Borrar
Central térmica de carbón de Datong, en China. JASON LEE/Reuters
COP27: Las renovables no frenarán por sí solas el cambio climático si Asia no abandona el carbón
COP27

Las renovables no frenarán por sí solas el cambio climático si Asia no abandona el carbón

cumbre del clima de egipto ·

Un informe de la Agencia Internacional de la Energía sobre el uso de este combustible fósil llama a los países más dependientes como China e India a abandonarlos antes de 2030

Martes, 15 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) publica hoy un estudio en el que analiza el uso del carbón como combustible empleado, esencialmente, para generar electricidad en una parte importante del mundo. A pesar de las emisiones de carbono y el consiguiente efecto invernadero que genera este combustible, las inversiones en este sentido no retroceden en economías tan relevantes como China, India o, en menor medida, Suráfrica o Indonensia.

«Lejos de disminuir, la demanda mundial de carbón se ha mantenido estable en niveles casi récord durante la última década. Si no se hace nada, las emisiones procedentes del carbón existentes, por sí mismas, llevarían al mundo al límite de 1,5 °C», adiverte el la Agencia en su informe. Así, concluye que las renovables por sí solas, a pesar de la pujanza y de la expansión que están experimetando, y que experimentarán gracias a los planes de inversión de súper potencias como la UE y EE UU, no serán suficientes para frenar el calentamiento global.

«Más del 95 % del consumo mundial de carbón se produce en países que se han comprometido a reducir sus emisiones a cero», sostiene el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol. «Pero si bien existe un impulso alentador hacia la expansión de la energía limpia en las respuestas políticas de muchos gobiernos a la crisis energética actual, un problema importante sin resolver -prosigue- es cómo lidiar con la enorme cantidad de activos de carbón existentes en todo el mundo».

Distribuación de minas de carbón en el mundo.
Distribuación de minas de carbón en el mundo. Agencia Interncional de la Energía

Para ofrecer solcuiones y estrategias que ayuden a transitar el camino de la descarbonización, el citado trabajo publicado hoy con motivo de la celebración del día de la energía en la cumbremundial del clima de Egipto, COP27 (titulado 'Carbón hacia la transición emisiones cero: estrategias para un cambio rápido y seguro'), la Agencia realiza lo que ha calificado como el análisis más completo publiado hastas la fecha de lo que se necesita para reducir las emisiones globales de carbón lo suficientemente rápido como para cumplir con los objetivos climáticos internacionales y, a la vez, apoyar la seguridad energética y el crecimiento económico de los países implicados. Nada más y nada menos.

Las centrales jóvenes en Asia, en el foco del problema

Entre los países aludidos de forma especialmente directa por el estudio están los países donde la dependencia del carbón es alta y las transiciones probablemente sean más desafiantes, tales como Indonesia, Mongolia, China, Vietnam, India y Sudáfrica.

Hoy en día, hay alrededor de 9.000 centrales eléctricas de carbón en todo el mundo, lo que representa 2.185 gigavatios de capacidad. Su perfil de edad varía mucho según la región, desde un promedio de más de 40 años en los Estados Unidos hasta menos de 15 años en las economías en desarrollo de Asia.

«Las instalaciones industriales que utilizan carbón son igualmente duraderas, y se prevé que en esta década se tomen decisiones de inversión que, en gran medida, darán forma a las perspectivas del uso del carbón en la industria pesada en las próximas», señala el trabajo de la Agencia Internacional de la Energía.

La juventud de estas centrales térmicas de carbón distribuidas en Asia especialmente en China, complica los objetivos de reducción de emisiones mundiales y de lograr una economía descarbonizada. «Si se operara durante la vida útil y las tasas de utilización típicas, la flota de carbón existente en todo el mundo, excluyendo las plantas que ahora se encuentran construcción, emitiría más que las emisiones históricas hasta la fecha de todas las plantas de carbón que han operado alguna vez», sentencia tajante el informe.

.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios