Borrar
Joselu celebrando el segundo gol. AFP
La fábrica de milagros del Madrid en la Champions

La fábrica de milagros del Madrid en la Champions

Con la de la noche del miércoles frente al Bayern, el conjunto blanco suma una nueva victoria épica para el recuerdo

Alberto Rubio

Madrid

Jueves, 9 de mayo 2024, 14:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Real Madrid lo volvió a hacer. Remontó de nuevo un partido clave en la Champions para mantener viva la leyenda. En el Santiago Bernabéu se han vivido épicas de todos los colores y formas. Partidos que parecían imposibles, rivales intratables o combinaciones absurdas para acabar venciendo de la manera más rocambolesca que se pueda imaginar. Como si la propia palabra remontada se hubiese originado en el barrio de Chamartín. La de la noche del miércoles frente al Bayern probablemente no sea la última de un listado muy largo de victorias inalcanzables para otros equipos.

2022, la Champions de las remontadas

El Real Madrid llegaba al Bernabéu después de perder en París por 1-0. Messi, Neymar y Mbappé lideraban a un PSG hecho para ganar la competición. En la vuelta y justo al final de la primera parte Mbappé adelantó a su equipo para poner el 2-0 en la eliminatoria. Sería un compatriota suyo quien mandaría a casa al PSG. Karim Benzema hizo los tres goles del Real Madrid, el primero en el minuto 61. Los otros tantos sucedieron en apenas dos minutos (76' y 78'). Con el 3-2 final el Bernabéu vivió la primera noche mágica de ese año.

Noticia relacionada

En cuartos de final llegaba el Chelsea con la etiqueta de campeón. Los de Tuchel llegaban con un 1-3 de desventaja de Londres, pero le dieron la vuelta a la eliminatoria con solvencia. Primero Mason Mount al cuarto de hora y Rudiger en el 51´ la dejaron en tablas. En el 75´, Werner firmó el 0-3, dejando helados a los aficionados merengues. Cinco minutos depués, Rodrygo, tras un centro con el exterior de Modric, hizo su primera aparición en la Champions de las remontadas (1-3). En la prórroga, con los ingleses de capa caída, otra vez Benzema cerró la eliminatoria (4-3).

Pero la remontada que más se recuerda fue en semifinales, ante el Manchester City de Guardiola. Los citizens eran los máximos favoritos para alzar la orejona con Haaland y De Bruyne como estandartes. El Madrid consiguió salvar el partido de ida con un 4-3 engañoso. En el Bernabéu, Mahrez abrió el marcador en el minuto 73. Otra vez necesitaban dos goles. Rodrygo, desaparecido hasta ese momento, firmó los dos tantos en el 90´ y con un remate de cabeza histórico en el 91´. Otra vez en la prórroga y otra vez Benzema. El Real Madrid cerró el pase a la final con la madre de todas las remontadas.

Los tres goles de Cristiano contra el Wolfsburgo

En la temporada 2015-16 comenzó la andadura de Zidane en el banquillo blanco. También fue la primera de las tres Champions consecutivas de los blancos. En los cuartos de final de esa edición se enfrentaron a un Wolfsburgo prometedor, pero que no dejaba de ser la cenicienta de la edición. Le puso en muchos problemas al Madrid, terminando la ida con un 2-0 en contra. A los de Zidane les tocaba remontar en casa. Un solo jugador, Cristiano Ronaldo, hizo tres goles para el recuerdo (15´, 17´ y 77´). Con la derecha, de cabeza y de falta. Un solo hombre para remontar ante los germanos.

En 2002, también al Bayern

El Real Madrid de los galácticos sufrió para sacar un buen resultado de Múnich ante el Bayern (2-1). Los alemanes llegaban a España con un resultado favorable, pero no se podían despistar. Ni las estrellas ni los costosos fichajes fueron los que sellaron la remontada. Dos jugadores de pocos galones pero muy queridos, Helguera (69´) y Guti (85´), realizaron el milagro en la capital (2-0). Aquella victoria fue clave para que en la final Zidane marcara una volea para la historia.

El cabezazo de Ramos

En el 2014 la final de Lisboa fue más madrileña que nunca. Atleti y Real se enfrentaron en un partido que será recordado por ambos, para lo bueno y para lo malo. Los rojiblancos fueron campeones hasta el tiempo añadido gracias a un gol de Godín. En el minuto 93, un corner centrado por Modric y rematado por Sergio Ramos arrancó de cuajo el trofeo a los de Simeone. Con el 1-1, en la prórroga los de Ancelotti fueron un vendaval con el Atlético totalmente entregado. El 4-1 final fue muestra de ello.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios