Descuentos del Black Friday en un comercio. / Ical

El pequeño comercio cuestiona el Black Friday: «No hay margen»

El sector ve esta fecha como algo propio de las grandes superficies y se ve abocada a hacer descuentos en un momento «muy malo»

Salamancahoy
SALAMANCAHOY

El presidente de la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco), Adolfo Sainz, traslada el descontento del pequeño comercio con el 'Black Friday', un modelo americano «impuesto» que «sólo beneficia» a las grandes superficies que llevan con descuentos y anuncios desde principios de mes. En este aspecto, señala que el sector espera a las navidades para aumentar sus márgenes de beneficios, fechas en las que pueden llegar a vender hasta el 30 por ciento de su campaña anual.

A pesar de que la fiesta de los precios del último viernes del mes de noviembre no agrada, Sainz recalca que el pequeño comercio también se ve abocado a sumarse y se harán descuentos en un momento «muy malo». «La situación económica es muy mala tanto para nuestros clientes como para nosotros porque asumimos una serie de costes que van a más-luz, materia prima e impuestos- y se vende muy poco porque la gente tiene mucha incertidumbre y la cesta de la compra ha subido muchísimo», indica a Ical.

En este aspecto, el presidente de Conferco precisa que los clientes optan por comer antes de que comprar textil u otros bienes de segunda necesidad, y resume la situación con una frase: «No hay dinero y la gente no llega a fin de mes».

«Este Black Friday habrá ofertas pero con poca ilusión porque nuestro margen es pequeño y no podemos competir con las grandes superficies»

En este aspecto, asegura que el pequeño comercio debería estar también subiendo los precios a los artículos para obtener un margen de beneficio acorde a las circunstancias del mercado, pero es «imposible» porque venderían aún menos. «Este Black Friday habrá ofertas pero con poca ilusión porque nuestro margen es pequeño y no podemos competir con las grandes superficies», reitera.

Esperan a la Navidad

El presidente de Conferco precisa que durante la Navidad el pequeño comercio sí vende, y agrega que las jugueterías registran sus ventas máximas anuales. Es por ello, que muestra su anhelo para que, dentro del contexto económico tan «malo» por el que se atraviesa, las navidades vuelvan a ser el momento de mayores transacciones del año. «Espero que Papa Noel y los Reyes Magos se acuerden de hacer sus compras en el pequeño comercio de Castilla y León», precisa.

Asimismo, señala que el sector vive en una continua «montaña rusa», ya que el pasado año el sector se vio afectado por la nueva variante del Covid y este año se atraviesa por una crisis «galopante».

«Los comercios de alimentación asumen el precio disparado de la luz derivado de las cámaras, de los escaparates y el precio de la calefacción, que ya la hemos encendido. Además hasta ahora no hemos vendido ropa de invierno porque el frío acaba de llegar. Atravesamos una situación muy dura», lamenta para precisar que el sector va de «crisis en crisis». Por último lanza un mensaje de esperanza, ya que considera que en Navidad aumentarán las ventas y el sector tomará algo de aire.