respectivamente. Y el caso es que hoy en día es casi más fácil dar con ellas precisamente en los libros de la sección de autoayuda que en los de Filosofía. El estoicismo, la corriente filosófica a la que pertenecieron los tres pensadores citados, está de moda. O por lo menos una versión pop del mismo, que ha sido abrazada como modelo de vida por personajes como los magnates Jeff Bezos y Elon Musk.

Libros con títulos como 'Sea feliz estoicamente', 'Estoicos en la oficina', 'Claves para una maternidad estoica' o 'El arte de vivir como un estoico' llenan los estantes, lo que probablemente sorprendería a Marco Aurelio, que escribió sus ahora tan populares 'Meditaciones' solo para él mismo, como se refleja en su título original en griego ('Cosas para sí mismo'), y ahora resulta que son un 'best-seller'.

La estoica fue una escuela filosófica fundada en Atenas a principios del siglo III a.C. por el filósofo chipriota Zenón de Citio, de cuyas enseñanzas apenas se conservan unos fragmentos recogidos por otros pensadores. El estoicismo de moda ahora es una versión reciclada y puesta al día a partir, sobre todo, del llamado estoicismo nuevo o estoicismo romano, posterior, y cuyos principales representantes son los tres mencionados al comienzo de este artículo junto con Musonio Rufo y Sexto de Queronea.

Así tuitean Marco Aurelio, Epicteto y Séneca

  • No te confundas. No divagues. No seas pasivo ni agresivo. No te dediques sólo a los negocios» (Marco Aurelio)

  • «La desgracia pone a prueba a los valientes» (Séneca)

  • «Si quieres mejorar, conténtate con parecer despistado o estúpido» (Epicteto).

  • «A veces, incluso vivir es un acto de valentía» (Séneca)

  • «Acoge los acontecimientos de cualquier manera que se produzcan: éste es el camino hacia la paz» (Epicteto)

  • «Si es humanamente posible, tú también puedes hacerlo» (Marco Aurelio)

  • «Concéntrate en lo que está bajo tu control, deja ir el resto» (Epicteto)

  • «Si un hombre no sabe a qué puerto navega, ningún viento le es favorable» (Séneca)

Simplificando mucho, los estoicos pensaban que los seres humanos no podemos controlar lo que pasa a nuestro alrededor pero sí podemos desarrollar la capacidad de controlar lo que pensamos o sentimos sobre lo que nos pasa. «Eran realistas sobre nuestros límites. Advertían que aunque desees intentar persuadir a los demás para que hagan lo que tú quieres que hagan, o que actúen como tú quieres que actúen, en última instancia esto escapa a tu autocontrol», escribe Brigid Delaney, periodista de 'The Guardian' y autora de 'Cómo dejar de preocuparte: ser estoico en tiempo caóticos' (ed. Paidós).

Tiempos convulsos

Delaney recuerda que Zenón y sus seguidores vivieron en tiempo convulsos, tanto o más que los nuestros, y supieron afrontarlos desarrollando un sistema de pensamiento basado en el dominio de las pasiones y el sufrimiento, la capacidad de aceptar las circunstancias inevitables tal y como se presentan, el cultivo de las virtudes y el «estar de acuerdo con la naturaleza». «El estoicismo me resultó increíblemente útil y sorprendentemente práctico», asegura Delaney.

Marco Aurelio y compañía vivieron en la Antigüedad «pero en muchos aspectos son tan parecidos a nosotros, y sus preocupaciones y ansiedades son tan modernas que siento que están solo a un suspiro», añade la autora. «Me doy la vuelta y puedo verlos».

Esto y el hecho de que sus razonamientos son sencillos y sus enunciados fáciles de descontextualizar sin alterar en exceso su sentido, facilita la actualidad de los antiguos estoicos. Muchas de las 'Meditaciones' de Marco Aurelio quedan ideales enviadas por whatsapp o Telegram y caben perfectamente en un tuit, como bien saben, por ejemplo, los administradores de perfiles de X como Daily Stoic (@dailystoic), casi 600.000 seguidores, que recurren a ellas casi a diario. Lo que no deja de ser sorprendente si se tiene en cuenta que se trata de los pensamientos del último de los conocidos como los 'cinco buenos emperadores' romanos, alguien que tuvo bajo su poder a la cuarta parte de la humanidad y que, entre otros 'problemillas', afrontó conflictos bélicos en la Galia, Germania y Asia.

«El rasgo más distintivo del estoicismo es su practicidad: se inició bajo la apariencia de una búsqueda de una vida feliz y con sentido. Por eso no resulta sorprendente que sus textos fundamentales sean ejemplos de claridad», insiste el biólogo y filósofo Massimo Pigliucci, autor de 'Cómo ser un estoico' (Ed. Ariel). «Epicteto, Séneca, Musonio Rufo y Marco Aurelio nos hablan con un lenguaje sencillo». Aunque, como advierte Pigliucci en su libro, «puede que el estoicismo, como cualquier filosofía de vida, no sea atractivo ni funcione para todo el mundo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios