Borrar
La autovía A-62, con el tramo abierto en dirección a Salamanca. José Manuel García

Reabierta la autovía entre Salamanca y Valladolid y adiós a las obras hasta 2023

El tramo de 30 kilómetros que ha estado cortado se ha abierto al tráfico a falta de algunos detalles

Félix Oliva

Salamanca

Viernes, 4 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La autovía entre Salamanca y Valladolid ha vuelto a reabrir al tráfico en todo su recorrido al finalizar las obras de mejora en el firme que se iniciaron el 28 de septiembre. El tramo de 30 kilómetros que ha estado cortado a la circulación vuelve a estar disponible y se recupera la normalidad en este trayecto, que se había tenido que hacer en parte por la nacional.

La actuación está finalizada a falta de algunos detalles y se ha decidido poner una parte del tramo de nuevo en servicio de cara al fin de semana. Los conductores se han encontrado un firme en perfecto estado tras la reparación, necesaria porque la autovía estaba muy bacheada desde hace años.

El remate de la obra pone fin a la primera fase prevista, que se ha centrado en la calzada en sentido Salamanca y en los accesos a Aldeanueva de Figueroa, Pajares de la Laguna-La Orbada, Pedrosillo el Ralo-Gomecello y Castellanos de Moriscos-Moriscos. Estas salidas y la calzada han estado cerradas y ha sido obligado circular por la antigua N-620, lo que prolongaba el viaje unos 20 minutos y aumentaba la peligrosidad.

J. M. GARCÍA

Durante el tiempo que ha durado la actuación el tráfico que soportaba la nacional se ha visto muy incrementado al asumir la circulación de la autovía, muy superior a la habitual de la nacional. Se ha reforzado la presencia de agentes de la Guardia Civil en labores de vigilancia y control, pero la incomodidad de circular en una calzada única con vehículos en el sentido contrario era inevitable.

Más en 2023

A finales del pasado mes de septiembre, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) anunciaba el inicio de las obras en uno de los tramos de la A-62, la autovía entre Salamanca y Valladolid que usan miles de personas.

El tramo que se ha arreglado va desde el límite provincial con Zamora hasta el término municipal de Villares de la Reina y la actuación se ha completado en mes y medio. En 2023 está previsto hacer la segunda fase, en la calzada en dirección Valladolid. Es habitual que las obras paren en estos meses de climatología menos favorable.

La reparación era muy esperada porque la calzada está en mal estado y permanece desde hace años con señales que así lo adiverten. En el pasado ya se había actuado en otros tramos de este trayecto en las provincias de Zamora y Valladolid, pero faltaba el de Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios