Borrar
Pintadas y suciedad en el andamio-apeadero de La Alamedilla.

Ver 20 fotos

Pintadas y suciedad en el andamio-apeadero de La Alamedilla. SH

El andamio-apeadero del tren en Salamanca: pintadas y suciedad reciben a los viajeros

El acceso instalado tras derruir la estación de La Alamedilla lleva casi tres años puesto de forma 'provisional': piden que se limpie y mejoras mientras siga abierto

Félix Oliva

Salamanca

Miércoles, 19 de abril 2023, 20:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Lo que iba a ser una solución provisional se ha convertido en un acceso permanente que trae a los viajeros en tren hasta el centro de Salamanca donde se encuentan un andamio que hace las veces de apeadero lleno de pintadas y suciedad. Una situación que se prolonga desde hace casi tres años y que ha despertado las protestas en el consistorio y en el propio PSOE, que exige que se adecente mientras se vaya a usar.

El apeadero de La Alamedilla es un lugar privilegiado para los usuarios del transporte ferroviario. La presencia de este andén permite bajarse a unos cientos de metros del acceso al centro histórico de Salamanca y ahorrarse la caminata desde Vialia. No es una opción muy extendida porque sólo está disponible para algunos trenes desde Valladolid y Madrid, pero es ventajosa. Y a pesar de ello, su aspecto es deplorable.

El actual apeadero es provisional y está formado por una estructura de tubos, como la de los andamios. Trazan una pasarela en zig-zag cuyo tablero son chapas de aglomerado; los pasamanos son los propios tubos y se remata con redes de obra de color naranja. También se pintó un paso de peatones provisional, amarillo, para salvar el carril bici.

Se montó hace casi tres años, cuando se procedió a demoler el apeadero de obra que existía en el lugar, que está pendiente de ser reformado. Mientras llega el día, que se retrasa ya por tres años, el paso del tiempo le ha sentado mal a este acceso provisional. La pasarela está completamente llena de pintadas, que decoran todos los paneles. Además, está sucia y algunos de los tableros que forman el suelo se encuentran sueltos.

Ya en el andén, más pintadas en la escasa cartelería presente y en el murete que delimita la zona de llegadas. Sí que cuenta con iluminación led instalada en varios postes. En todo caso, impropio de una llegada a Salamanca; a pocos metros, este punto ferroviario cuenta también con un polémico paso inferior que constituye uno de los puntos del mapa del miedo de la ciudad.

Pendiente de proyectos

Su situación ha generado quejas por parte del Ayuntamiento de Salamanca, que exige que se terminen las obras previstas y se reconstruya el apeadero. El problema es que depende de la ejecución de un proyecto para elevar la altura e instalar catenarias para la electrificación. Adif y el consistorio se pasan la pelota y llevan meses para aprobar modificados.

Según Adif, se están abordando modificados que introducen mejoras. Estos proyectos responden a las necesidades trasladadas por el propio ayuntamiento y ya se ha iniciado su redacción, pero es que hace casi tres años, en julio de 2020, que se suspendió la circulación para, después, derribar el andén en agosto.

Sin embargo, la obra no sólo no se hace, sino que no se trabaja en el lugar. Hace años que está pendiente una mejora de este apeadero, que se comprometió con una inversión para bancos, iluminación o señalización, pero que se suspendió con los planes para la electrificación. Mientras llega el día, la primera imagen que se encuentran quienes llegan a Salamanca en tren y bajan allí es de pintadas y suciedad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios