Borrar
Los chavales que han puesto un sofá en la calle para hacer cola. JM García

Dormir en un sofá al raso por ver el Unionistas-Barcelona: «Es por cumplir un sueño»

Multitud de aficionados de Salamanca hacen cola al raso durante toda la noche para comprar entradas del partido de Copa

Miércoles, 10 de enero 2024, 10:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hoy da igual si hay clase, en el Instituto o en la Universidad, hoy un punto concreto de Salamanca concentra la ilusión de conseguir una entrada para el histórico partido de Copa que enfrentará a Unionistas y el FC Barcelona. «Es por cumplir un sueño», dicen. Un sueño por el que vale la pena pasar la noche al raso o ingeniárselas para llevarse un sofá.

Mientras se espera la llegada del Barça desde Arabia, desde la medianoche del martes al miércoles, la oficina de Unionistas en el centro histórico ha visto la formación de una de esas colas que hacen época. Se vivió hace años para conseguir entradas del partido ante el Real Madrid y ahora se repite con el otro grande del fútbol español. A pocos metros de las Catedrales, decenas de personas hacen cola para conseguir uno de los poco más de 300 abonos que son el pasaporte para ver el partido en el Reina Sofía, prácticamente, la última oportunidad para vivirlo en directo.

Noticia relacionada

Allí están, de los primeros, un grupo de chavales que se han llevado hasta un sofá y que han pasado la noche entera esperando. «Llevamos en la cola desde las 11.30 de la noche esperando a las entradas», dicen los jóvenes, que son de Unionistas y vienen a por dos entradas para cada y algunas para otros amigos. Lo que les dejen adquirir.

Sobre el sofá, confirman la historia. «Nos lo hemos encontrado en la Rúa y lo hemos traído aquí para pasar mejor la noche, aunque con frío». Anoche aquí había 5,5 grados e incluso llovió un poco. En la cola la gran mayoría de aficionados tiene historias parecidas.

El pistoletazo de salida a esta loca carrera lo dio el propio club. En una serie de mensajes fue creando expectación sobre el aforo disponible para el histórico partido. «Ya somos 4️⃣5️⃣8️⃣5️⃣ socios, que tienen asegurada su entrada para el partido ante el @FCBarcelona_es. ¿Reabrimos o no?», decía uno de ellos.

A medianoche, el club anunciaba en sus redes que reabría la campaña de socios de forma excepcional y se montaba un revuelo importante. En principio, la venta es muy limitada. Sólo se podrá acceder haciéndose abonado, se sacan 310 abonos (hasta completar aforo de partidos habituales) y con venta en tienda.

Toda la noche en la cola

Ese anuncio fue el detonante de un movimiento imparable para conseguir uno de esos abonos que dan acceso al partido contra el FC Barcelona. A la una de la mañanana llegaban los primeros aficionados a la cola de la oficina del club en la Rúa Mayor, a la siete ya ocupaba un largo tramo de la calle y destacaba ese grupo de chavales del sofá.

«Por cumplir un sueño merece la pena», dicen más allá en la cola. La mayoría son jóvenes para los que hoy no hay clases, con excusas de lo más variopinta: el inicio tardío en la Universidad es una de ellas.

Muchos de los que esperan son de Unionistas, pero también de otros equipos, incluso del FC Barcelona. Esta es la vía para ver al equipo de sus sueños, que hace 25 años que no recala en Salamanca: la última vez fue el 7 de marzo de 1999 (1-4 en el Helmántico).

Recados para Xavi

Aquella fue la primera temporada de Xavi Hernández en el equipo blaugrana. Era un chaval de la cantera que empezaba a hacerse un sitio. Ahora regresa como entrenador, pero en un momento delicado y eso está en la mente de los aficionados y alimenta las esperanzas de dar la campanada.

¿Habrá sorpresa? «Por supuesto que la va a dar», dice uno de los chicos del sofá. «Se va a ir triste Xavi, se va a ganar», apunta, «después de esto va a ser la puntilla de Xavi», añade el más osado.

«Soy del Barça, pero veo muy factible que pierda», dicen en otro grupo. «Estamos aquí esperando para llegar a cuartos», aventura la afición salmantina ante un partido para el recuerdo. Motivación suficiente para pasar la noche al raso, sofá mediante incluso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios