Borrar
Mario Losada ante Davo en el Reina Sofía

Ver 62 fotos

Mario Losada ante Davo en el Reina Sofía JOSÉ MANUEL GARCÍA
Primera RFEF- Jornada 4

Tablas y sufrimiento de Unionistas en la batalla ante el Dépor

Unionistas y Deportivo empataron bajo la intensa lluvia en el Reina Sofía. Los charros acabaron con un hombre menos tras la expulsión a Slavy. Losada consiguió su primer gol

Sergio Valdés

Salamanca

Sábado, 16 de septiembre 2023, 23:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La fiesta del fútbol entre Unionistas de Salamanca y el Real Club Deportivo de La Coruña terminó en empate, quizá para no disgustar del todo a ninguno de los aficionados acérrimos de los dos clubes, quienes mantienen una excelente relación. Sufrió Unionistas de Salamanca, que terminó el partido con un hombre menos tras la expulsión de Slavy, y celebró Unionistas con rabia el gol de Losada que le dio al equipo la momentánea ventaja nada más comenzar la segunda parte. Los últimos compases del choque fueron agónicos para los de Ponz por el empuje visitante, pero al final consiguieron amarrar un punto en la batalla, con lluvia incluida, en el Reina Sofía.

El duelo comenzó con cambios en el once inicial de Dani Ponz quien, una vez más, cumplió la máxima que mantiene de que cada vez que no se gana hay que realizar cambios en la alineación titular. Ramiro Mayor y Héctor Nespral fueron de la partida desde el inicio por primera vez esta temporada, y también formó parte de la alineación inicial, respecto al choque ante la Real B, Jorge Rastrojo.

UNIONISTAS DE SALAMANCA CF

Pablo Cacharrón; Carlos Giménez, Ramiro, Erik Ruiz, Ekaitz Jiménez; Javi Villar (Manu Ramírez, 81'), Héctor Nespral (Jordi Tur, 69'); Álvaro Gómez (Adri Gómez, 81'), Rastrojo, Alfred Planas (Ewan, 69') y Mario Losada (Slavy, 58').

1

-

1

RC DEPORTIVO DE LA CORUÑA

Germán Parreño; Pablo Martínez, Diego Villares, Iván Barbero (Mella, 22' (Pablo Muñoz, 73')), Davo (Martín Ochoa, 73'), Cayarga (Valcarce, 58'), Pablo Vázquez, Hugo Rama, Balenziaga, José Ángel y Ximo Navarro (Paris, 58').

  • ÁRBITRO Fuente Martín, del colegio cántabro. Asistido en las bandas por Luna Do Carmo y por Álvarez Borbolla. Amonestó a Mario Losada (35'), Slavy (60' y 79'), Javi Villar (64'), Jordi Tur (83'), por parte de Unionistas de Salamanca, y a Pablo Martínez (52'), Valcarce (64'), Balenziaga (76'), Martín Ochoa (90') por parte del Deportivo de la Coruña.

  • GOLES 1-0, Mario Losada (46'). 1-1, Valcarce (61').

  • INCIDENCIAS Partido disputado en el estadio Reina Sofía de Salamanca correspondiente a la cuarta jornada del campeonato nacional de liga de Primera Federación. Lleno, 4.895 espectadores según los datos oficiales del club. La afición del RC Deportivo de la Coruña entró a través del nuevo acceso habilitado por la trasera de la grada este.

Ante un Deportivo de la Coruña acompañado de 800 espectadores en el estadio municipal Reina Sofía, recinto que estrenó el nuevo acceso a través del campo anexo para los aficionados visitantes, Unionistas de Salamanca comenzó con Ramiro, Erik Ruiz y Carlos Giménez cerrando en defensa junto a Ekaitz. Dani apostó por Giménez por el lateral derecho. Además, en la posición de extremos, Rastrojo y Alfred Planas acompañaron a Mario Losada, referencia arriba, y a Álvaro Gómez, que hacía las veces de mediapunta.

Noticia Relacionada

El duelo comenzó con intensidad por parte de los dos equipos y con varios acercamientos al área. Unionistas consiguió, en el minuto cuatro, llegar hasta el área del Deportivo tras una recuperación con mucha mordiente de Losada en el centro del campo, y gracias a la velocidad de Rastrojo, que ganó la espalda al defensa del Depor y sumó el segundo disparo a puerta del partido tras uno de Nespral que repelió la defensa coruñesa.

El conjunto charro salió a comerse a los visitantes. Tanto en intensidad como en dominio de balón. No conseguía el Depor la pelota, de momento, y era incapaz de hacerse con ella durante los primeros diez minutos de dominio de Unionistas de Salamanca. El peligro charro llegaba a través de la banda de Rastrojo, aunque todo el equipo ofrecía mucha movilidad para ofrecerse a los compañeros e intentar dar con el pase preciso que llegara al área defendida por Parreño.

Tres saques de esquina lanzó en los primeros trece minutos el Deportivo de la Coruña. Era, hasta ese momento, la mejor arma del equipo de Imanol Idiákez. La intensidad inicial se vio cortada por la lesión de Barbero, jugador del Deportivo, que provocó que se detuviera el partido. El ritmo cayó algo, con los dos equipos mostrando mucho respeto. El jugador del conjunto coruñés no pudo seguir y, tras una falta peligrosa en el borde del área botada por el conjunto de Idiákez, se efectuó el primer cambio del choque.

Intercambio de cánticos entre las dos aficiones hermanadas

Entretanto, el himno de la desaparecida Unión Deportiva Salamanca atronó en el estadio Reina Sofía de la capital salmantina a cargo de la afición blanquinegra, con todo el respeto por parte de la hinchada blanquiazul de A Coruña. El partido estaba en tablas. Ninguno de los dos equipos pisaba el área, parecía que habían decidido darse un tiempo para escuchar atentamente el intercambio de cánticos entre las dos aficiones. ''Unión solo hubo una'', y ''el Depor es de Primera'' sonaba como música de ambiente en estadio del barrio de San José en plena noche cerrada salmantina.

El balón, llegado a la media hora, se movía en el centro del campo y hasta la línea de tres cuartos. Hugo Rama disparó fuera de la portería de Cacharrón, y el colegiado fue increpado por la grada local por no pitar una falta cometida sobre un jugador salmantino en el campo propio de Unionistas. Era lo más destacado en el duelo. En materia de ocasiones, ninguno de los dos equipos gozaba de ninguna, si acaso algún disparo fuera del área a cuentagotas.

Pese a la ausencia de ocasiones claras, Unionistas trazaba un fútbol directo que le permitía llegar en pocos pases al área defendida por Parreño. Un centro al área desde el costado izquierdo estuvo a punto de rematarlo en el punto de penalti Mario Losada, pero el central coruñés mandó la pelota fuera. Lo siguieron intentando los pupilos de Dani Ponz, con un Losada que se descolgaba a recibir casi en el centro del campo y con aperturas a los costados para que Rastrojo durante el primer tramo de la primera parte, y Ekaitz y Planas en la segunda mitad del primer tiempo pusieran el esférico a la olla. Con cuatro minutos de tiempo añadido como consecuencia de la cantidad de parones que hubo durante el primer tiempo se llegó a un descanso que debía refrescar y clarificar las ideas de unos y de otros para llegar con mayor acierto al área. Partido largo dibujaron, durante el primer tiempo, los dos equipos.

Un segundo tiempo con gol de inicio de los charros

La segunda mitad empezó de la mejor manera posible para los intereses de Unionistas de Salamanca. Ekaitz, desde la izquierda y casi en el centro del campo, metió un balón bien colocado hasta el punto de penalti que no acertó a atajar Parreño en la salida; ahí estuvo más listo Mario Losada quien, tras el fallo del portero y anticipándose a su defensor, consiguió hacer el primero metiendo la pierna y haciendo un gol de delantero puro y duro desde el punto de penalti: en el sitio preciso, en el momento exacto. 1-0 nada más comenzar la segunda mitad y situación de cara para el club salmantino. Precisamente el equipo de Ponz ha sido el primero en perforar la portería del Deportivo de la Coruña esta temporada. Otro mérito más de los charros en su ya de por sí competitiva temporada.

Pero los charros querían más, no se conformaban. Rastrojo le hizo un sombrero a la defensa coruñesa para que Losada estuviera, otra vez, a punto de controlar y marcar un casi definitivo 2-0 en el minuto 55, pero no hubo suerte. Aunque el delantero con pasado en el Depor no paraba: las zancadas eran kilométricas y daba la sensación de que tenía mucha gasolina en el depósito, aunque Ponz apostó por meter a Slavy en lugar del jugador tras un gran partido, con gol incluido.

El Depor se sabía herido. Tanto el momento en el que recibió el gol como la forma en la que se produjo, con el error del portero a la hora de atajar el esférico. Pero ese tanto fue lo que necesitó el choque para que los dos equipos dejaran el orden y salieran al ataque con descaro. Fue el caso del equipo de Imanol Idiákez, que consiguió en el minuto 61 el empate a uno. Un centro desde el costado diestro lo remató, con maestría y libre de marca, Valcarce, con una perfecta definición. Tablas de nuevo pero con los dos equipos con mucha más intensidad de nuevo, con menos de media hora por delante en el cronómetro. Y con un juego más brusco, con mucho contacto. Varias amarillas se sacó del bolsillo el colegiado, Fuente Martín, para tratar de que el choque no se le fuera de las manos en exceso.

Después de unos minutos de locura, los cambios volvieron a frenar el ritmo del partido, eléctrico por momentos. Y la lluvia apareció también para darle ese punto de romanticismo y de guerra al duelo, que seguía con el 1-1 en el marcador cuando restaban 15 minutos para llegar al minuto 90. El aguacero que cayó, tal y como había informado la Agencia Estatal de Meteorología, empezó a causar efecto entre los jugadores, con fallos a la hora de llegar a las disputas y con resbalones. Los últimos diez minutos eran de infarto, y más con la lluvia incesante.

Slavy, que perdió la titularidad este sábado, se llevó también otro varapalo. El delantero recibió la segunda tarjeta amarilla y acabó en el vestuario expulsado del partido por una falta casi en el centro del campo sobre el Deportivo. Aunque fue protestada por la grada, en el césped no lo fue tanto. Mientras, los visitantes se hicieron con el control del balón y todo el desarrollo del partido se centraba, en esos minutos finales, en el campo de un Unionistas de Salamanca con un hombre menos. Hugo Rama tuvo en sus botas una buena falta que Cacharrón despejó con una buena parada. Y tras eso, un córner. Y el Depor se mantenía, al término del partido, como el dominador del choque, sometiendo más a los charros, que perdieron ese descaro y chispa por el desarrollo del duelo.

El Depor no paraba. Una falta lateral acabó en remate al palo de uno de los jugadores vestidos de amarillo canario. El sufrimiento para los de Salamanca iba en aumento, y más cuando el colegiado señaló los ocho minutos finales de tiempo añadido. La imagen del final del partido era clara: si Unionistas quería el punto, tenía que sufrir y estar certero en defensa ante la calidad de los visitantes, y esperar que Ewan pillara algún balón para intentar adelantar de nuevo a su equipo. Y lo intentaron los charros con una falta y algún saque de banda para intimidar a los de Idiákez, pero hasta el eterno tiempo añadido terminó. Con 1-1, y con una emocionante y vibrante segunda mitad entre dos equipos rivales, pero bien avenidos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios