Borrar
Parte de los fondos expuestos en la habitación de las cajas de caudales. JM García
Salamanca estrena su cápsula del idioma con el legado de Carmen Martín Gaite

Salamanca estrena su cápsula del idioma con el legado de Carmen Martín Gaite

Los fondos de la escritora descansan en el CIE Usal y ocuparán parte de las cámaras acorazadas y cajas de caudales que se conservan del antiguo edificio del Banco de España

Félix Oliva

Salamanca

Viernes, 2 de febrero 2024, 17:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una figura mítica en el templo del español. La llegada del legado de Carmen Martín Gaite al Centro Internacional del Español (CIE-CIEUSAL) supone el espaldarazo definitivo al proyecto por el que la antigua sede del Banco de España se ha convertido en referente de una de las fortalezas de la Universidad de Salamanca, la enseñanza del idioma. Ahora, ese imponente edificio es también custodio de uno de los legados más importantes de la literatura, el de la escritora salmantina.

Más de 20 años después de su muerte, era imperdonable que estuviera sin resolver el lugar de descanso de su magnífico legado de más de 1.500 documentos. Se trata de 96 libros, casi 1.400 manuscritos y 4.700 fotografías, entre otros documentos, que la Comunidad asumió hace 18 años y que, ahora, gracias a un acuerdo entre la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento y la Universidad de Salamanca para los próximos 20 años, vuelven a la ciudad donde nació su autora.

El acuerdo dicta que permanezcan bajo la custodia de la Usal dos décadas, pero el rector de la universidad, Ricardo Rivero, ya ha puesto un plazo diferente a la estancia de la herencia literaria y vital de la escritora: «Agradecemos a la Junta esta cesión por 20 años, pero esperamos que se prologue para siempre», ha dicho. Nadie «en su sano juicio» pedirá que salgan nunca jamás de su casa, ha reconocido el salmantino y presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

Su legado descansa ya en un lugar muy simbólico y con un gran significado. El edificio está a muy pocos metros de donde nació la escritora, en la plaza de Los Bandos donde tiene desde hace tiempo una escultura que resiste a cualquier proyecto de rehabilitación, reforma o reconfiguración. Cuando se puso en mracha un proceso para decidir qué hacer con esta singular plaza, sólo hubo algo en lo que todo el mundo estaba de acuerdo: el busto de Carmen no se iba a mover.

Fotos: JM García

1 /

Cámaras acorazadas y cajas blindadas

Ahora, su legado ocupa un lugar de importancia en este templo del español. Cuando la Usal reformó el edificio para adaptarlo al nuevo uso, empezó a pensar qué hacer con un elemento característico heredado de su uso bancario: las grandes cajas y buzones de caudales. En el caso del CIE Usal, se decidió hacer algo relacionado con la gramática usando las cajas pequeñas y las cinco grandes.

De inmediato se pensó en usar la cámara acorazada para proteger los tesoros más importantes, como han hecho otras instituciones culturales. Las habitaciones blindadas iban a ser una futura cápsula del idioma donde se despositarían tesoros, pero no en moneda de curso legal, sino de palabras, frases y normas para hablar y escribir correctamente el idioma.

De momento, la sala de las cajas ha sido ocupada por una muestra permanente con fotografías y textos sobre la vida y obra de la escritora salmantina, comisariada por el profesor de Literatura Española e Hispanoamericana, Daniel Escandel, y por el periodista Ignacio Francia.

Con las otras pequeñas cajas habrá que ver qué se hace porque tienen un problema: no ha sido posible abrirlas. Las cajas de seguridad individuales, cerca de 300, requieren de dos llaves, una de los titulares y otra de la entidad. Si no se dispone de las dos, es imposible abrirlas. El objetivo es acceder a su interior y averiguar qué se ha conservado dentro. Ahora las cajas, todavía con su misterio dentro, son el escenario en el que se ha desplegado una vida de literatura como pocas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios