Borrar
Kevin Spacey EP
Kevin Spacey, en el banquillo

Kevin Spacey, en el banquillo

Los dos días en los que el actor defendió su inocencia ofrecieron teatro y confirmaron la aparente gravedad de un solo caso

Iñigo Gurruchaga

Londres

Domingo, 16 de julio 2023, 11:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Dos jornadas en el banquillo del tribunal de Southwark, en Londres, han ofrecido imágenes diferentes de Kevin Spacey, el actor, dramaturgo y productor de cine y teatro, que es acusado de 12 delitos sexuales por cuatro hombres. El jueves lloró por su ruina y el viernes criticó a sus acusadores. Los denunciantes estaban en su veintena o treintena cuando se produjeron los hechos que alegan, entre 2001 y 2013.

En la sesión del viernes, la fiscal Christine Agnew recapituló una de las denuncias. Un Spacey que olía a alcohol y parecía desaseado cuando llegó a una gala para una recaudación benéfica, se le habría acercado al acusador en la trastienda del teatro, en el West End londinense, dirigiéndose a él con un lenguaje sexual explícito y agarrando sus genitales.

El actor afirma que no tiene recuerdo de haberlo conocido. «Por profundas relaciones personales, nunca me he dirigido ni me dirigiría a una persona de esa manera», añadió. «¿Entonces por qué le denunció?», preguntó la fiscal. «Dinero, dinero y más dinero», repuso el actor, que la víspera, a preguntas de su letrado, afirmó que está arruinado como consecuencia de la falta de trabajo y los gastos en abogados. Una prueba sería que algunos de ellos quisieron vender su historia a los periódicos.

Noticias Relacionadas

La fiscal le preguntó si le había agarrado la bragueta al denunciante. «Absoluto 'bollocks'», respondió el acusado. Esa palabra puede significar 'sinsentido' o 'cojones'. Agnew replicó: «Sí, es exactamente lo que le agarró.» «¿Me acusa de agarrarle los cojones?», dijo Spacey volviéndose hacia el juez, que le pidió que respondiese a la pregunta de la fiscal.

Ha habido un elemento teatral en las respuestas de Spacey en el banquillo, y alguna posible incoherencia. Al hombre que le acusa de haberle agredido en la gala dice no conocerle, pero al mismo tiempo que la rabia contra él puede ser una motivación de su denuncia. Tres de las supuestas víctimas le acusan de haber iniciado sus flirteos sexuales con un agarrón fuerte a los testículos. Él los describe como actos románticos y relaciones consentidas.

Caso grave

Su amigo y chófer afirma que, avanzando por la campiña inglesa hacia una fiesta organizada por el músico Elton John, Spacey le agarró el pene con fuerza mientras iba conduciendo. Spacey mantiene que tenían un juego sexual que no iba más allá que esos toques. Presentó como absurdo, por suicida, que apretase con fuerza los genitales de su conductor. Es la denuncia que más le duele. La describió como una puñalada en la espalda.

Otro acusado, al que conoció en un pub en la comarca de Oxfordshire, le acusa de iniciar el sexo cuando volvieron de beber durante tres horas con los amigos del denunciante. Afirma que le rechazó y le dijo que no quería relaciones homosexuales. Y que Spacey le pidió calma y, con expresión de pánico, se detuvo inmediatamente.

La acusación que parece más grave, la que podría llevarle a prisión, es la de un aspirante a actor profesional, que le pidió que fuese su mentor. Afirma que un día fueron al apartamento de Spacey, y que al cabo de un rato se sintió drogado y cayó dormido. Cuando despertó, alega que el actor estaba perpetrando sexo oral no consentido.

El artista americano afirma también que no lo recuerda, niega la escena que describe el denunciante y reconoce que tuvo múltiples relaciones sexuales de una noche en su casa. Añadió que las ha mantenido también con hombres que se declaraban como homosexuales, para señalar el posible arrepentimiento o turbación de este denunciante, tras mantener sexo que el actor afirma que fue consentido.

Presionado por la fiscal, reconoció ser promiscuo, pero que eso no le convierte en una mala persona. El protagonista de House of Cards o American Beauty, señaló al jurado, según el relato de 'The Times', que está seguro de que, con su fama, «podría haber tenido relaciones sexuales con mucha gente todo el tiempo, pero no las tuve».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios