Borrar
Imagen de 'Star Wars: Historias de los Jedi'. RC
Qué ver en Disney | Crítica de 'Star Wars: historias de los Jedi': lo bueno, si breve

Crítica de 'Star Wars: historias de los Jedi': lo bueno, si breve

La técnica de la animación sigue siendo una buena aliada a la hora de expandir el universo de 'Star Wars'. Se estrena en Disney otro buen ejemplo en este sentido, una serie disfrutable al máximo si se conoce bien la saga

Viernes, 11 de noviembre 2022, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La expansión del universo de 'Star Wars' en la plataforma Disney+ cuenta con la animación como una importante carta con la que expandirse, un as en la manga que la compañía sabe sacar siempre a tiempo para suavizar el mosqueo habitual de algunos fans tradicionales de la saga que no tardan en viralizar en la redes sociales sus desavenencias con las nuevas producciones derivadas del universo creado por George Lucas, sobre todo cuando hay posibles cambios en el supuesto canon. Ya se ha lanzado en streaming varias series que no han contentado como se esperadaba al gran público ni a la crítica especializada, pero, por lo general, los dibujos animados -por infografía- sacan mejor nota que las versiones en imagen real -aunque 'Andor', creativamente, ha sido una sorpresa tras su moroso arranque y está creciendo sin parar-. Si Dave Filoni está detrás del lanzamiento, como productor ejecutivo, co-escribiendo y aportando ideas en la dirección, es más probable que el resultado final sea potable.

'Star Wars: Tales of the Jedi' confirma esta tendencia ofreciendo al espectador curtido en la materia -esencial no ser un profano para disfrutar de las referencias- un magnífico lote de seis episodios, de 15 minutos de media de duración, que despliega varias historias, a modo de cortometrajes, que conectan con la información que ya tenemos como histórico y profundizan en la toma de decisiones y el desarrollo como personajes de Ahsoka Tano y el Conde Dooku, dos maestros Jedi contrapuestos, aunque con puntos en común inicialmente. Ambos roles vieron la corrupción de la República, los errores de la Orden y decidieron desligarse, pero acabaron colaborando con diferentes bandos en la famosa Guerra de las Galaxias.

'Star Wars: Tales of the Jedi' se ve con agrado. Comienza con un capítulo con talante aventurero que presenta el origen de Ahsoka Tano. Su carisma incuestionable y sus habilidades ya asoman cuando la heroína es apenas un bebé, en el seno de la aldea donde tiene lugar su nacimiento. 'Vida y muerte', título del relato inicial, abre con buen pie la serie, cuya continuación, 'Justicia', presenta a Dooku, interpretado en su día en carne y hueso por Christopher Lee, en una misión que hace tambalear sus principios. El rescate de un rehén en un planeta perdido alimenta sus dudas sobre el Senado Galáctico, cuestión que se agrava en la siguiente entrega, 'Decisiones', donde resuelve otro encargo con un modus operandi que plantea ciertos dilemas éticos. Desde el otro lado de la pantalla somos conscientes de la oscuridad que va atrapando al personaje en la evolución de la monumental saga, donde la traición es una amenaza constante. En 'El Lord Sith' queda patente este conflicto, que estalla tras una estremecedora revelación.

Dos historias, dos Jedis

Los dos últimos capítulos, 'La práctica hace a la maestra' y 'Resolución', se centran de nuevo en Ahsoka -encarnada por Rosario Dawson en 'The Mandalorian', con serie propia prevista para 2023-, con aires de western y un último tramo impregnado por una épica sumamente edificante para los seguidores de la odisea espacial. 'Star Wars: Tales of the Jedi' sigue estéticamente la estela de 'La remesa mala', dirigida por el mismísimo Feloni, definida como una digna sucesora de 'The Clone Wars'. Presenta a un grupo de clones defectuosos que deciden no atender ciertas órdenes desde arriba sin cuestionarlas moralmente. El grupo de solados, cada uno con su peculiar personalidad, funciona muy bien, así como la relación entre ellos.

Recordemos que en 'Las Guerras Clon', la película, dirigida también por Filoni en 2008, prolífico donde los haya, Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano son enviados a resolver una peligrosa tarea. El Conde Dooku y sus secuaces intentan detenerlos. El filme explora un período de intensa batalla que transcurre entre el 'Episodio II: El ataque de los clones' y el 'Episodio III: La venganza de los Sith'. El estreno que nos ocupa podemos situarlo en este escenario, antes de la primera trilogía vista en cines (segunda estrenada en el espacio-tiempo).

  «Desde el principio sabíamos que queríamos utilizar la animación CG, gráficos por ordenador, de una forma no vista hasta entonces», explicaba en su día George Lucas, sobre la decisión de emplear el 3D, en la promoción de 'Star Wars; The Clone War'. «Creo que hemos acabado haciendo algo totalmente nuevo y diferente. Desde el punto de vista del estilo, una película basada en animación CG es muy diferente a una película con actores reales. La animación te abre todo un abanico de posibilidades. La animación es como un bloc de dibujo». Ciertamente, están explotando con sapiencia esta técnica, con un resultado artístico por encima de otras derivaciones en imagen real de la popular franquicia. No hay que dejar pasar 'Star Wars: Visions', que vió la luz en su día sin apenas promoción, a pesar de su interés y libertad creativa. Se trata de una antología de nueve cortometrajes en formato anime, basados en el cosmos de 'Star Wars'. Aunque irregular, cuenta con algunas piezas destacables, historias autoconclusivas e independientes. En 'Star Wars: Tales of the Jedi', que no sigue las premisas de los cómics homónimos aparecidos bajo el sello Dark Horse, también aparecen otros personajes reconocibles de la saga como, Qui-Gon Jinn, Mace Windu, o la maestra Yaddle, de la raza de Yoda y Grogu.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios