Borrar
Cómo ponerte el cinturón del coche si estás embarazada

Cómo ponerte el cinturón del coche si estás embarazada

Colocar correctamente este elemento de seguridad de tu vehículo reduce en más de un 50% el riesgo de lesiones fetales grave

S. M.

Lunes, 6 de junio 2022, 17:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

¿El cinturón puede ocasionar algún daño a una mujer embarazada? ¿Hay alguna contraindicación para conducir? Ahora que en vacaciones son habituales los viajes por carretera, algunas mujeres embarazadas pueden tener dudas acerca de la conveniencia o no de ponerse al volante. Si el médico no lo desaconseja, se puede conducir con normalidadteniendo en cuenta una serie de consejos.

Las embarazadas deben abrocharse el cinturón de seguridad en todos los asientos del vehículo siguiendo unas normas muy sencillas, según indican desde la Dirección General de Tráfico (DGT). La banda inferior por debajo del abdomen, ajustándose lo máximo posible a la parte ósea de las caderas; nunca por encima del abdomen. La banda diagonal sobre el hombro, sin rozar el cuello, entre las mamas, sin apoyarse en ninguna de ellas y rodeando el abdomen.

Y sin holguras. Ninguna de las bandas el cinturón debe quedar holgada.

Eso sí, nunca se deben seguir las indicaciones de los foros de internet, ya que, tal y como subrayan desde la DGT, «podemos ver recomendaciones para las mujeres embarazadas sobre el cinturón de seguridad que son verdaderas ¡barbaridades! No haga caso».

Y, además, no se puede olvidar de regular el asiento y aumente la distancia al volante o al salpicadero según avance el embarazo. Tampoco se debe desconectar el airbag del asiento delantero. Eso sí, solo se deben realizar recorridos cortos, que la conducción sea relajada y no frenar bruscamente. Sobre todo, descansar a menudo y llevar ropa cómoda y zapato plano para conducir.

También es conveniente aumentar la distancia de seguridad para evitar maniobras bruscas y sobresaltos. Así como colocar el volante a unos 25 centímetros. En ese sentido, ampliar la distancia entre el asiento y el volante contribuye a evitar posibles lesiones en caso de accidente, por el contacto directo con la parte inferior del aro con el vientre de la mujer.

Asimismo, también hay que tener encuenta cierto trastornos relacionados con su estado (niveles de azúcar, piernas hinchadas, náuseas...), que pueden influir en su capacidad de conducir. Y, a partir de la semana treinta de embarazo, se recomienda viajar acompañada.

¿Cuándo debo dejar de conducir? No hay ninguna prohibición explícita en el caso de un embarazo saludable. En opinión del Dr. Sostoa, responsable de Ginecología del nuevo Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (CARS) de Seat, se trata de tener «sentido común» y dejar de conducir cuando una ya no se sienta cómoda. Por este motivo, es frecuente que la mujer deje de conducir en el último mes de embarazo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios