Borrar
Los jugadores de Javi Hernández, antes del encuentro de la Copa del Rey ante el Melilla

Ver 46 fotos

Los jugadores de Javi Hernández, antes del encuentro de la Copa del Rey ante el Melilla ÁLEX LÓPEZ
Fútbol sala-Tercera ronda Copa del Rey

Unionistas Fútbol Sala roza la historia, pero cae de la Copa en la última jugada

Los de Javier Hernández perdieron (4-5) en la última acción del partido gracias a un gol de Nico, que llegó después de que Unionistas Fútbol Sala empatara el partido a 4. Ambientazo en La Alamedilla que acabó en ligera decepción

Sergio Valdés

Salamanca

Miércoles, 18 de octubre 2023, 22:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Unionistas de Salamanca de Fútbol Sala estuvo a un paso de hacer historia en el futsal salmantino. Los de Javier Hernández cayeron derrotados por la mínima (4-5) ante el Melilla en la tercera ronda de la Copa del Rey. Los blanquinegros, tras una estelar primera parte, cayeron derrotados en la penúltima acción del partido después de que el Melilla remontara un 3-0, y de que los salmantinos lograran empatar el duelo a 4.

El conjunto de Javi Hernández comenzó el partido apretando y llagando a la portería local con soltura, aunque en la segunda parte el guion cambió y con el marcador en contra, el conjunto de Melilla apretó de lo lindo, con una sucesión de ataques que lograron empatar el partido contra un conjunto, el salmantino, con toda la energía física derrochada durante el partido. Osawa puso, a falta de dos minutos, el 3-4 que le dio la vuelta al partido.

UNIONISTAS DE SALAMANCA FÚTBOL SALA

Viti; Berti, Sergio Hernández, Daniel Martín, Sergio Moreiro -cinco inicial- Pablo Montes, Alejandro Marcos, José Manuel Galán, Álvaro Morales, Dalmiro Martín, Diego Prieto y Cristian Bernal.

4

-

5

CD MELISTAR MELILLA

Gonzalo; Yiyo, Nico Rolón, Spellanzon, Wallace, Iván, Javilillo, Masa, Nacho Gil, Pablo, Salvador, Vitinho, Claudio y Kiko

  • ÁRBITROS Rubén Miguel y Jesús Montero. Amonestaron a Pablo Montes (17' y 34').

  • GOLES 1-0, Berti (2'); 2-0, Yayo (7'); 3-0, Morales (13'); 3-1, Spellanzon; 3-2, Yayo,p.p.(33'); 3-3 Spellanzon; 3-4, Osawa (38'); 4-4, Morales (39'); 4-5, Nico (39').

  • INCIDENCIAS Partido de los treintaidosavos de final de la Copa de Rey de fútbol sala disputado en el pabellón de La Alamedila ante unas 1.000 personas. La concejala de Deportes, Almudena Parres, y el portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento, José Luis Mateos, estuvieron presentes en el palco

Los charros comenzaron con la primera ocasión del partido a su favor. Un disparo raso cruzado de Dani Martín que se estrelló en el poste; no dejó Unionistas de apretar e intentar conseguir el primer gol del encuentro: a la media vuelta, aunque sin ángulo, Sergio Hernández mandó otro balón al poste.

Berti, en el minuto dos y medio de la primera parte puso el primer gol del partido a favor del conjunto blanquinegro. Un disparo con el portero fuera del área que se coló entre las piernas del meta, y se coló directamente en la portería defendida por Gonzalo, vestido de color canario. Era el 1-0 en La Alamedilla, entregada al choque, y con un aforo muy superior al registrado en el partido anterior ante el Cáceres.

Yayo tuvo otra. Desde su campo mandó un balón hacia la portería melillense, aunque el esférico se perdió por la línea de fondo. Pasados los cinco primeros minutos de choque, el partido cambió y era el Melilla el que tenía la iniciativa. Los visitantes tuvieron dos buenas oportunidades ante Viti, el portero de Javi Hernández.

No tardó el equipo charro en anotar el segundo. En el minuto siete de partido, Yayo de cabeza, después de la ocasión que había tenido, puso el 2-0 que puso más tierra de por medio a favor del conjunto blanquinegro. Los de azul, conscientes del mal parcial en los primeros diez minutos de choque, buscaron apretar ante una cerrada defensa blanquinegra. Tuvieron numerosas ocasiones, sobre todo a través de Clau, quien gracias a su poderío físico se hizo hueco entre la defensa melillense. Nano, entre tantos ataques visitantes, cayó lesionado en el terreno de juego. Se tuvo que retirar y entró en su lugar Morales.

El dominio en cuanto al esférico trataba de ser del Melilla, pero Unionistas Fútbol Sala estaba muy bien cerrado atrás. Nico Rolón tuvo otra oportunidad, un mano a mano ante Viti, que el portero local despejó con una buena parada. Los de Javi Hernández mostraban intensidad y carácter, y no daban ni un centímetro de más a los de Melilla, que empezaban a verse superados.

El marcador continuó agrandándose a favor de los charros, superiores en efectividad al equipo de Segunda División. Morales, en el minuto 13, puso el tercero según le llegó el balón en el segundo palo. Una definición perfecta y sin oposición que supuso un importante 3-0. El Melilla no daba las mismas facilidades que ofreció el Cáceres en la segunda ronda de la Copa del Rey, pero miraba con gesto preocupado el marcador cuando el choque llegó al minuto 15.

El técnico del Melilla paró el partido por segunda vez a tres minutos del final. El derroche físico de los salmantinos era de enmarcar, y también la magistral actuación de Víctor Fernández ''Viti'', el portero local. Cristian Bernal, en el minuto 18, volvió a lanzar un esférico al poste de la portería visitante. Tercer palo del partido, y 3-0 en el marcador. Un repaso espectacular que levantó a La Alamedilla y el público respondió con una atronadora ovación. Cristian, Dani Martín y Nano se retiraron lesionados al banquillo, y esa fue la única rémora de Unionistas de Fútbol Sala. Al descanso, el partido tenía un marcador abultado, favorable y justo: 3-0 contundente.

Segunda parte: locura, goles, y emoción

Con Viti, Moreiro, Dani Martín, Berti y Sergio comenzó Unionistas Fútbol Sala la segunda parte. Y con el Melilla desesperado buscando recortar diferencias en un partido muy desigualado a favor de los charros. Clau se sacó un zarpazo desde más allá de la línea del área que impactó en la escuadra de un seguro Viti. El partido aumentó la intensidad y, con ella, los decibelios en una enchufada grada, y también cabreada con la actuación arbitral en el inicio de la segunda parte.

El Melilla, con solo quince minutos por delante y un 3-0 en contra, apostó por meter a Nacho como portero jugador, para sumar un hombre más al ataque. Berti, a la contra, tuvo otra para matar el partido. El control de los de Javi Hernández era tal que renunciaron en parte al ataque para intentar cerrar al máximo nivel la defensa y que el Melilla no tuviera opciones. A falta de doce minutos para el final del partido, era inevitable pensar que un Primera División de fútbol sala podría llegar a Salamanca. Hace más de veinte años que un equipo del máximo nivel de este deporte no juega en Salamanca, tras la desaparición del histórico Sol Fuerza, conjunto que se extinguió con la plaza precisamente en la Liga Nacional de Fútbol Sala (Primera División).

El Melilla estaba volcado. De hecho, cada ataque se convertía en un rechace y en una acción de ataque de Unionistas de Fútbol Sala, que despejaba como podía un conjunto visitante sin portero. Pero Melilla apretaba mucho y sin cesar. Yayo, en propia puerta, anotó el 3-2 para que los visitantes recortaran distancias en un intento de rechace que acabó en las mallas. Antes, Spellanzon había puesto el primero con un disparo que acabó en las mallas de Viti. Con siete minutos por disputarse, la emoción era máxima en Salamanca. Aunque las complicaciones aparecieron: Pablo Montes fue expulsado y los charros defendieron durante dos minutos con un hombre menos, ante el asedio visitante.

En ese período Spellanzon anotó el empate, con un disparo desde fuera del área. La Alamedilla, lejos de quedarse enmudecida, animó con todo. Mucho estaban remando para morir en la orilla, puesto que la tendencia del partido era de un Melilla que crecía poco a poco. Pero Unionistas Fútbol Sala tenía mucho que decir.

Ataques constantes en un partido ya loco, para ambos lados. A falta de dos minutos, llegó un golpe para Unionistas de Fútbol Sala: Osawa puso el 3-4 tras una contra y después de una dejada excelente de Clau. Javi Hernández, lejos de renunciar a la victoria, sacó portero jugador y Morales, tras un pase del propio portero jugador, entró desde el segundo palo y anotó el 4-4. Delirio, locura, y un partidazo tremendo en La Alamedilla, a la altura del premio que se podía conseguir.

Pero la mala suerte se cebó con los charros, que en la penúltima jugada del partido, y con un disparo de Nico tras una jugada personal y una falta que se inventó el colegiado del partido, anotó el 4-5 después de que el balón se estrellara en el palo, tocara en Viti y se introdujera en la portería local. Desolación total y derrota que deja fuera de la Copa del Rey a Unionistas de Fútbol Sala con cierta crueldad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios