Borrar
Carlos Sainz, en el circuito de Sakhir en Baréin durante la última jornada de entrenamientos de pretemporada. AFP
Los Ferrari, improbables pero no imposibles rivales de Verstappen
Test en Baréin

Los Ferrari, improbables pero no imposibles rivales de Verstappen

Leclerc se llevó la última jornada de entrenamientos de pretemporada, con Sainz y Alonso centrados en acabar de poner a punto sus monoplazas de cara a la carrera de la próxima semana

David Sánchez de Castro

Viernes, 23 de febrero 2024, 20:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Aunque es difícil pensar en otra cosa que no sea Max Verstappen y Red Bull arrasando de mala manera en muchas de las 24 carreras que se van a disputar en el Mundial de Fórmula 1, hay un pequeño atisbo de esperanza en que no sea el reinado del de siempre el que provoque una nueva campaña anodina. En dos de los tres días de los entrenamientos de pretemporada en Baréin un piloto de Ferrari ha acabado en lo más alto, lo que invitaría a pensar que son los de Maranello los que podrían ponerles las cosas difíciles.

A su favor, cuenta con que tanto Charles Leclerc, el más rápido de la última jornada, como Carlos Sainz, han encontrado rápido el ritmo. Lograr una vuelta buena parece más fácil ahora que en 2023, cuando el SF23 era casi inconducible y había que pelearse con el coche más que pilotarlo. En este caso, el SF24 se ha mostrado mucho más dócil y situado por el sitio, sin llegar al nivel de ir casi sobre raíles como el RB20 de Verstappen, pero sí con potencial. No obstante, que nadie llame a la iglesia de Maranello para que repiquen las campanas. Ver a Guanyu Zhou con el Stake (el antiguo Sauber) tercero no es algo que vaya a ocurrir en las próximas carreras, salvo improbable recolocación de los astros a su favor.

La sensación generalizada en el paddock es que Verstappen no se llevó el último día porque no quiso. Todos tienen claro que, al menos en el primer tercio de la temporada van a ser los de Red Bull quienes se lleven la gloria en las primeras carreras. Aunque a favor de sus rivales está la fiabilidad… excepto en McLaren. Ha sido el equipo puntero que más problemas ha tenido para sostener su monoplaza, con varias horas en boxes para reparar o retocar ciertas partes de su coche. Algo que, por otro lado, es lo habitual en los test y para eso están. También para probar si realmente las alcantarillas están bien soldadas, que este viernes también tuvieron que se repasadas y paralizaron durante varias horas la sesión.

Con 71 vueltas para Sainz en un día en el que no buscó (ni pudo) una vuelta buena, el madrileño se despidió de los test con cierta satisfacción, ya que, al menos, el Ferrari de este año, el último que va a pilotar, le gusta. No es una pelea constante, sino un bólido con potencial. Buenas sensaciones que ahora se tienen que trasladar a la pista.

Alonso 'se descarta' por el título

Aunque no se puede decir que haya sido una pretemporada brillante y esperanzadora, dado que nadie ha enseñado sus cartas, Fernando Alonso remató la última jornada con 75 vueltas (dos menos que el primer día, cuando dio 77) y algunas dudas. No pudo (¿o no quiso?) completar una vuelta rápida en la 'happy hour' en la que todos pudieron bajar cronos, y se conformó con un mejorable octavo tiempo del día a ocho décimas del tiempo de Leclerc.

En la rueda de prensa que se celebró a mitad del día, Alonso fue claro de cara a sus opciones para esta temporada: 'piano, piano'. Tanto es así, que tiene claro que va a ser el mismo de antes quien conquiste el título. «Red Bull domina el deporte. Incluso el diseño este año ha sido una sorpresa. Solo hay que verles cómo van y de momento quitarnos el sombrero. Tras ver el coche creo que hay menos oportunidades de ganar una carrera este año», se resignaba.

¿Quitarse presión o certeza? Lo cierto es que sus declaraciones en primera persona -«19 pilotos sabemos que no vamos a ser campeones»- no dan muchas esperanzas, pero quien haya visto la Fórmula 1 en los últimos años sabe que hay lugar a la sorpresa. Que se lo digan a los ferraristas, que aún no se creen lo de Lewis Hamilton para 2025.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios