Borrar
Kate Middleton. Reuters
Kate Middleton, «feliz, relajada y saludable» en una tienda agrícola

Kate Middleton, «feliz, relajada y saludable» en una tienda agrícola

Varios testigos narran cómo vieron a la princesa de Gales este fin de semana en un establecimiento en el que estaba acompañada por el príncipe Guillermo

Joaquina Dueñas

Lunes, 18 de marzo 2024, 14:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Primero fue en el coche acompañada por su madre, luego junto a su marido, también en el interior de un vehículo, camino de una cita privada, y ahora, finalmente, hay testigos que han visto a Kate Middleton en una tienda agrícola. Así lo ha publicado 'The Sun' a última hora de la tarde. Se trata de un vídeo, grabado por una de las personas que se encontraban presentes durante la visita, en la que se puede ver paseando a la princesa de Gales acompañada de su marido en su «tienda agrícola favorita». «Feliz, relajada y saludable». Son las palabras con las que describían su visita junto al príncipe Guillermo a este establecimiento.

«Después de todos los rumores que habían circulado, me quedé atónito de verlos allí», ha dicho uno de los testigos. Y es que este encuentro se ha producido en medio de todas las especulaciones en torno a la gravedad de la dolencia de Kate y a la posibilidad de que exista una grave crisis en el matrimonio del heredero a la corona británica.

Parece que la princesa de Gales va retomando su día a día poco a poco antes de regresar a la vida pública que desde la casa real ubicaron después de Semana Santa y que 'The Times' ha fechado para el próximo 17 de abril. El periódico refiere fuentes del entorno más cercano a Kate para afirmar que será ese miércoles de mediados del mes que viene cuando haga su reaparición ante las cámaras.

En este sentido, un amigo cercano al matrimonio de su época universitaria ha señalado que «lo que está sucediendo es exactamente lo que dijeron que sucedería: pasaría dos semanas en el hospital y regresaría después de Semana Santa». Además, ha justificado la actitud de la princesa en las imágenes tomadas en sus salidas en coche: «¿Y qué si no la han empujado a saludar desde la parte trasera de un coche? Ella no es un pony de exhibición».

En todo caso, ha vaticianado que los príncipes de Gales «querrán ser claros y más abiertos, pero lo harán cuando se sientan preparados». «Veo probable la posibilidad de que la princesa hable de su recuperación en uno de sus actos oficiales. Cuando interactúan con el público se muestran abiertos, así que, si piensa hacerlo, será así como lo haga», han transmitido también desde el entorno de la casa real británica.

Pero ellos no han sido los únicos en pronunciarse. El tío de Kate, Gary Goldsmith, conocido por haber participado recientemente en el 'Gran Hermano Vip' inglés, ha explicado que lo que le pasa es «que está enferma». Sin ofrecer más detalles, ha aseverado que «tiene a las mejores personas cuidándola», descartando que el mutismo de su sobrina tenga que ver con infidelidades o problemas matrimoniales.

Quien sí ha mostrado su preocupación por la princesa ha sido el hermano de la malograda Lady Di. En una entrevista concedida a la BBC, el conde Spencer ha valorado que la atención mediática que tuvo que sufrir su hermana fue mucho «más peligrosa» que la que está viviendo actualmente la que habría sido su nuera, si bien se ha mostrado preocupado por «lo que ha ocurrido con la verdad», dada la proliferación de teorías y especulaciones en torno a la salud y a la vida de Kate que se han venido desarrollando en las últimas semanas.

Algo que no ha sucedido con el rey Carlos III que fue operado en la misma fecha que la princesa y en el mismo centro hospitalario, aunque con notables diferencias de comunicación. En el caso de la esposa de príncipe Guillermo, se conoció la operación una vez superada gracias a un escueto comunicado que hablaba de una operación abdominal sin más detalles. Por su parte, la intervención del rey fue programada debido a un agrandamiento benigno de próstata. Se le vio entrar y salir del hospital con naturalidad y, posteriormente, también le hemos visto ir a misa. Incluso ha grabado algún vídeo para estar presente en actividades a las que no ha podido acudir después de que fruto de aquella operación se le detectara un cáncer del que se está tratando en la actualidad.

Por su parte, a Kate Middleton no la habíamos visto desde diciembre y el cerrojazo informativo ha sido prácticamente total. Tanto es así que 'US Magazine' ha publicado una información en la que cita a trabajadores de la familia real que explican que «algunos miembros del servicio personal de Middleton no han podido verla ni hablar con ella, y ni siquiera sabían de la cirugía hasta que se anunció, por lo que los pilló por sorpresa. Sólo unas pocas personas saben lo que realmente está pasando y guardan silencio».

La cuñada de Harry considera que «tiene derecho a curarse y recuperarse sin toda esta especulación frenética», aunque la fotografía manipulada que envió a los medios con motivo de la celebración del día de la madre no hizo más que alimentar las teorías de la conspiración. Unas especulaciones que se incrementaron aún más ante la negativa de publicar la imagen original. Según la fuente citada por el 'US Magazine', «ella está tratando de no prestar atención a todos los rumores y polémicas» mientras que «Guillermo está haciendo todo lo posible para protegerla, pero está angustiado». «Está siendo un momento estresante para los dos, pero están hechos de un material fuerte y están resistiendo», zanja la citada fuente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios