Borrar
Tramo del empedrado que ha aflorado y detalle de sus adoquines. JM García
Un reventón revela una antigua calle enterrada 30 años en Salamanca bajo el asfalto

Un reventón revela una antigua calle enterrada 30 años en Salamanca bajo el asfalto

Una avería aflora tramos del antiguo pavimento empedrado del paseo de Torres Villarroel, oculto bajo la capa de asfaltado que se extendió encima

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 30 de noviembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Salamanca empieza a ser una más de esas ciudades en las que, en cuanto se proundiza un poco bajo la superficie, aparecen restos. El último caso ha tenido lugar esta semana a raíz del fuerte reventón que ha sufrido del paseo del Doctor Torres Villarroel que obliga a cerrar al tráfico esta importante arteria hasta el próximo lunes. El descubrimiento, que será efímero, es el del antiguo empedrado que tenía la calle hace 30 años.

La rotura de una tubería ha destrozado el pavimento de esta céntrica avenida, pero una vez se ha retirado la tierra arrastrada por el agua y los trozos de asfaltado ha aflorado una sorpresa: un empedrado impecable. Son varias las zonas donde la avería ha dejado a la luz el antiguo pavimento que tenía esta calle y que conservó hasta principios de los años '90 del pasado siglo.

Cuando la avenida se asfaltó, quedó debajo el antiguo pavimento que no debió ser retirado, al menos, no en su totalidad; la calle tiene una longitud de 265 metros. Al retirar el asfalto roto en el reventón se aprecian dos estratos de asfalto, dos capas de 5-6 centímetros de espesor resultado de los reasfaltados previos.

Según confirman fuentes municipales, lo aparecido se trata en efecto del empedrado que tenía la calle desde sus orígenes y que conservó hasta hace unos 30 años. Fue en 1993 cuando se le cambió su nombre original, paseo de La Glorieta, por el de doctor Torres Villarroel en honor a un poeta, escritor y catedrático de Matemáticas del siglo XVIII en Salamanca.

Trozos del antiguo empedrado bajo el asfalto roto en Torres Villarroel. JM García
Imagen principal - Trozos del antiguo empedrado bajo el asfalto roto en Torres Villarroel.
Imagen secundaria 1 - Trozos del antiguo empedrado bajo el asfalto roto en Torres Villarroel.
Imagen secundaria 2 - Trozos del antiguo empedrado bajo el asfalto roto en Torres Villarroel.

La calle mantuvo hasta la última década del siglo XX su característico adoquinado, que recibía a los viajeros que llegaban por el Norte y se extendía desde la plaza de Toros hasta la puerta de Zamora. Fue arteria de crecimiento de la ciudad a mediados del siglo pasado y su trazado se hizo siguiendo el de la antigua calzada romana de la vía de la Plata.

En aquel momento era parte de la N-620 por lo que fue el Estado el que se encargó de pavimentar la vía y lo hizo con este adoquinado que, por otra parte, fue muy habitual en muchas calles de Salamanca hasta finales del siglo XX e incluso más tarde, como ocurrió con San Pablo, que lo tuvo hasta 2010 y ahora vuelve a estar pavimentado con piedra.

Más restos en Álvaro Gil

En los próximos meses está previsto llevar a cabo una importante actuación en esta calle que va a ser uno de los tramos del LIFE Vía de la Plata, el corredor verde que atraviesa la ciudad de Norte a Sur. Según el proyecto inicial, se iba a plantar vegetación y se eliminarían algunos aparcamientos en un proceso de renaturalización similar al de otras calles del centro. El proyecto ha cambiado y, como se ha hecho en Gran Capitán, se colocará pavimento drenante sobre las plazas actuales sin reducir espacio para el aparcamiento.

No es la primera vez que aparecen restos de antiguas urbanizaciones en la zona. En la reforma de la calle Álvaro Gil, paralela a Torres Villarroel, se descubrieron restos de antiguas estructuras de canalización de agua que, una vez documentadas y fotografiadas, fueron vueltas a enterrar. Es muy probable que el viejo adoquinado de esta calle corra la misma suerte y sea cubierto otra vez por el asfalto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios