Borrar
Álex López

Salamanca alza la voz por los derechos de las mujeres y por las que ya no están

Más de mil personas han teñido Salamanca de morado reivindicando la lucha feminista

María Rivas

Viernes, 8 de marzo 2024, 21:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer.

Las calles céntricas de Salamanca se han teñido de color morado durante horas al compás de voces y cánticos con un mensaje claro: reivindicar a la mujer y continuar promulgando la lucha por la igualdad.

Entre centenares de carteles, también se han ondeado banderas de Palestina solicitando un alto al fuego y recordando a las víctimas de la guerra.

Tras un compendio de diferentes actividades enfocadas a visibilizar y fomentar el empoderamiento de la mujer, así como su relevancia en la historia y en la cultura, miles de personas se han citado a las 19:00 horas en la Plaza de La Concordia para recorrer las calles salmantinas en nombre de la igualdad.

El manifiesto leído este año en el ágora salmantina ha llevado por título «¿Privilegios de las mujeres?» y éste, ha estado enfocado en rebatir el érroneo y falso discurso que alega que las mujeres y los hombres están en igualdad de condiciones en el ámbito laboral.

Así pues, una a una, han ido enumerando situaciones a las que la mujer tiene que hacer frente en su día a día y que lejos quedan de acercarse si quiera a la deseada igualdad entre el hombre y la mujer.

«Nuestro criterio, conocimiento, profesionalidad, trabajo, forma de vivir, e incluso nosotras mismas todavía somos un problema para algunos», referían, a modo de denuncia.

Así mismo, también se ha recordado a las víctimas de asesinatos machistas y violaciones, «en 2018 llenamos las calles de sororidad en nuestro país por nuestra compañera que fue violada brutalmente por cinco hombres y que aún así se tuvo que enfrentar al mal criterio de los jueces», alegaban.

Han reiterado, además, los motivos que mueven la lucha feminista, como la paridad en los puestos de trabajo, por ser escuchadas, creídas y apoyadas o no ser cosificadas desde niñas, entre otros.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios