Borrar
Los ganadores, el pasado lunes en la sede de la Junta en Salamanca. J. M. GARCÍA
Reproches entre el Gobierno regional y la oposición por el 'asalto' ganadero en Salamanca

Reproches entre el Gobierno regional y la oposición por el 'asalto' ganadero en Salamanca

Tudanca llama cobarde a Mañueco por poner en riesgo la «salud» de todos los ciudadanos y el «bolsillo» de los ganaderos y Vox condena «todo tipo de violencia» y hace un llamamiento «a la calma»

Jueves, 8 de junio 2023, 13:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El 'asalto' ganadero del pasado lunes a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca ha centrado hoy en Valladolid el debate político con reproches y condenas de unos y otros al respecto de la situación vivida en la capital charra y las reacciones de unos y otros a un protesta que dejó varios heridos y detenidos.

El secretario general del PSOE de Castilla y León y portavoz socialista en las Cortes, Luis Tudanca, llamó hoy «cobarde» e «irresponsable» al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por poner en riesgo la «salud» de todos los ciudadanos y el «bolsillo» de los ganaderos de salamanca por adoptar una medida «ilegal» como fue a su juicio intentar flexibilizar los controles sobre la tuberculosis bovina.

En una comparecencia en la sede de los socialistas de Castilla y León en Valladolid, tras la reunión de la Ejecutiva Autonómica, Luis Tudanca aseguró que en el próximo pleno de las Cortes preguntará a Fernández Mañueco por esta cuestión que consideró «indecente» y un «circo» para ver si tiene «a bien 15 días después» dar explicaciones de por qué a su juicio se niega a gobernar y por qué está empeñado en avergonzar a la Comunidad en toda España.

En ese sentido, el socialista censuró que después de una pandemia como la del COVID-19 en la que recordó murieron millones de personas, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, haya afirmado que se ha llevado «al extremo» la salud pública, ante lo sucedido con la resolución de la Junta sobre la tuberculosis bovina.

«¿Le importa algo al señor Mañueco la salud de los castellanos y leoneses? Parece que no», expresó Luis Tudanca quien lamentó que de nuevo la Comunidad se haya convertido en la «vergüenza nacional», los ganaderos se hayan visto utilizados por PP y Vox, se hayan provocado pérdidas de varios millones de euros y se haya puesto «en riesgo» la salud de todos.

Asimismo, el dirigente socialista criticó que Fernández Mañueco no se haya «dignado» a publicar un mensaje en Twitter, a los que destacó es «aficionado», para «dar la cara». «Nos olvidamos», dijo de eso, pero también de que actúe para «pararle los pies a la extrema derecha« o para que defienda a los funcionarios y veterinarios, que lamentó han sufrido «coacciones».

Tudanca celebró que de nuevo Europa y el Gobierno de España, como recordó hizo con el protocolo antiaborto, hayan frenado los planes de la Junta sobre la tuberculosis bovina, unas medidas «ilegales» e «irresponsables« para el PSOE que han sido suspendidas cautelarmente por la justicia.

Finalmente, el secretario general del PSCyL criticó que la Junta de PP y Vox primero intentara «acabar con los derechos de las mujeres» al plantear un nuevo protocolo para las mujeres embarazadas que quisieran abortar y ahora haya tratado en su opinión de «poner en riesgo la salud» de los ciudadanos.

Mañueco, del lado de los ganaderos y agricultores

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunció hoy que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural «trabajará» para solucionar la situación generada por la flexibilización o no de los movimiento por la tuberculosis bovina, siempre «dentro de la legislación comunitaria y nacional». «Así se va a realizar», sentenció Mañueco, quien consideró que la sequía es «el principal problema» del sector en la actualidad, al que comprometió su apoyo como «aliado» de agricultores y ganaderos».

«Ahí va a estar el Gobierno de Castilla y León. Encontrarán siempre en la Junta, tanto los agricultores como los ganaderos, a su principal aliado, alguien que estará a su lado», defendió, minutos antes de su participación en el IX Congreso Regional de Empresa Familiar.

A su juicio, el sector del campo atraviesa una «crisis por múltiples factores» y cargó contra el Gobierno central, que «no está entendiendo esos problemas, y especialmente de Castilla y León», contra el que hace, dijo, «una política de agravio contra los agricultores y ganaderos de la Comunidad en sus ayudas para compensar las pérdidas por la sequía».

Por ello, señaló que la Junta «trabajará en todos los ámbitos», una afirmación que esta mañana ha trasladado «por última vez» al consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, con el objetivo de «mejorar la situación del campo, de la mano del sector, que es algo crucial», pero siempre, insistió, «dentro de la legislación comunitaria y nacional».

El jefe del Ejecutivo acusó al Gobierno central de «no ser quien para dar consejos», prosiguió, tras la Ley del Sólo sí es sí, la rebaja de la malversación, la eliminación de la sedición y sus pactos con EH Bildu o los separatistas. «Nosotros hacemos una política útil, seria y eficaz en todos los ámbitos y lo seguiremos haciendo en el sector primario», aseveró Mañueco, quien reiteró que la Consejería está «especialmente preocupada» por la situación causada por la tuberculosis bovina y la sequía. «La Consejería seguirá trabajando con el sector para mejorar su situación», apuntó.

Podemos también atiza a Mañueco

Por su parte, el procurador de Unidas-Podemos, Pablo Fernández, ha calificado de «abominable» que el presidente de la Junta de Castilla y León, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, no haya condenado aún «el asalto de una turba de exaltados» a la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca «azuzado y promovido tanto por el Partido Popular como por Vox» y que el político de la formación morada ha comparado con «el trumpismo en su máxima expresión» en la Comunidad Autónoma.

«Es absolutamente vergonzante y vomitivo que ni el señor Mañueco ni el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, de Vox, hayan dicho absolutamente nada, que no hayan condenado el asalto de esa caterva de exaltados a la Delegación de la Junta, que no hayan defendido a los funcionarios y a los técnicos, a los veterinarios de la Junta de Castilla y León y que estén consintiendo toda esta situación que es terrible. Es absolutamente deleznable, deplorable», ha afirmado en concreto.

Y según ha avanzado el integrante del Grupo Mixto, que será el encargado de realizar la pregunta de control al presidente de la Junta en el próximo pleno, a falta de definir la literalidad del texto, versará «sobre el terrible problema de salud pública» en la gestión de la tubercolisis bovina que ha derivado, a su juicio, en una «crisis sin precedentes» por «la ineptitud, la irresponsabilidad y la incompetencia del Partido Popular y de Vox».

Fernández ha lamentado que el Partido Popular esté «arrastrado» por las «políticas de negacionismo sanitario» de Vox, en alusión al contenido de la Resolución de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural del 15 de mayo y suspendida de forma cautelar por el TSJCyL y que «es contraria a la normativa española y contraria a la normativa europea».

A esto ha añadido que la citada Resolución ha ido en contra de los criterios de la ciencia, de los criterios de los técnicos y de los funcionarios y de los veterinarios, en un hecho «insólito» e «insostenible».

«Es deleznable, es infame que este negacionismo sanitario de Vox y del Partido Popular pueda acarrear, además de la crisis sanitaria que estamos viviendo, multas para Castilla y León y que también pueda conllevar la pérdida de casi cuatro millones de euros para los ganaderos», ha añadido Fernández que ha acusado a los dos partidos en la Junta de haber hecho un «flaco favor» tanto a los ganaderos, en particular, como a los ciudadanos, en general.

En este punto, ha considerado «del todo vergonzoso» y «un insulto a los castellanos y leoneses» que el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, se mantenga en su puesto por lo que ha exigido su «cese fulminante».

«Que este inútil, que este inepto, que este incompetente, como es el consejero de Agricultura y Ganadería, que parece que está ejerciendo todavía de dirigente de algún sindicato agrario, que todavía esté en su puesto, es auténticamente deplorable», ha sentenciado.

Condena de Vox y llamada a la calma

Por último, el portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Carlos Menéndez, ha expresado este jueves la condena de su partido a «todo tipo de violencia», con una referencia expresa a «los sucesos violentos» ocurridos el pasado lunes en la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca durante una protesta de ganaderos que se saldó con once policías heridos y con una persona detenida.

En este sentido, Carlos Menéndez ha hecho un llamamiento «a la calma» y «a la serenidad» y se ha preguntado en voz alta «por qué a día de hoy el ministro Luis Planas no se ha reunido todavía con los ganaderos».

Menéndez ha asegurado también que su partido «no dará un paso atrás» en su defensa del sector ganadero de Castilla y León y en su «intento de flexibilización» de unos protocolos que, a su juicio, «condenan a la desaparición del sector» por lo que ha anunciado una PNL para instar al Gobierno que resulte de las elecciones generales del mes de julio a adoptar «las medidas necesarias para flexibilizar el Programa Nacional de Tuberculosis» que ve «más restrictivo» que el Reglamento Europeo, al que se ha referido como «muy laxo».

El objetivo de la iniciativa de Vox, que no se debatirá en el pleno de la próxima semana, es flexibilizar el citado Programa Nacional para que, a la vez que se garantiza la prevención de la expansión de la enfermedad y el saneamiento de las cabañas, «se eviten y minimicen los graves perjuicios para el sector ganadero derivado de la aplicación de prevenciones desproporcionadas y de máximos».

Menéndez ha defendido que la Resolución de la Junta de Castilla y León publicada el 15 de mayo y suspendida cautelarmente por el TSJCyL tras la Orden ministerial que limitó el movimiento de ganado de la Comunidad no fue un error ya que, según ha asegurado, «recoge las demandas de los ganaderos de Castilla y León» dentro de las competencias de la Consejería de Agricultura. «El hecho de que haya quedado cautelarmente suspendida es por cuestiones formales», ha afirmado.

Por otro lado, el portavoz del Grupo Vox también ha trasladado un «mensaje de tranquilidad» a los consumidores sobre la calidad y la sanidad de la carne de Castilla y León. «No hay problema, ningún riesgo sanitario o alimentario con el consumo de carne de Castilla y León», ha aseverado el de Vox que ha defendido en todo momento el trabajo de los ganaderos, «a los que se quiere demonizar», cuando «lo único que quieren es vivir de su esfuerzo y de su trabajo».

Menéndez ha aprovechado sus primeras palabras tras la Junta de Portavoces previa al pleno ordinario de la próxima semana para lamentar que desde algunos foros se esté tratando de «intoxicar» con afirmaciones de que Vox no condena la violencia, que sí ha condenado hoy de forma explícita.

En este sentido, se ha remitido al comunicado de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de esta misma semana en el que el departamento que dirige Gerardo Dueñas, también de Vox, condenaba «los sucesos violentos» del lunes.

Menéndez ha aconsejado consultar la hemeroteca para comprobar «si en algún momento» algún miembro del Gobierno Castilla y León perteneciente a Vox o algún miembro del Grupo Parlamentario Vox ha procedido a insultar a algún procurador de las Cortes, en alusión al procurador de Ciudadanos, Francisco Igea, que ayer llamó «fascista» a los de Santiago Abascal por «alentar» la protesta de los ganaderos.

«Nosotros no hemos venido aquí a insultar a nadie y no lo haré desde luego», ha aseverado Menéndez que ha reprochado a Igea que cuando tuvo responsabilidades de gobierno --fue vicepresidente en la anterior legislatura en Castilla y León-- dictó normas contra la libertad y contra los derechos fundamentales de los castellanos y leoneses que luego fueron declaradas ilegales e inconstitucionales por los tribunales.

«No lo vamos a aceptar», ha advertido el portavoz del Grupo Vox que ha recordado también a Igea que llegó a incumplir sus propias restricciones «sentándose en terrazas de bares a tomar algo con sus compañeros». «Lecciones ninguna», ha sentenciado Menéndez que ha rechazado asimismo las críticas del portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, que ayer se preguntó qué hubiera ocurrido durante la pandemia si Vox hubiera formado parte del Gobierno de Castilla y León o del Gobierno de España.

Menéndez ha asegurado en tono irónico que no habrían dictado tres estados de alarma inconstitucionales. Carlos Menéndez ha lamentado los insultos que, según ha relatado, han recibido los integrantes de Vox desde que llegaron al Parlamento autonómico y «que han derivado en ocasiones en señalamiento y en ataques o agresiones, por muy leves que hayan sido» tanto en Castilla y León como en el resto de España, y ha negado que los suyos hayan insultado a otros procuradores en las Cortes. «El Grupo Parlamentario ya le digo que no y aprovecho para que puedan recurrir a la hemeroteca», ha sentenciado al respecto.

Igea, también duro contra su exsocio de gobierno

El procurador de Ciudadanos, Francisco Igea, se ha referido este jueves al presidente de la Junta de Castilla y León, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, como un «cobarde patológico» y ha acusado al que fuera su socio de Gobierno de haber dejado a los funcionarios «a los pies de los caballos» mientras «unos señores les amenazan a garrotazos».

Igea se ha referido en concreto a la negativa ayer de los integrantes de PP y Vox en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural a condenar el «asalto» el pasado lunes de varios ganaderos a la sede de la Delegación Territorial de la Junta, la agresión a once policías nacionales y los daños materiales que «pagarán los ciudadanos».

«Lo sucedido ayer en estas Cortes forma parte de una de las situaciones más incomprensibles que se están viviendo en esta Comunidad», ha afirmado Igea que ha lamentado que el PP «del señor Feijóo» y Vox «de Abascal» se hayan negado a condenar tanto la agresión a los policías nacionales como «los disturbios, los destrozos y las amenazas» a unos funcionarios «desastidos» y «desprotegidos por la Administración pública».

Igea ha reprochado en concreto que los coordinadores de las campañas de saneamiento de la Junta no hayan contado «con el apoyo expreso» ni del presidente, ni del vicepresidente --Juan García-Gallardo-- ni del consejero de Agricultura y Ganadería --Gerardo Dueñas--, a los que ha acusado de «desautorizar de manera permanente» a los profesionales que se pronunciaron en contra de la Resolución de la Junta que flexibilizaba las medidas de lucha contra la tuberculosis bovina «mientras otros señores les amenazan con el grado de violencia que se vio el otro día en Salamanca», ha añadido.

Igea ha explicado que la primera obligación de un político es defender a quienes trabajan por la salud y ha criticado también que la Junta de Castilla y León no se vaya a personar como acusación tras los disturbios del lunes en Salamanca para zanjar: «Esto es Castilla y León hoy gracias al señor Feijóo».

«El problema que tienen los ganaderos en Salamanca, en Castilla y León, es que tienen una alta incidencia de tuberculosis. Y la tuberculosis no la cura el populismo, la curan los veterinarios», ha explicado el procurador de Ciudadanos en alusión a las declaraciones de Gerardo Dueñas cuando dijo que «quizás» se estén llevando al extremo los asuntos de salud pública, una afirmación «completamente inadmisible» para el liberal.

«¿Quién va a resolver mejor los problemas de la tuberculosis bovina que los veterinarios, el señor Gallardo, ese inútil al que al principio de la legislatura le advertí personalmente en su primera comparecencia de que esto que estaba haciendo iba a llevar a esta Comunidad a una situación inviable?», se ha preguntado Igea que ha zanjado su reflexión con una acusación directa al vicepresidente: «Ese inútil no sabe nada».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios