Borrar
El príncipe Harry acudirá a visitar a su padre. EP

El príncipe Harry aterriza en Londres para estar al lado de su padre

La reina Camilla y el príncipe Guillermo compartirán la representación pública de la corona durante el tratamiento de Carlos III

Joaquina Dueñas

Martes, 6 de febrero 2024, 12:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La semana pasada, el rey Carlos III salía de The London Clinic tras someterse a una cirugía por agrandamiento de la próstata. Parecía que todo había ido como se esperaba y nada hacía presagiar el sobresalto que llegaría el lunes por la tarde, cuando la casa real británica hacía público que el monarca padece cáncer y que ya había comenzado ya con su tratamiento. Un tratamiento que lo mantendrá apartado de la vida pública, no así de las cuestiones de Estado y trámites oficiales. Después del comunicado oficial de palacio, el primer ministro británico, Rishi Sunak, ha querido tranquilizar a la opinión pública: «Afortunadamente el tumor ha sido detectado a tiempo». En la misma línea, las informaciones que recoge el 'Daily Mail' en las que el equipo médico del soberano habla de buen pronóstico.

En todo caso, se trata de un problema de salud suficientemente relevante como para que el propio Carlos III informara a sus hijos personalmente, incluido Harry, que vive con su esposa y sus hijos en Estados Unidos, y con quien la relación estaba prácticamente rota. El monarca los llamó antes de que la noticia se hiciera pública e inmediatamente el duque de Sussex se puso con los preparativos para viajar a Londres y poder así visitar a su padre en este delicado momento. Según 'The Telegraph', Meghan Markle permanecerá en California junto a los pequeños Archie y Lilibet, de cuatro y de dos años.

Aunque no se conoce la naturaleza del cáncer que le ha sido diagnosticado, el comunicado oficial hablaba de optimismo sobre el tratamiento que comenzó el mismo lunes. En este sentido, no está prevista la convocatoria de los consejeros de Estado, que reemplazan al rey en caso de incapacitación. Quienes sí que verán su agenda oficial más apretada serán la reina Camilla y el príncipe Guillermo. También seguirán en sus funciones la princesa Ana y el príncipe Eduardo.

Todavía no ha transcurrido un año desde la coronación de Carlos III el pasado 6 de mayo de 2023, cuando la reina se ve en la responsabilidad de representar públicamente a la monarquía británica compartiendo el peso de la corona con el heredero, el príncipe Guillermo. El duque de Cambridge canceló sus compromisos oficiales durante los días que sucedieron a la operación abdominal Kate Middleton para poder atender a sus hijos. Sin embargo, si su idea era poder dedicar más tiempo a su familia durante la convalecencia de su esposa, las circunstancias le han obligado a retomar su agenda mientras su padre se somete al tratamiento. Este mismo miércoles, 7 de febrero, reaparecerá en la una investidura en el Castillo de Windsor. Ya por la noche, acudirá a la gala de la London Air Ambulance.

Aunque está previsto que el monarca siga asistiendo a las audiencias semanales con el primer ministro, en caso de que el tratamiento se lo impidiera, sería su hijo Guillermo el encargado de sustituirle. Igualmente, es el príncipe de Gales es el primero para suplir al soberano en los eventos de importancia constitucional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios