Borrar
Cristian Valle, aficionado de Ecuador de Perfumerías Avenida María Pedrosa
La vuelta al mundo por Perfumerías Avenida: desde Ecuador hasta Huelva para ver entre lágrimas a su equipo

La vuelta al mundo por Perfumerías Avenida: desde Ecuador hasta Huelva para ver entre lágrimas a su equipo

Cristian Valle nunca había visto al equipo de su vida en directo. Por fin llegó su momento, en las semifinales de la Copa de la Reina

Domingo, 24 de marzo 2024, 10:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Se imaginan dar la vuelta al mundo para conocer al equipo de su vida? ¿Se imaginan ser de un equipo de otro continente? No, no se lo imaginan, pero sí es posible. Cristian Valle ha atrevesado el Atlántico para llegar a España y más en concreto a Huelva, con el único objetivo de ver por primera vez en directo a su equipo, a Perfumerías Avenida, después de tantos años animando desde la distancia, aunque no en silencio, pues en las redes sociales no ha dudado en mostrar su apoyo al equipo salmantino.

En primera fila, con una camiseta de Silvia Domínguez, conseguida por uno de sus familiares que viven en España, admiraba -y digo admirar por como miraba el calentamiento de las jugadoras- el 'dribling' de Arica Carter, los triples de Andrea Vilaró, las canastas de Silvia Domínguez o la calma de Nacho Martínez. Él miraba, como tratando de creerse que sí, por fin estaba ahí. Por fin podía ver de cerca a Leo Rodríguez o Alexis Prince.

Móvil en mano, para capturar más allá de su memoria todos los momentos que hasta el momento sólo había podido imaginar, Cristian contaba a Salamancahoy lo difícil que había sido conseguir llegar a Europa y después a España. Ahora, su próximo objetivo es el de poder ir a Salamanca: «Ojalá pueda conseguirlo en las tres semanas que puedo estar acá».

Avenida, más allá de Europa

¿Cómo conoció a Perfumerías Avenida? «Sigo a muchos equipos y jugadoras en mi país y Perfumerías Avenida es una leyenda de Europa. Para mí son las mejores. Son estrellas. Cuando he llegado y las he visto de cerca casi lloro.», responde.

Él ama al baloncesto, es educador, entrena a niños pequeños y, además también juega, pero tiene devoción por el femenino, ya que es «más técnico», con «más estrategia» y «trabajo en equipo».

No pudo celebrar el pase a la final de las charras, pero seguro que se va satisfecho a dormir. Por fin ha vivido lo que siempre soñó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios