Borrar
Leo Rodríguez, con determinación, afrontó el partido de este domingo

Ver 31 fotos

Leo Rodríguez, con determinación, afrontó el partido de este domingo ÁLEX LÓPEZ
Liga Femenina Endesa-Semifinales, vuelta

Un Avenida de época y un Würzburg épico se unen para llevar con emoción al equipo a la final

Las salmantinas levantaron los 12 puntos de desventaja respecto al partido en Fontajau con un excepcional partido, basado en la aguerrida defensa, y en no perder nunca el miedo a tirar. Würzburg no solo respondió: engrandeció al equipo. La final, ante Valencia Basket al mejor de tres partidos (82-51)

Sergio Valdés

Salamanca

Domingo, 5 de mayo 2024, 19:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Son muchas las noches que el pabellón de Würzburg ha vivido con Perfumerías Avenida. De títulos, de remontadas, de victorias ante los grandes equipos de la Euroliga... pero la de este domingo tuvo una especial connotación. El equipo de Nacho Martínez ha conseguido pasar a la final de la Liga Femenina Endesa 2023/2024 después de tumbar al Girona de Roberto Íñiguez y de levantar la desventaja de 12 puntos que se trajo del pabellón de Fontajau. En un día épico, vibrante de emociones, y de una afición que es mucho más que de matrícula de honor, es única, las charras se han colado -cuando la situación era muy difícil- en la última eliminatoria del campeonato dando una lección de baloncesto, y de actitud. Porque este domingo no faltó nada de nada en Würzburg. Todo fue espectáculo. Y emoción.

Este jueves en Würzburg, el domingo en La Fuente de San Luis, y el jueves siguiente (16 de mayo) si fuera necesario, las charras buscarán su novena liga ante Valencia Basket.

Nacho Martínez apostó en el comienzo del partido por el mismo quinteto que perdió por 12 puntos en el pabellón de Fontajau el jueves. Es decir, el formado por Arica Carter, Antonia Delaere, Leo Rodríguez, Laura Gil y Sika Koné. Junto al banquillo perfumero estuvieron siguiendo el choque, y arropando a las suyas, la lesionada Mariella Fasoula y la exazulona, jugadora de Praga, Maite Cazorla.

PERFUMERÍAS AVENIDA

Arica Carter (16), Antonia Delaere (4), Leo Rodríguez (17), Laura Gil (16) y Sika Koné (13) -quinteto inicial- Olçay Cakir (3), Andrea Vilaró (-), Alexis Prince (8), Bernadett Hatar (-) y Lucía Rodríguez (-).

82

-

51

SPAR GIRONA

Sandra Ygueravide (7), Mendy (7), Nicholson (5), Magarity (6) y Marianna Tolo (-) -quinteto inicial- Marta Canella (3), Bertsch (12), Ainhoa López (-), Labuckiene (6) y Parra (6).

  • ÁRBITROS Germán Francisco Morales, Javier Ávila y Cristina Adán

  • PARCIALES 20-10; 23-15 (43-25); 18-18 (61-43); 21-8 (82-51)

  • INCIDENCIAS Partido correspondiente a las semifinales de la Liga Femenina Endesa, encuentro de vuelta disputado en el pabellón de Würzburg. Lleno, 3.000 personas. Sika Koné fue premiada, al inicio del partido, con el premio a mejor jugadora de la liga. El público del pabellón recibió con una sonora pitada al exentrenador de Avenida, Roberto Íñiguez. El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, asistió al partido.

El duelo empezó con tal intensidad que hubo que repetir el salto inicial después de que Ygueravide y Gil lucharan por él en pleno círculo central. Mendy abrió el marcador, y Koné se liberó para anotar el 2-2 plagado de energía física, por parte de los dos equipos, en los primeros segundos.

El Würzburg más volcado de los últimos años quería triunfo. Quería final. Quería apelar a la épica, a romper una lanza a favor de un equipo, un club, que tanto le ha dado y le sigue dando a la ciudad de Salamanca. Por eso el ruido, la animación, fue brutal desde los primeros segundos del partido de la jornada. Anotó Carter, lo mismo hizo Leo, y Girona puso un triple de Nicholson, el peligro de las visitantes por descontado, que impidió a las salmantinas irse mucho en el marcador. Mientras eso sucedía, las gerundenses no fueron tibias en defensa como sí pasó en el comienzo del partido del jueves. Y por eso las salmantinas se colapsaban en algunas jugadas si no encontraban a Koné cerca del aro.

Una sucesión de errores impidió anotar a los dos equipos durante un par de minutos, en los que también había que alabar la brutalidad defensiva, bien entendida, de Perfumerías Avenida. Canella empató a 10 el choque, con tres minutos por delante en el cuarto. Cakir sumó su primer triple en el primer ataque desde que ingresó en la pista, con poca permisividad arbitral en la zona defendida por Avenida. Y una genialidad de Carter (con un equipo charro con problemas para sortear la defensa catalana) colocó el 16-10 en el marcador.

Noticias relacionadas

Las rachas son cambiantes, eso sí, y un tiro en suspensión de Gil, a media distancia y sola ante un Girona más relajado atrás puso a las charras a +8. Íñiguez no se lo pensó y paró el partido a 40 segundos del final del cuarto.

El Würzburg más loco de la historia (venido arriba por todo lo que comporta el partido, y lo que le rodea), consiguió junto a Carter que, en la última jugada y sin buena posición, Avenida se fuera con un 20-10 de ventaja tras los primeros diez minutos.

La defensa de Avenida consigue un excepcional cuarto

Enchufado siguió Avenida en la salida del segundo cuarto, haciendo suyos los rebotes defensivos. Sika Koné, con dos tiros libres, puso los primeros 12 puntos de diferencia para las salmantinas que, además, tenían una consigna clara: no dejar tirar desde la línea de 6,75 a Girona. Y, en general, la dificultad de las catalanas para tirar al aro era notable, parecida a la que tuvo Avenida en la segunda parte del partido en Girona.

Pero en ataque también las salmantinas estaban lastradas de cara al aro hasta que Leo Rodríguez desatascó al equipo con un 2+1 que llevó la distancia a los nueve puntos a favor. Dos chapas de Hatar impidieron progresar a las visitantes, que tenían que recurrir al juego brusco en ataque para zafarse de un tensionado Girona, con Roberto Íñiguez reclamando a los árbitros constantemente acciones en pista. Conforme eso ocurría, Gil también cosechó un 2+1 que puso el 30-18 en el marcador. Las defensas mandaban, y la de Avenida era sublime, excelsa, increíble. Un triple de la eterna Leo Rodríguez supuso el 33-18 que le daba, virtualmente, la final a Perfumerías Avenida. Eso sí, con tres minutos por delante hasta el descanso.

Eso le permitió a las charras robar un balón (Andrea) y sumar otra canasta que llevaba la distancia a los 17 puntos para el conjunto azulón. El partidazo de Gil y Leo Rodríguez era de una clase sensacional. Gil anotó un triple, con tiempo, con paciencia, con la posibilidad de pensar cómo lanzar. Lo mismo que después hizo Arica Carter, más anárquica en esa faceta, pero sumando para el equipo igualmente. El ambiente fue, sin duda, el mejor de toda la temporada... y muy posiblemente el más ensordecedor en años. Nacho Martínez detuvo el partido a seis segundos del descanso, pero no cambió el marcador. Un brutal 43-25 tras 20 minutos lo decía todo: Avenida, en tromba hacia la victoria. Girona, descompuesto, pero nunca muerto.

Würzburg, increíble; el equipo, más

Estrenó el tercer cuarto Sika Koné con una canasta que llevó a 20 la distancias de las salmantinas sobre Girona. En esos números fluctuaba el emocionante encuentro, que incluso dejó un momento épico de showtime entre la excelsa Leo Rodríguez y Sika Koné, llevando ambas los galones del equipo salmantino junto a Laura Gil. Aunque todas, absolutamente todas, sumaban para las azulonas. El comienzo del cuarto fue tremendamente igualado por parte de los dos equipos, con reparto de puntos y un tiempo muerto de Nacho Martínez que, con 16 de ventaja, paró el encuentro para ajustar la salida a la pista de su equipo. Sin relajación en defensa. Sin parar. Con un derroche sensacional en todas las facetas de las azulonas.

Todo lo que en otros partidos se salía, o directamente no entraba en la canasta, este domingo se iba hacia adentro. La comunión entre equipo y grada fue absolutamente perfecta y, las jugadoras, se atrevían y buscaban con confianza el aro. El esfuerzo desde la grada también fue de matrícula de honor. Es más, en los tiros libres de Girona, Silvia Domínguez y Laura Gil le pidieron algo más, un poco más a la afición, para distraer a las de Íñiguez. Avenida jugaba muy bien al baloncesto, y Girona intentaba ocupar los resquicios que, en ataque, le dejaban las de Salamanca. Qué vibrante. Como lo fue el triple de Leo Rodríguez para cerrar un vibrante tercer parcial, antes de que Girona pusiera otro sobre la bocina. Con 18 puntos de ventaja se iba el equipo azulón al último cuarto.

Avenida apabulla a Girona y se mete en la final de la liga

Bertsch estrenó el parcial con un triple para Girona. Fasoula, en el banquillo, era la viva imagen de todos los aficionados: la de la emoción y los nervios a flor de piel. Prince, que siguió la tónica de tener menos minutos de lo habitual, también puso un triple en el marcador.

Se palpaba el nerviosismo. El choque era de Avenida, pero la exigencia marcaba ganar por, al menos 13 puntos. Con 12 se forzaba la prórroga tras un derroche físico excepcional de los dos equipos. En el palco, y presa de los nervios, el presidente perfumero se retiró para seguir el partido desde el interior del pabellón de Würzburg. Lo peor para las de Nacho Martínez fue que Laura Gil sumó la cuarta falta personal y jugó condicionada el final del choque. Pero apareció Prince también, para conseguir otro triple en una tarde épica para el deporte, y para la vida. Una canasta más puso a Avenida con 23 puntos de ventaja sobre las catalanas. La victoria, y el pase a la final, más cerca.

Girona no tenía más. Y Avenida estaba sobre una pista de patinaje directas a la victoria, y a la final de la liga. Carter, con otro triple, y Koné con una canasta tras capturar un rebote, sentenciaron a un apagado equipo catalán desarbolado ante la defensa azulona, y ante un pabellón legendario que buscará hacerse con la novena liga de su historia frente a un Valencia Basket que es un equipazo. El jueves, el primer punto de la final.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios