Borrar
Un parking del centro de Salamanca. SH
Las 45.000 plazas para aparcar en Salamanca gratis o en parking, en el centro y los barrios

Las 45.000 plazas para aparcar en Salamanca gratis o en parking, en el centro y los barrios

Aparcamientos disuasorios, parking públicos y la calle, en zona libre o azul: los precios y normas para estacionar en la capital ahora que ir al centro en coche se va a complicar

Félix Oliva

Salamanca

Sábado, 11 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aparcar en Salamanca sigue sin ser fácil para 65.000 vehículos empadronados en la capital y los miles que llegan procedentes de la provincia y los fines de semana con turistas. Y eso que son más de 45.000 plazas de aparcamiento de tipo público las repartidas por la ciudad, sin contar con las de viviendas y edificios privados, que muchas veces se quedan cortas.

Los problemas para estacionar se mantienen, como los del parking de Santa Eulalia, pero también se habilitan nuevas soluciones como el último aparcamiento gratuito en una zona muy demandada, el entorno de Würzburg con el pabellón y los insitutos.

En Salamanca, las opciones para estacionar son varias y dependen en dos variables: la distancia a la que queramos dejar el coche y el precio que queramos asumir. Cerca o lejos de donde queramos ir y gratis o pagando, existen alternativas.

En todo caso, hay que tener en cuenta que la ciudad cuenta con zonas restringidas a la circulación, el 1 de junio estrenará las cámaras de control de la ZBE y es necesario tener alguna autorización para entrar al centro, aunque si somos vecinos o vamos a un garaje o parking no debemos preocuparnos.

No obstante, aparcar para quienes acuden al centro no es sencillo porque muchos parking son difíciles de encontrar y, en la calle, es zona azul. Y también es difícil en algunos barrios como Garrido o zona Oeste donde el número de coches registrados multiplica por diez las plazas en cocheras o garajes.

Gratis

Aparcamientos disuasorios

En los últimos años han proliferado los aparcamientos gratuitos en superficie, que ahora se denominan disuasorios. Se pensaron como alternativa para aparcar sin llegar al centro y se han sofisticado. Se han digitalizado en los últimos años con la instalación de cámaras y sensores que contabilizan las plazas disponibles.

Esta información se ofrece en paneles repartidos por la ciudad con el ánimo de dirigir el tráfico hacia los que están libres. Además, los disuasorios tienen información de conexión con líneas de bus y alquiler de bicicletas, pero no puntos de recarga de eléctricos.

No obstante, los hay que están siempre ocupados o se llenan rápido y el sistema a veces falla, con lo que no es 100% operativo. En un futuro, una app con toda la información del tráfico incorporará estos datos.

Están repartidos por la corona del centro en algunos barrios. Los hay al otro lado del Tormes o cerca del Hospital, pero en general obligan a caminar unos minutos hasta la parada del bus más cercana. Totalizan 2.700 plazas con el último.

En el gráfico inferior se pueden ver los principales gratuitos dentro del sistema de cámaras y los de pago.

Pagando

Parking subterráneos

Los parking 'de toda la vida', catorce de rotación repartidos por toda la ciudad. El ayuntamiento regula las tarifas de buena parte de ellos que están en régimen de concesión. Están concentrados en el centro de la ciudad, el complejo hospitalario tiene dos y hay otros tres en el acceso al centro histórico.

El consistorio ha puesto en marcha un sistema para informar de las plazas disponibles en ellos, aunque todavía no se han sumado todos, pero sí la gran mayoría del centro y del Hospital. Totalizan unas 3.000 plazas entre todos.

ORA

La zona azul y verde

La zona ORA abacar un centenar de calles, más de 2.600 plazas, del sistema de estacionamiento regulado. En ellas se puede aparcar pagando una tarifa. El horario es de 9.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.00 horas de lunes a viernes, sábados de 9.00 a 14.00 horas; domingos y festivos es gratuito.

Hay zona azul y zona verde, que se diferencian en el tiempo de rotación: en la azul podemos poner ticket por un máximo de 2 horas y en la verde podremos permanecer hasta 5, pagando la correspondiente tarifa. La recaudación anual ronda los 2,7 millones de euros.

En las máquinas expendedoras hay que pagar el importe exacto porque no dan cambio. Están pendientes de actualizar y revisar, muchas están ya deterioradas y no permiten pagar con otros medios, ni registran matrículas... Existe una app para abonar el ticket de aparcamiento. Hay tarjetas de residentes con tarifas reducidas para aparcar a disposición de los vecinos de las calles en zona azul o verde.

En la calle

37.000 plazas

Es el grueso de la oferta de aparcamiento: las plazas disponibles en la calle para aparcar gratis. Están repartidas por todos los barrios, salvo los del centro y calles afectadas por la ORA. En tiempos había algunos reductos en calles del casco histórico, pero el control de accesos los ha eliminado todos. En total, se dispone de unas 37.000 plazas.

Además, la grúa se movió más de 9.000 veces durante el año pasado, aunque no siempre es para llevarse coches mal aparcados. Eso hay que tenerlo en cuenta porque un espacio libre, pero señalizado por un evento, puede costarnos el arrastre del coche. Además, dejar el coche bloqueando un garaje, en un cebreado o mal aparcado puede costarnos hasta 200 euros de multa.

El aparcamiento en la calle es libre en Salamanca, pero hay que tener en cuenta algunas particularidades. Según la normativa municipal, está prohibido mantener un vehículo estacionado en el mismo sitio durante más de siete días sin moverlo; la multa es de 60 euros (más el arrastre de la grúa) y es habitual que se vigile.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios