Borrar
José Luis Pérez, Hermano Mayor del Perdón.

Ver 13 fotos

José Luis Pérez, Hermano Mayor del Perdón. Álex López

José Luis Pérez, Hermano Mayor

Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón

«Tenemos que acatar todas las medidas y todo lo que conlleva la pospandemia»

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón busca afianzar el punto de inflexión que supuso su salida de la Catedral y el estreno de María Santísima de Gracia y Amparo.

Álex López

Domingo, 19 de marzo 2023, 19:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

El 8 de diciembre de 1944 se fundaba la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón, como filial de la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía. La hermandad siempre ha tenido como valores principales el perdón y la caridad, ayudando a los reclusos y sus familias. En la actualidad, se siguen rompiendo las cadenas de algún reo en su procesión, ya sea de forma simbólica o tras conceder el Consejo de Ministros el indulto pertinente.

La hermandad vive un proceso de grandes cambios en su patrimonio y en su desfile procesional, saliendo de la Catedral y terminando en el convento de Las Bernardas, hogar del Cristo del Perdón, en el barrio de Prosperidad, con el que la hermandad mantiene una estrecha vinculación. Se cambió el paso del Camino del Calvario por la imagen de María Santísima de Gracia y Amparo, que vería la luz el pasado año. Se da la circunstancia de que la hermandad tiene dos sedes, ya que Jesús del Perdón se encuentra en Las Bernardas durante el año y la nueva titular mariana se encuentra en la iglesia de San Benito, sede, a su vez, de la Hermandad Titular.

Noticias Relacionadas

Y es allí, en la iglesia de San Benito, en la hornacina situada en la parte alta del retablo, donde encontramos a José Luis Pérez, Hermano Mayor del Perdón, cruzando miradas con María Santísima de Gracia y Amparo. Su estreno dejó un buen sabor de boca tanto dentro como fuera de la hermandad, como así expresa a la hora de hacer balance del pasado año: «El balance para nuestra hermandad ha sido muy positivo. Salimos de la Santa Iglesia Basílica Catedral, con Nuestro Padre Jesús del Perdón saliendo por primera vez desde allí, y con María Santísima de Gracia y Amparo, que fue una apuesta de la junta de gobierno, creo que fue un punto muy fuerte para la hermandad. Fue un revulsivo y a la gente creo que le ha gustado bastante la imagen. Será un año que marcará a la cofradía».

Tanto es así que no habrá grandes novedades este año, ya que prefieren aprovechar el impulso cogido: «Buscamos sobre todo afianzar lo del año pasado. Estamos a ver si nos acaban de hacer una cruz de guía, unos guardabrisas que se intentarán poner al paso de Gracia y Amparo y una cruz que irá detrás de la virgen, pero no sabemos si para este año llegará. Pero nos centramos en afianzar y en mejorar los fallos que hayamos tenido el año anterior».

Problemas de participación

La Hermandad de Jesús del Perdón parece vivir un buen momento, pero son conscientes de que hay mucho trabajo por hacer. Al igual que en la Semana Santa en general, que adolece de falta de participación: «Hay que mejorarla en varios aspectos. Hay muchas veces que sólo vemos los cuarenta días de Cuaresma, pero es los 365 días del año. Hay cultos en septiembre, hay cultos en Navidad… Nosotros pedimos que la gente participe en la hermandad, cuando la hermandad hace un llamamiento. Así podremos ser más grandes y conseguir más metas».

Muchos de esos problemas se hicieron notar el pasado año tras la pandemia. Cabe hacerse la pregunta de si surgieron o se agravaron. José Luis no se esconde y reconoce que hay problemas que ya existían antes: «Nosotros ya arrastrábamos problemas en las cargas, por ejemplo. La pandemia apuntilló esos problemas. Creo que tenemos que intentar solucionarlos y acatar todas las medidas que podamos para que la gente acuda a cargar pasos, a salir de cirio y todo lo que conlleva la pospandemia».

Relacionado con solucionar esos problemas está el deseo del Hermano Mayor del Perdón para esta Semana Santa: «Crecer en hermanos de fila. Tener bastantes hermanos y que Nuestro Padre Jesús del Perdón y Gracias y Amparo fueran con cien hermanos alumbrándolos. Ese es el único deseo que tengo».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Noticia patrocinada

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios