Borrar
Dani Alves, en el juicio por agresión sexual. EFE
Dani Alves seguirá en prisión el fin de semana

Dani Alves seguirá en prisión el fin de semana

El exfutbolista aún no ha conseguido el millón exigido como fianza para salir en libertad provisional aunque Hacienda le adeuda más de nueve

Ignacio Tylko

Madrid

Viernes, 22 de marzo 2024, 15:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Dani Alves deberá pasar el fin de semana en la prisión catalana de Brians 2 toda vez que sigue sin conseguir el millón de euros exigidos por la jueza para poder comenzar a disfrutar de la libertad provisional bajo fianza. El plazo para depositar ese pago concluía a las 14:00 horas de este viernes, aunque a última hora se amplió hasta las tres de la tarde a petición de sus abogados, pero el exfutbolista brasileño no ha podido reunir aún esa cantidad de dinero.

El miércoles, la sección 21 de la Audiencia Provincial de Barcelona hizo público un polémico auto mediante el cual concedía a Dani Alves la libertad provisional bajo fianza de un millón de euros. El brasileño, condenado el pasado mes de febrero a cuatro años y medio de cárcel por violación a una joven en los baños de una discoteca de la ciudad condal, pese a que la acusación y el Ministerio Fiscal solicitaban 12 y nueve años de prisión, respectivamente, cumplió este viernes 14 meses y dos días en la cárcel.

Además de la fianza, el tribunal también acordó la retirada de sus dos pasaportes, el español y el brasileño, la prohibición de salir del territorio nacional, y la obligación de comparecer en el juzgado semanalmente, así como cuantas veces sea llamado por la autoridad judicial. Asimismo, se le impuso la medida de prohibición de aproximación a la víctima a una distancia no inferior de 1.000 metros de su domicilio, lugar de trabajo y de cualquier otro lugar frecuentado por la misma, así como de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento, hasta que recaiga sentencia firme.

Desde que el tribunal comunicó su fallo, el entorno del futbolista trabajó a contrarreloj para tratar de conseguir ese millón de euros, un suma muy alta si se recuerda, por ejemplo, que la Audiencia Provincial de Navarra decretó la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros de los cinco jóvenes integrantes de 'La Manada', condenados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual.

Aunque se pensó que Alves no iba a tener problemas para hacer frente a ese pago, dada su extensa y brillante trayectoria como futbolista de primer nivel en Europa y también en la selección 'Canarinha', la tarea no ha sido nada sencilla por varios motivos. Para empezar, resulta que el brasileño tiene sus cuentas y bienes embargados por otro proceso judicial abierto en Brasil, y en el juicio ya reconocía que algunas de sus cuentas bancarias estaban incluso en saldo negativo.

En todo caso, Alves confiaba en poder conseguir ese millón de forma relativamente rápida, pero esa esperanza se le truncó de forma inesperada. Todo ello pasaba por el padre de Neymar, que ya ayudó a Alves a pagar la indemnización de 150.000 euros a la víctima para reparar daños, lo que le sirvió además como atenuante para reducir la pena.

Sin embargo, el padre de su compañero y amigo brasileño se quitó completamente de enmedio el jueves al asegurar que para su familia el asunto se acabó porque Alves ya había sido juzgado y condenado. Es más, insistió en que no quería que a Alves se le relacionara más con la familia Neymar a pesar a la relación tan cercana que tiene con su hijo, actualmente jugando en Arabia Saudí.

Juicio paralelo

Cerrada en falso la vía Neymar, los abogados del futbolista se pusieron en contacto de manera urgente con varias entidades bancarias a fin de obtener un préstamo destinado al pago de la fianza. Por una cuestión reputacional, encontraron el no por respuesta aunque intentaban utilizar como aval para lograr ese crédito los 9,2 millones de euros que Hacienda adeuda a Alves, vencedor en cuatro pleitos con la Agencia Tributaria por sus derechos de imagen durante su etapa en el Barça y el pago de los servicios de un agente FIFA. Los tribunales concluyeron que el jugador había liquidado de forma correcta esos derechos de imagen y también que fue el Barcelona quien abonó al agente para intentar renovar al futbolista sin que este tuviera conocimiento alguno de estas transacciones.

Según avanzó La Vanguardia, Hacienda, apremiada por la necesidad de Alves de acometer la fianza, dictó el miércoles una orden de ejecución de pago por 6,8 millones de euros. Pero ese abono puede tardar en llegar a las cuentas del jugador entre dos y cinco días. Los trámites no son tan sencillos, ni rápidos, y al menos hasta el lunes el jugador seguirá entre rejas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios