Borrar
Vista de Salamanca desde la línea de Fuentes de Oñoro a su paso por Tejares. Álex López
Los retrasos en Portugal y Salamanca que hipotecan la alta velocidad y el puerto seco

Los retrasos en Portugal y Salamanca que hipotecan la alta velocidad y el puerto seco

Tanto la electrificación en el lado español como la mejora de la línea de la Beira Alta en tierras portuguesas acumulan demoras de años que afectan al futuro del puerto seco y que postergan la alta velocidad

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 20 de mayo 2024, 20:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Como si de un contagio se tratara, dos de las obras básicas para la mejora de las conexiones ferroviarias de Salamanca arrastran una importante demora que afecta a futuros servicios e infraestructuras. Son cerca de tres años sobre las fechas previstas en ambos casos sin que se pueda atisbar la fecha final a pesar de los avances.

Así ocurre con la conexión entre la línea Salamanca-Fuentes de Oñoro y su continuidad en Portugal, la de la Beira Alta, cuya ejecución ha superado todos los plazos en ambos lados de la frontera hipotecando la futura alta velocidad para conectar Oporto y Lisboa con Madrid por Salamanca. Y que también complica la viabilidad del puerto seco de la capital, que tiene en su conexión con Portugal uno de sus principales argumentos.

La última prueba del impacto de los retrasos es el cambio de planes del gobierno de Portugal con respecto a su expansión ferroviaria. En su plan de 2020, el ejecutivo luso tenía un gran interés en un ramal por Salamanca para viajar desde Oporto y Lisboa a Madrid.

Sin embargo, hace unos días Portugal anunciaba que adelantaba los plazos para la conexión Lisboa-Madrid por Extremadura, donde hay tramos terminados y otros en obras. El ramal por Salamanca se mantendrá relegado en los planes de Europa y Portugal hasta 2050, en parte, por el retraso de la electrificación.

  1. Salamanca - Fuentes de Oñoro

    La electrificación, 7 años de retraso

Hace más de un lustro que se planificó la mejora de la línea entre Salamanca y Fuentes de Oñoro y su continuidad hacia Aveiro atravesando Portugal como parte de la red transeuropea de transportes. El proyecto tendría que haber estado terminado en 2020, pero posteriormente sufrió retrasos a 2021 y 2024; es una demora responsabilidad de gobiernos estatales de diferente color.

La última previsión es tener terminado todo en 2027, pero la ejecución de los proyectos no avanza con claridad. Los últimos avances son la conexión al sistema de comando de trenes de buena parte del trazado hasta la capital, donde han surgido problemas con los pasos elevados.

La instalación de las catenarias obligaba a modificar alturas de paso y a reformar el apeadero de La Alamedilla, pero no avanzan. Según los cambios solicitados por el Ayuntamiento a Adif, sólo dos de los pasos están afectados y no se solicitaron más cambios en el apeadero, que lleva cerca de tres años convertido en escombros.

  1. Beira Alta

    15 meses de retraso y sin terminar

La renovación de la línea de la Beira Alta acumula un retraso de más de un año sobre la fecha final prevista y todavía se desconoce cuando acabarán las obras. El proyecto fue lanzado a comienzos de 2017 y ha sido, durante años, una cuestión pendiente. Ahora mismo, acumula más de 15 meses de retraso.

Con la presentación del Plan Ferroviario Nacional se reiniciaron los trámites. En marzo de 2020 se lanzó el concurso para ejecutar las obras por valor de 53 millones de euros. Incluyen sustituir traviesa y balasto e incorporar nuevos sistemas de seguridad que permitan homologarlos con los europeos.

Tiene varios tramos y el principal, entre Pampilhosa y Guarda, cerró al tráfico en marzo de 2022, sobre el papel, para nueve meses de obras y una finalización prevista en enero de 2023. Antes, en noviembre de 2022, ya se anunció que no cumpliría y se marcó una nueva fecha, en noviembre de 2023, que tampoco se ha cumplido.

Además, ha provocado un efecto arrastre con el tramo Guarda-Cerdeira, 40 kilómetros, ya ejecutado por 9 millones de euros y terminado en septiembre de 2020 con año y medio de retraso. Sin embargo, ahora mismo no tiene casi tráfico por las obras en los tramos anteriores, lo que afecta directamente a la futura conexión con el puerto seco de Salamanca.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios